LA FARGA

Las claves del éxito de La Farga para mantenerse en pie durante más de 200 años

«El reto siempre es proteger la empresa, no a la familia«. Así resume Inka Guixà, directora general y vicepresidenta de La Farga, lo que significa formar parte de una de las empresas más relevantes en el sector de la metalurgia en España. Este grupo holding familiar lleva a sus espaldas más de 200 años de historia marcados por la innovación constante en sus procesos de producción. La Farga fabrica y comercializa semielaborados de cobre y sus aleaciones para los mercados eléctricos, de envases metálicos, ferroviario, de tuberías, de automoción, tubos, de macizos y conductores especiales.

Pero, si algo caracteriza a esta compañía es su apuesta por el reciclado: son líderes en tecnología de reciclaje de cobre. De hecho, su tecnología de proceso ya está presente en más de 30 plantas repartidas en el mundo. Además de las tres plantas productivas en España, la compañía apuesta por la internacionalización y cuenta con otra en Estados Unidos (SDI La Farga).

Inka Guixà, directora de La Farga

Inka Guixà, directora general y vicepresidenta de La Farga

La Farga: presente y futuro de una compañía centenaria

– ¿Cuál es el balance que hace La Farga de este 2021? ¿Cómo acaba el año en balance y volumen de resultados?

Ha sido un año muy bueno a nivel de demanda de cobre. Es un metal que tiene muchísima trascendencia en todos los retos que tenemos por delante a nivel social. Todo lo que es movilidad, sostenibilidad y las nuevas tendencias emergentes generan un alto consumo de cobre. Por tanto, a nivel de demanda ha sido un año que ha ido bien, pero en contrapartida ha sido un año bastante convulso por las tensiones en la cadena de suministro.

El precio del cobre ha estado a niveles históricos durante mucho tiempo. Esto ha llevado a tensiones en la cadena de suministro y ha forzado a las compañías a llevar al límite la excelencia productiva. Además, ha sido un año en el que el precio de la energía no ha ayudado en absoluto. El incremento energético que hemos visto ha dificultado mucho la gestión y el poder llegar a cumplir con los acuerdos que teníamos sobre la mesa. El año 2021 es un año, a pesar de todo, en el que hemos aprendido como compañía.

«Ha sido un año bastante convulso por las tensiones en la cadena de suministro«

– ¿Cuáles son las perspectivas de futuro para el año próximo?

De cara al año que viene se mueven dos escenarios. El primero es que el sector del cobre en sí tiene muchos retos por delante. Como ya he dicho antes, es un metal que jugará un papel primordial en el desarrollo que nos viene a nivel de sociedad. En términos de demanda, esta debería ser buena. El segundo es que si ponemos encima de la mesa los riesgos que hay con la subida de las materias primas y la situación de la covid se puede dar el caso de que hubiera un año en el que la demanda se viera frenada por estos factores.

Tenemos que saber gestionar las dos cosas. Pero, con la mirada puesta al largo plazo. La Farga tiene unas perspectivas a largo plazo muy potentes por el conocimiento que tenemos en el sector del metal. El mundo del cobre nos reconoce que somos los que podemos aportar el conocimiento en términos de reciclaje y de circularidad. Por lo tanto, estamos viendo que la necesidad se transforma en proyectos nuevos para poder ofrecer a todos los consumidores un desarrollo sostenible y respetuoso con el medioambiente.

Retos y dificultades del sector del metal

– Una de las principales materias primas con las que trabajáis es el cobre. Teniendo en cuenta que su precio se ha disparado en los últimos meses, ¿cómo habéis afrontado esta subida? 

Somos una empresa industrial metalúrgica que trabajamos con el cobre. Pero, también somos una empresa familiar con más de 213 años de historia. Entonces, por tipología de sector y de mercado, La Farga tiene un margen extremadamente reducido y tenemos que ser muy rigurosos en la gestión. Por otro lado, esto también hace que subidas como las que se han visto este año en la parte energética sean totalmente inasumibles. Entonces, lo que hemos hecho es intentar a través de desarrollos internos asumir toda la parte del incremento que hemos podido. A posteriori, cuando ya no era asumible, hemos tenido que hablar con los clientes para repercutir una parte de este incremento al mercado.

– ¿Cómo se consigue que una empresa se mantenga al pie del cañón más de 200 años después de su puesta en marcha?

Con mucha visión de mercado, innovación y asunción de responsabilidad-riesgo. Una empresa familiar tiene un reto, que es la parte de la transcendencia de futuro y la generación tras generación, pero también tiene una ventaja muy importante: son compañías que están más dispuestas a asumir. Es decir, su propósito va más allá de la cuenta de resultados. Miran el largo plazo, el impacto, lo que pueden llegar a hacer…

Poder sobrevivir 213 años requiere estar muy cerca del mercado, tener capacidad de reacción y tomar las decisiones adecuadas en los momentos concretos. Y, sobre todo, en nuestro caso, ha sido una apuesta clarísima por tres conceptos: la sostenibilidad, la innovación y la apuesta por el talento y el equipo.

Cobre. Metal.

Un producto 100 % reciclable

– Sois especialistas en la fabricación de alambrón de cobre. ¿Qué usos se le dan a este tipo de producto? ¿Cuál es el proceso que seguís para que sea 100 % reciclable?

Somos una compañía con más de 200 años de historia. Y en esta historia hubo un punto de inflexión. Hoy por hoy, todo el mundo habla de la sostenibilidad y del reciclado, pero nosotros lo llevamos interiorizado desde hace muchísimo tiempo. En los años 80 la compañía estaba en una situación muy crítica. A tal punto que estaba a punto de cerrar. En ese momento, llegaron los fundadores actuales y lo que pensaron fue que se le podía dar una vuelta a la compañía si éramos capaces de dar al mercado un producto distinto.

Esto llevó a que, a través de la innovación y el desarrollo, produjéramos alambrón de cobre partiendo 100 % de material secundario. Desde entonces ofrecemos este producto al mercado. Al mismo tiempo, ha ido evolucionando una tecnología que nosotros también vendemos alrededor del mundo. Y esa tecnología también la hemos ido desarrollando para ir acercándonos cada vez más a las necesidades del mercado. Los mercados evolucionan y las exigencias de nivel de calidad también. Lo que hemos hecho ha sido intentar acercarnos siempre al mismo ritmo.

Esto ha requerido que en ciertos momentos hemos hecho inversiones importantes. Por ejemplo, en el 2019 en el que invertimos en cambiar toda la colada continua. Implementando nuestra ‘expertise’ de la mano de una compañía experta en otros metales. Juntando ambos conocimientos fuimos capaces de desarrollar y ofrecer al mercado un producto 100 % reciclado que lo que permite es acceder y ofrecer la calidad de las nuevas tendencias.

Nosotros tenemos fundición y refinería. Por tanto, a través de nuestras instalaciones desarrollamos también el producto para poder ir avanzando y ofreciendo cada vez más productos que parten del material secundario. Podemos hablar de una reducción de hasta el 75 %, respecto de un producto que provenga de material natural de mina, primario.

Alambre de cobre

Digitalización de los procesos en La Farga

– ¿Qué acciones lleva a cabo La Farga en cuestiones de transformación digital?

Somos una industria manufacturera, por tanto, una industria pesada, pero sin duda la digitalización nos permite introducir técnicas o nuevas metodologías que nos ayudan, por un lado, en ofrecer un mejor servicio a nivel de cliente; por otro, a ser competitivos en el mercado actual. Por lo tanto, mejoramos internamente nuestros procesos a través de la digitalización para poder ir reduciendo costes e ineficiencias internas. También, siendo una compañía que es industrial protecnológica, la digitalización y el trato del dato te ayuda a tener mucha más capacidad de desarrollar y mejorar las tecnologías que tenemos.

«Mejoramos internamente nuestros procesos a través de la digitalización para reducir costes e ineficiencias«

– ¿Cómo ve La Farga la llegada de los fondos europeos Next Generation?

Lo vemos con cautela. Creo que los fondos son una oportunidad brillante para España. Si el gobierno aplica correctamente esta herramienta y la usa bien podremos dar un paso importantísimo hacia delante. Lo que pasa es que la dificultad de aplicarlos o de adjudicarlos, y también de seguirlos, es grande.

En nuestro caso, hemos sido muy proactivos en presentar proyectos en términos de huella de carbono y de nuevas tecnologías y de sostenibilidad. Pero, repito, falta ver cómo se aplicarán estos fondos.

Las claves del éxito de una alta directiva

– ¿Cuáles son las claves del éxito para posicionarse como una directiva de referencia en nuestro país?

Trabajo y mucho trabajo. En el fondo, es cierto que somos una empresa familiar y que funcionamos de otra manera. Esta es una empresa de dos familias. Siempre hemos tenido dentro el binomio empresa-familia. El reto siempre es proteger a la empresa y no a la familia. Para ello tenemos protocolos, normas y formas de funcionar específicas. En mi caso concreto, no fui educada para trabajar en la empresa familiar y no era esperable. Una parte de lo que dice el protocolo es que está restringido formar parte de la empresa. Tienes que cumplir una serie de requisitos y tiene que ser la empresa la que te venga a buscar a ti, no tú a ella.

Hace 12 años me lo pidieron. Fue una sorpresa porque ni siquiera estaba en este sector. Pero, si hay un proyecto familiar en el que el propósito de tu trabajo va más allá que en otra compañía pensé que era una oportunidad y un honor. Empecé en la parte internacional y, a partir de ahí, he ido evolucionando sin prisa, pero sin pausa. Asumí la dirección general conforme fuimos pasando etapas. No era una cuestión marcada desde un inicio, sino que hemos ido pasando etapas a base de esfuerzo, trabajo y de la confianza depositada.

RiberaSalud-Minds-300
Turismo-Comunidad-Valenciana-FITUR-300
DIPVAL-Turismo-CV-FITUR-300-4

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.