Fran Silvestre Arquitectos

Fran Silvestre Arquitectos: “En la construcción la innovación entra lentamente”

La construcción sigue siendo un proceso artesanal. Por ello, “es necesario sistematizar los procesos productivos” subraya Fran Silvestre, fundador del estudio de arquitectos que lleva su mismo nombre, y de esta forma, “podremos perfeccionar los procesos y hacerlos más eficientes”. Todo ello sin perder diseño.

La construcción 4.0

– ¿Qué es para ti la construcción 4.0?

Todos los tejidos empresariales se han industrializado, excepto la construcción que sigue siendo artesanal. Para ello es importante entender por qué y cómo influyen las inercias culturales.

La vivienda es el bien más caro que adquiere una persona a lo largo de su vida y donde invierte más dinero. Hace más de 200 años que se está intentando cambiar esta situación pero solo ha funcionado en determinadas culturas como la japonesa donde la arquitectura está sistematizada. Sin embargo, con el paso de los años, cada vez es más inviable el proceso artesanal debido a los costes del suelo, los materiales… teniendo en cuenta que se trata de una necesidad y es inaccesible para determinados sectores de la población.

De hecho, mucho de nuestro talento joven que emigra a otros países lo hacen por cuestiones económicas. No se pueden emancipar porque no pueden pagar una hipoteca. Con lo que, la única manera de conseguir que estos accedan a una vivienda es sistematizando los procesos constructivos. Es decir, hay que poder repetir para poder perfeccionar las cosas para hacerlas más eficientes.

– ¿Cómo si fabricáramos un coche?

Existen analogías y diferencias con el mundo del automóvil. Generaciones anteriores te cuentan que, prácticamente, su casa y su coche, le costaron lo mismo. Ahora, cabría preguntarse: ¿qué coche debes comprarte ahora para que te cueste lo mismo que una casa? ¿Qué ha sucedido? Mientras que el mundo del automóvil ha optimizado sus costes, el de la vivienda no lo ha hecho.

Además, la construcción es un sector donde la innovación entra con mucha lentitud. Es excesivamente artesanal por una cuestión cultural. Sin embargo, en los últimos tiempos la propia realidad ha provocado que el sector se revolucione.

Sostenibilidad y diseño

– ¿Dónde queda la sostenibilidad?

Las mayores emisiones de CO2 las genera la construcción. Por lo tanto, ahora lo importante es pensar tanto en cómo se construye el edificio y cómo se va a reciclar o derribar.

– Si sistematizamos el proceso productivo, ¿podemos perder diseño?

Se trata de un axioma que existe en el mundo de la arquitectura y que nosotros ponemos en cuestión. Hacemos una analogía muy clara en lo que es el mundo de diseño de producto y el de la arquitectura. La sistematización del proceso no conlleva una sistematización del resultado pero puede garantiza su originalidad porque hay muchos de los procesos que son repetitivos y que no aportan valor al resultado final.

Si se organizan los procesos repetitivos hay más tiempo para que el producto final sea original. Con la revolución industrial, cuando se fabricaba en serie todo era idéntico. Pero actualmente, podemos producir un objeto único dentro de una cadena de producción.

«La sistematización del proceso no conlleva una sistematización del resultado pero puede garantizar su originalidad»

Los materiales del futuro

– En el ámbito de los materiales, ¿cuáles protagonizarán el futuro?

En estos momentos, hay materiales muy interesantes. El arquitecto, José Ángel Vilar está trabajando en biomateriales. Para él, lo más importante es cómo transformar residuos de la industria en materiales de construcción, de manera que generemos la economía circular.

Por ejemplo, en España se producen cerca de 420.000 toneladas de huesos de aceituna que, mezcladas con un colágeno animal, se crea una especie de madera. Con lo cual, con unos materiales, que son residuos de la industria generas una madera que se puede volver a reciclar, sin necesidad de quitar recursos al planeta.

El salto tecnológico más importante fue la revolución del acero y la del hormigón armado. No se ha encontrado un sustituto ya que un nuevo material con nuevas características implica una nueva arquitectura. Otro nuevo material sería el gel de grafeno que es prácticamente una espuma, con la misma resistencia que un metal y muy ligero.

Otro ejemplo importante sería la transferencia tecnológica entre el mundo aeroespacial y el arquitectónico. Determinados aislantes térmicos que utilizaban los transbordadores cuando entraban en la atmósfera han dado lugar a unas pinturas con unas capacidades técnicas sorprendentes. Con lo cual, hay un mundo de investigación que está propiciando que se produzcan nuevos cambios.

Azulejo. Sector azulejero. Ladrillo. Construcción. (Imagen de Hands off my tags! Michael Gaida en Pixabay)

¿Qué le espera a la construcción?

– ¿Cuándo crees que se va a producir una gran revolución en el mundo de la construcción?

Se está produciendo ya pero todavía no hay una transferencia a la vida cotidiana. De todas formas, si analizas cada uno de los componentes que se utilizan en la construcción arquitectónica, cada uno de ellos ha ido evolucionando y la integración de todos esos sistemas es lo que todavía no ha hecho clic.

– ¿Y un descenso en el precio?

En los actuales años veinte notaremos un cambio sustancial en el sector que puede conllevar que el coste de la vivienda se reduzca sensiblemente. Quería resaltar también que la economía de escala sí funciona entre los distintos productos o componentes. Pero, no ocurre lo mismo en la vivienda como producto.

Construcción. Urbas.

La importancia creciente del interiorismo

– Tú también eres experto en interiorismo. ¿Cómo crees que evolucionará?

Va a cambiar mucho el diseño. En nuestro estudio tenemos la colección de Alfaro Hofmann que trata sobre la electrificación de la vivienda. Es decir, todos los aparatos que se introdujeron en la arquitectura cuando apareció la electricidad. Ahora mismo es algo cotidiano pero la electricidad supuso un cambio radical en cómo vivimos y en cómo diseñamos las casas. La electrificación ha permitido, incluso, la robotización de la limpieza de la vivienda.

Igualmente, el diseño cambiará por cuestiones de higiene y mantenimiento. Actualmente, todos los materiales están pensados para que las viviendas sean lo más higiénicas posibles. Un ejemplo: el rodapié tenía como objetivo que la fregona no tocara la pared y no cogiera humedades. Hasta hace poco, este se colocaba superpuesto a la pared. A partir de ahora, se integra con la pared para conseguir que la vivienda sea más fácil de limpiar. Y lo mismo sucede con el inodoro suspendido.

Todo estos matices son puntos dentro de la historia que van marcando hacia dónde nos dirigimos en el diseño de interiores para facilitarnos la vida. Otra cuestión importante es que a raíz de la pandemia, los usuarios quieren tener terraza en sus casas. A este hándicap hay que sumar uno más, acondicionar las viviendas para teletrabajar. Con lo cual, las casas hay que pensarlas para ese nuevo uso y con espacios también para el ocio… Todos estos elementos están transformando el interior de las viviendas.

– ¿Cuándo crees que van a explosionar todas estas nuevas técnicas que ya existen? ¿Es necesario el apoyo de la Administración?

Se ha llevado a cabo una labor importante de investigación pero hace falta que haya una transferencia tecnológica donde la Administración tiene mucho que decir ya que puede ayudar a la hora de agilizar los permisos y ya está trabajando para modificar esta situación.

Creo que van a ser distintas experiencias que están surgiendo por todas partes porque el sector se ha dado cuenta de que tiene que innovar y mejorar. De hecho, alguna de esas propuestas tendrá que dar la campanada.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.