AIReF

La AIReF prevé que la inflación baje al 2,7% en 2023

Las previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) pronostican una evolución a la baja de la inflación para el año que viene; que en la actualidad se encuentra ligeramente por encima del 7%, y se reducirá al 2’7 para el 2023.

Sin embargo, la Autoridad independiente advierte de que la inflación está traduciéndose en una perdida de renta en los hogares; que supone consecuencias en la evolución del consumo privado.

Según explica Cristina Herrero, presidenta de la AIReF, algunos de los riesgos que ponían en peligro los pronósticos de crecimiento económico «se han ido materializando«. Además, la persistencia de la inflación trae consigo una mayor exposición a posibles efectos de segunda ronda.

«Esta inflación permitía anticipar que iba a haber un cambio en las condiciones monetarias. Hemos de tener en cuenta que esta situación también supone un riesgo para la competitividad en la medida que el fenómeno inflacionista afecta de manera especialmente dura a nuestro país», ha explicado Herrero.

La recuperación en el aire

Desde la AIReF avisan de que la falta de datos por parte del Gobierno hace difícil valorar el impacto cuantitativo de el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

«Hemos hecho un supuesto respecto a la ejecución de las inversiones y nos sale un escenario que refleja un riesgo de una menor materialización de los fondos en los primeros años de vigencia del plan y una traslación hacia años posteriores», afirma la presidenta.

Esto se traduce en que a finales de abril tan sólo se habían ejecutado un 9% de los créditos previstos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Además, este porcentaje era superior en las Administraciones Públicas que en el sector privado.

Así pues, la información disponible de las Comunidades Autónomas apuntan a una materialización de las inversiones que todavía es baja. Para Herrero es un factor preocupante «que cerca del 10% de estas licitaciones públicas están quedando desiertas».

Una hoja de ruta

La falta de datos a largo y medio plazo ha sido la principal queja mantenida por la Autoridad Independiente; que reclama al Gobierno el establecimiento de una hoja de ruta que permita abordar los riesgos a la estabilidad con una mayor eficacia.

«Debemos determinar dónde queremos llegar y cómo lo queremos hacer. Lo que nos parece claro es que la actuación de las Administraciones Públicas no puede añadir mayor incertidumbre a la ya existente en el contexto macroeconómico», ha recriminado Herrero.

Buena parte del crecimiento económico se sustenta en la eficacia del plan de Recuperación. Para la AIReF, una planificación a medio plazo sería «un ejercicio de autodisciplina» por parte de la administración central y las territoriales que permitiría evaluar la actuación pública.

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.