Parque Solar Elon Musk

Luces y sombras del parque solar que podría ser España según Elon Musk

El reto planteado por el multimillonario Elon Musk al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, para la construcción de un gran parque solar en España, desde el que abastecer de energía limpia a toda Europa, tiene importantes “peros” que condicionarían seriamente su realización.

Si bien es cierto que España es un país que disfruta de un alto porcentaje de horas de sol al año, no lo es menos que es una isla energética en Europa. Algo que si bien le ayudó para obtener el beneficio de poder reconducir los precios de la luz, la impopular tarifa eléctrica que nos ha llevado a altas cotas de inflación, no es menos cierto que esa insularidad de la que gozamos junto al vecino Portugal, nos condiciona o nos podría condicionar en el futuro en el proceso de envío de la energía solar generada hacia el resto de países de la Unión Europea.

Al hilo de ese reto planteado por el multimillonario Elon Musk, que recientemente se hizo con la mayoría de las acciones y, por tanto, con la propiedad de la red social Twitter, que suma a su amplia cartera de empresas, desde el Gobierno español, Pedro Sánchez le respondió que su Ejecutivo estaría dispuesto a escuchar sus peticiones y recibir fondos económicos para ejecutarlas. Idea a la que también se sumaba el anterior ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, a través de un tuit.

Sin embargo, esta postura abierta al diálogo de la Administración central no pasa de ser una forma de intentar captar la atención de Musk. Y es que la iniciativa plantea serias dudas a los expertos en este sector.

La resolución de trabas administrativas, a las que se refieren estos técnicos, a fin de obtener los permisos para instalar estas plantas solares se suma al problema del transporte de la energía al resto de Europa, dado que ha de cruzar varios países, el primero de ellos, la vecina Francia. Y ello requiere que se implementen las infraestructuras precisas para que la energía circule, algo que requiere importantes inversiones y tiempo para ejecutarla.

Sea como sea, la propuesta del dueño de Tesla ha generado un importante revuelo y ha despertado el interés en el sector. Y más en un momento en el que las tarifas energéticas elevan la inflación en España y países del entorno, alimentadas por el precio alcista del gas natural, el arma geopolítica del presidente ruso, Vladímir Putin, en su confrontación con Europa y el bloqueo a su país por la Guerra de Ucrania. Un análisis de la mano de expertos nos permitirá conocer si esa puerta abierta por Elon Musk es o no viable.

Para ello, hemos de ir al principio de esta historia. Así, vemos como el tuit del nuevo dueño de Twitter y de la energética Tesla surgió apenas 24 horas después de que el presidente Pedro Sánchez presentase el nuevo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) sobre microchips y semiconductores, que será dotado con 12.250 millones de euros de inversión pública.

¿Por qué la propuesta de Elon Musk?

Conocido este extremo, Musk le invitó a construir un parque solar gigante para abastecer a toda Europa y lo hizo desde el conocimiento que tiene su empresa del sector. No en vano, Tesla ha invertido en plantas solares en los últimos años, caso de Australia, donde ha instalado paneles y baterías gratis en 50.000 hogares.

Ante este reto, Sánchez recogió el guante y le invitó a conocer más a fondo la estrategia del Ejecutivo español en energías renovables. Invitación que también le formuló el exministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, que le indicó al magnate que en España se da la bienvenida a las inversiones para elevar la producción de renovables, así como que el país tiene el marco legal preparado para ello. Y le animó a ponerse en contacto. Incluso le interpeló sobre si sabe de algún inversor interesado.

Tomando como punto de partida la propuesta lanzada por Musk, cabe indicar que esta tiene una base sólida, toda vez que parte de un recurso natural del que España dispone en cantidad. Así, nuestra temperatura y horas de luz solar –una media de 2.500 horas anuales de sol durante 300 de los 365 días del año– invitan al optimismo.

Por ello, a primera vista, las opciones de nuestro país para producir energía solar fotovoltaica son muy altas. A todo ello, debemos sumar el hecho de que en los últimos años, el mercado de este tipo de energía en España se ha disparado y de estar en la cola en cuanto a su producción ha pasado a ser de los más prometedores en ese campo.

Somos el país. De ahí que por qué no pensar que, cubriendo grandes superficies de nuestro territorio de paneles solares, se podría atender la demanda propia, autoabasteciéndonos, y exportar una cantidad importante al resto de países europeos.

“Pura fantasía”

A falta de que el propietario de Tesla concretase más detalles de su propuesta, esta es juzgada de poco viable por expertos del sector. Y no por la falta del principal recurso, el sol, sino por otra serie de elementos que serían necesarios para llevarla a buen puerto.

Las más de 2.500 horas de sol en 10 de los 12 meses del año son un argumento sólido. Sin embargo, la resolución del problema de infraestructuras para el almacenamiento de esa energía generada y trasladarla a las líneas que conecten España con Europa, a través de los Pirineos; junto con la resolución de las trabas ambientales para ubicar el gran parque solar son los obstáculos a resolver.

Además de plantearse, como exponen técnicos del sector, si por su magnitud es un proyecto prioritario para España.  Y es que ese gran parque solar tendría que atender el consumo de 2.400 teravatios/hora (TWh), la demanda europea según un estudio de Land Generator y eso requeriría ocupar una gran superficie de terreno para poder albergar la macroinfraestrucura.

Limitar dimensiones

Desde la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) coinciden en este extremo. Además, instan a las administraciones competentes, desde las locales a la estatal, a articular urgentemente las medidas que sean necesarias, en el ámbito de sus respectivas competencias, para limitar la dimensión de los nuevos proyectos fotovoltaicos y ordenar la distribución territorial de estos proyectos, para avanzar en la necesaria implantación de generación fotovoltaica de una manera más equilibrada.

Otro de los retos a los que se enfrentaría ese proyecto de Musk sería el transporte de esa energía. Eso si sus promotores logran sortear las barreras burocráticas. Y es que llevar energía eléctrica a Europa requiere infraestructuras que le permitan atravesar territorios.

España, junto a Portugal, conforman una isla energética que es a la vez una ventaja y un inconveniente. Ventaja porque ha permitido que la Comisión Europea les deje actuar sobre los precios de la energía, e inconveniente porque conlleva una desconexión con el resto del continente. Y esa es, precisamente, la conectividad que se precisa para trasladar la energía.

Otro detalle a tener en cuenta es que la temperatura ideal para alimentar los paneles solares es la que oscila entre los 20 y los 25 grados, apuntan desde el sector. Superar ese umbral genera un sobrecalentamiento que repercute en la reducción de la producción energética. Si bien coinciden los expertos consultados en que siendo cierto que el exceso de calor recorta la producción, no la elimina.

Burocracia, infraestructuras e interconexión son obstáculos en el camino de la iniciativa lanzada por el dueño de Tesla. Contras en el camino a los que se suma el impacto medioambiental, sobre el que los ecologistas expresan sus dudas por la importante afección que tendría esa macroplanta en el territorio, ya de por sí afectado por la despoblación, lo que haría desaconsejable un proyecto gigantesco como este.

Son las dudas que plantean los agentes del sector, que no acaban de ver la necesidad de un proyecto de estas dimensiones por el gran impacto sobre el territorio. Y es que grandes infraestructuras de este tipo ya han tenido una importante contestación en zonas del país.

Las cifras de Castilla-La Mancha y Comunitat Valenciana

Los datos de la Comunitat Valenciana, según la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (Avaesen), indican que en los últimos cinco años únicamente se han construido instalaciones con una potencia de 59 megavatios frente a los 2.071 megavatios de potencia instalados en la vecina Castilla-La Mancha, con un porcentaje de radiación solar muy similar.

Avaesen reitera la necesidad de agilizar y pelear los trámites burocráticos procedimentales para impulsar y desbloquear los proyectos de renovables ante el contexto actual. Y, especialmente, en la autonomía valenciana, donde el despliegue va con un importante retraso frente a otras autonomías y hay 500 proyectos atascados. Para acometer esos proyectos, que permitirían contar con una potencia de 7.500 megavatios, es preciso invertir 6.000 millones de euros.

La macroplanta europea de Badajoz

El efecto e impacto de la construcción de un parque solar gigante en España para abastecer al continente europeo pueden estudiarse en nuestro país solo con desplazarse hasta Extremadura.

Allí, en Hinojosa del Valle y Bienvenida de Badajoz, en plena llanura extremeña, se levanta el mayor complejo solar fotovoltaico europeo, el Núñez de Balboa. Una infraestructura que destaca por sus magnitudes macro. Con una extensión de 1.000 hectáreas, el equivalente a la capital pacense, esta planta tiene 500 megavatios de potencia, que generan el 1,4 millones de placas solares.

En mitad de la llanura extremeña se halla un lugar con más placas que habitantes. Con una dimensión cercana al tamaño de la ciudad de Badajoz y muy cerca de ella, en Hinojosa del Valle, se sitúa el mayor parque de placas fotovoltaicas de toda Europa. Iberdrola es la empresa que impulsó esta planta terminada en 2020, con una inversión de 290 millones de euros y que generó 1.200 empleos.

Ahora, la instalación produce anualmente 832 Gigvatios/hora, abasteciendo con su energía renovable a 250.000 hogares. Esos 1.400.000 paneles solares están sobre 288.000 soportes anclados al suelo.

Con estos datos, cada quien puede hacerse una idea de las magnitudes, multiplicadas, que resultarían de acometer el parque solar gigante que propone Musk.

Randstad-Verano-300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.