Récord en los precios industriales. Empresas competitivas

Así es el perfil de las compañías más competitivas de la Comunitat Valenciana

La irrupción del coronavirus en nuestras vidas -hace ahora ya casi dos años- supuso un duro golpe para la actividad de la mayor parte de las empresas. En el caso de la Comunitat Valenciana, algunos de los sectores con más peso sufrieron importantes reducciones en su demanda y el valor agregado bruto (VAB) del conjunto de la economía valenciana cayó hasta el 10,1 %.

Eso sí, con el fin de las restricciones más estrictas la actividad económica general retomó la senda del crecimiento. Sin embargo, al reto de la recuperación económica se unen otros grandes desafíos que determinarán el crecimiento y la supervivencia de las compañías valencianas. ¿Cuál es el perfil de las empresas competitivas? ¿Qué sectores tienen mayor peso en la economía valenciana? 

¿Qué compañías son más competitivas?

Los sectores del territorio valenciano que tienen mejores perspectivas para afrontar la recuperación económica son aquellos que despuntan en conocimiento y tecnología. Así lo establece el ‘Observatorio sobre Gobierno, Estrategia y Competitividad de las Empresas (GECE)’, impulsado por CaixaBank y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

CaixaBank - IVIE

La economía valenciana se caracteriza por una especialización sectorial poco intensiva en conocimiento y tecnología en comparación con la media de España. El 66,2 % del PIB atribuido al sector privado y el 72,4 % del empleo se generan en sectores no intensivos en conocimiento. Unos porcentajes superiores al 61 % y el 67,9 % de la media española, respectivamente. Por el contrario, solo un 17 % del PIB y un 13,7 % del empleo proviene de sectores más intensivos en tecnología. Lo que supone cuatro puntos menos que en la media nacional (21,7 % y 17,2 %, respectivamente). Esta especialización sectorial conlleva un mayor desafío para afrontar la recuperación económica tras la pandemia.

Xicu Costa, director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, ha apuntado que lo que necesita la economía valenciana es «aumentar su productividad, ejecutar reformas de calado y apostar fuertemente por la reindustrialización«. Por otro lado, el director adjunto del Ivie, Joaquín Maudos, ha comentado que en la Comunitat «somos más pobres que la media porque el esfuerzo inversor en software, I+D, capital humano e infraestructuras es insuficiente«. También, ha añadido que el bajo PIB per cápita -12 puntos por debajo de la media- es una «rémora» que explica que tenemos un problema de baja productividad.

Las empresas ‘motor’ son más competitivas

Según desprende el informe, las empresas ‘motor’ tienen un volumen de ventas de seis millones de euros de media. Frente a los 5,3 del total de empresas. Además, cerca del 20 % son exportadoras, frente al 12,4 % de la media y casi el 8 % tiene filiales en el exterior, casi el doble del 4,5 % del total de empresas. Alejandro Escribá, investigador del Ivie, ha explicado que estas empresas «tienen un tamaño superior al promedio de sus sectores. Y una orientación exportadora mucho mayor, que se muestra tanto en ventas al exterior, como en filiales en el extranjero«.

Por otro lado, en los sectores de menor intensidad tecnológica, el tamaño medio en ventas de las empresas motor se sitúa en 6,8 millones de euros. Frente a los 4,7 del total. De estas, un 20,9 % son exportadoras, frente al 15,3 del total.

Industria. Fábrica. Robots. Automoción.

Entre los sectores con intensidad tecnológica alta y media-alta e intensiva en conocimiento encontramos las actividades financieras; la fabricación de vehículos a motor; la industria química; los servicios profesionales a empresas; y la consultoría informática. Por contra, entre las de intensidad baja y media-baja están las actividades inmobiliarias; el comercio al por mayor y al por menor; la hostelería; y la industria alimentaria.

«El tamaño de las empresas es relevante, pero no es el fin. Tan solo el medio para aumentar su nivel de exportaciones, su internacionalización, sus medios para invertir en I+D…«, ha declarado Escribá. Además, ha enumerado las que, en su opinión, son las características principales de las empresas ‘motor’: su mayor tamaño; la internacionalización; contar con gobiernos corporativos; y capacidad para abrir el capital a inversores externos.

Hostelería. Sector Servicios. Economía.

Consejo de administración: ¿sí o no?

El documento del ‘Observatorio GECE’ también analiza las características del gobierno corporativo de las empresas más competitivas y capaces de crecer. Este concluye que disponen de estructuras más formales, con más accionistas y menor concentración de capital, aunque todavía existe margen de mejora. El 22 % de las empresas ‘motor’ en los sectores intensivos en tecnología y conocimiento disponen de consejo de administración. Frente al 20,2 % de media del total de empresas.

En los sectores menos intensivos en tecnología y conocimiento, el 17,4 % de las empresas ‘motor’ cuentan con consejo de administración, 1,2 puntos porcentuales por encima del total de empresas. Según se desprende de las conclusiones del informe, estas empresas son un buen referente para afrontar los desafíos de la digitalización y la sostenibilidad y las oportunidades que ofrecen. Respecto a este punto, Escribá sostiene que los consejos de administración proporcionan a las compañías «más diversidad de perspectivas y conocimientos«.

Oficina vacía. Modelo de trabajo

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.