Entrevista al CEO y cofundador de la startup, David Cayuela

Iflur, pisadas que generan energía y que seducen a Juan Roig y al Valencia

"Queremos convertir a las personas en centrales eléctricas individuales"

Publicado el:
Fundadores de Iflur

Sostenibilidad, transformación digital… Son términos que están más de actualidad que nunca. Más aún cuando los fondos europeos, que las empresas e instituciones esperan cual ‘Bienvenido, Mister Marshall’, están directamente relacionados con estos conceptos. Grandes compañías y, sobre todo, emergentes startups están aportando multitud de propuestas en este sentido.

Este es el caso de Iflur, una startup impulsada al calor de Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, que cuenta con financiación europea, y que ha despertado también el interés del Valencia C.F. Detrás de esta iniciativa se encuentran tres jóvenes emprendedores, que proponen una idea de lo más innovadora. Iflur es un suelo que genera energía eléctrica a través de la pisada de las personas. Uno de sus próximos -y más destacados- pasos va a ser la instalación de este producto en las entradas del estadio valencianista de cara a la próxima temporada.

Hablamos sobre este incipiente y prometedor proyecto con el CEO y cofundador de Iflur, David Cayuela.

  • ¿Cómo nace Iflur? ¿De dónde y cómo surge la idea sobre baldosas que pueden servir para la generación de energía?

Iflur es un proyecto que surge durante la etapa universitaria de la mano de tres jóvenes emprendedores. Se trata de un pavimento que genera energía eléctrica con la pisada de las personas.

El origen de Iflur, en un trabajo de fin de bachillerato

Antes de entrar en la universidad, y tras realizar un trabajo de investigación de fin de bachillerato sobre la posibilidad de instalar placas solares en el instituto, estuvimos buscando todo tipo de información acerca de alternativas de consumo energético. Y surgió la idea de las baldosas generadoras de energía.

Vimos que había un nicho que estaba empezando a desarrollarse sobre la posibilidad de generar energía con las vibraciones, los impactos mecánicos e incluso que había algunos proyectos que ya contemplaban la posibilidad de generar energía con la pisada. Ahí vimos un enfoque claro y comenzamos a trabajar sobre ello.

Una vez que comenzamos la carrera, conocimos a los actuales socios gracias a la comunidad Maker UPV, organización donde se juntan estudiantes con intereses por la tecnología, el emprendimiento y la innovación y se desarrollan proyectos como Hyperloop (Elon Musk), Formula Student o GoFly (Boeing).

Los tres presentamos la idea de negocio de baldosas que generasen energía a la aceleradora de la universidad Ideas UPV. Y conseguimos ganar el premio a la mejor idea de negocio en el concurso 2KUPV. A partir de ahí vimos que tenía sentido la idea y comenzamos a ser incubados por la Universidad. Y empezamos ya a realizar los primeros prototipos. Hemos logrado premios a nivel nacional e internacional. Después comenzamos a validar el modelo de negocio, el mercado y la industria.

Invitación para continuar la investigación en el MIT

Comenzamos a trabajar con la Unión Europea, donde fuimos nombrados entre las diez startups más importantes de España para combatir el cambio climático. Y gracias a la disrupción en la idea, hemos pasado por programas de emprendimiento y aceleración como son el programa del Banco Santander ‘Explorer’, Leroy Merlín ‘Un hábitat mejor’, e incluso recibimos una beca para estudiar, trabajar e investigar nuestro proyecto en Boston, en el MIT y en Babson College, dos de las universidades más reconocidas a nivel internacional.

Actualmente, estamos siendo acelerados por la Lanzadera de Juan Roig, donde ya hemos conseguido tener un MVP listo y comenzar a validar para salir al mercado.

A los tres socios nos motiva todo lo relacionado con innovación e ingenierí. Además, este proyecto nos parecía clave para poder combatir el cambio climático y ayudar a las empresas en la mejora de sus RSC gracias a generar energía mediante pisadas.

  • ¿Cómo se genera energía a través de las pisadas en vuestras baldosas?

Se fundamenta en la presión que realiza una persona cuando pisa el suelo. Nuestra startup aprovecha la gravedad para conseguir generar energía. Después, esa energía la almacenamos en supercondensadores y baterías y la podemos utilizar de diversas formas.

Iflur

  • ¿Cuánta energía se puede generar con este sistema? Ponnos un ejemplo, ¿qué podría abastecer?

Actualmente estamos generando 7.5 watios por pisada. El potencial del proyecto es enorme, ya que sin contar con apenas recursos estamos generando una energía sustancial que incrementará mucho más en el largo plazo.

Podríamos abastecer, en una primer instancia, con un par de metros cuadrados instalados, la sensorización y la iluminación led de las entradas donde se instalara la baldosa.

“El sistema de Iflur se podría aplicar en las ciudades”

  • ¿Sería aplicable este sistema a las ciudades? ¿Y en las casas?

Este sistema sí que se podría aplicar a las ciudades. De hecho, es una opción muy interesante, ya que hay calles concretas muy concurridas durante todo el día que favorecerían la generación de energía limpia y que podrían servir para abastecer la iluminación de la vía pública.

En casas no contemplamos la instalación de las baldosas, ya que no hay un flujo constante de personas. Y, por tanto, la generación de energía disminuiría mucho. Nosotros estamos enfocados en el B2B, grandes empresas por las que circulen gran cantidad de clientes, como podrían ser los centros comerciales, aeropuertos, eventos y festivales, empresas de venta directa al público, etc.

  • Aseguráis que con este sistema se consigue un ahorro en la factura de la luz. ¿Cómo y cuánto ahorro se puede lograr?

Hay muchas variables a tener en cuenta en este aspecto. Influye la instalación realizada, la cantidad de gente que camina por las baldosas y el rendimiento de las mismas.

Aún nos quedan muchas pruebas por hacer. Pero con una instalación de un par de metros cuadrados en la entrada de una tienda de venta al público por la que pasen 1.000 personas al día, por ejemplo, podríamos generar energía para alimentar la iluminación de las entradas. Y si hay monitores y sensores conectados también.

  • Además de la instalación de las propias baldosas, ofrecéis datos en tiempo real sobre los establecimientos en los que se instalan. ¿Qué tipo de datos? ¿Qué utilidad pueden tener?

Mediante un software, sensorización y big data, vamos a poder ofrecer a nuestros clientes conocer datos en tiempo real sobre su establecimiento. Podrán saber cuánta gente está entrando y saliendo del lugar, por qué zonas entra o sale más gente, generar mapas de calor, conocer el peso de las personas, etc.

“El propietario será más consciente de cómo se mueve la gente por su establecimiento”

Con estas métricas, el propietario será más consciente de cómo se mueve la gente por su establecimiento. Y le va a servir para lanzar campañas concretas en función de la cantidad de gente que pase por un sitio u otro. Así como la posibilidad de generar acciones de impacto, reestructurar su establecimiento, etc.

  • ¿Con qué empresas y entidades estáis trabajando? ¿Qué supone y en qué se traduce el apoyo de aceleradoras como Lanzadera o el Valencia C.F.?

Desde Iflur hemos pasado por distintos programas de emprendimiento y aceleración. Gracias a eso, hemos podido estar en contacto con entidades como Leroy Merlin, el Banco Santander, la Universidad Politécnica de Valencia, la aceleradora Climate Kic.

Actualmente, estamos trabajando con la aceleradora de empresas Lanzadera, propiedad de Juan Roig. Y por otro lado, acabamos de acceder al hub de Innovación del Valencia C.F.

Gracias a estas dos últimas colaboraciones estamos pudiendo validar el modelo de negocio. Y próximamente instalaremos nuestro producto tanto en Lanzadera como en Mestalla, para poder analizar en terreno real cómo se comporta nuestro producto y seguir optimizando nuestras baldosas.

Iflur

Estos apoyos suponen un gran aliado para las startups, ya que nos ayuda a crecer, nos da visibilidad y nos proporciona muchos contactos en el mundo emprendedor e inversor. Es bueno que las startups se apoyen en grandes corporaciones para crecer y mejorar. Y por eso es de admirar la labor que están haciendo entidades como Lanzadera y el Valencia.

  • ¿Cuál es vuestra facturación? ¿Cuántos empleados tenéis? ¿Cuáles son vuestras perspectivas de crecimiento?

“Queremos convertir a las personas en centrales eléctricas individuales”

Al tratarse de un proyecto disruptivo y tecnológico hemos dedicado mucho tiempo a la parte más investigadora y científica. Por tanto, aún no se ha traducido en ingresos, pero ya estamos más enfocados en fase de mercado y pruebas piloto.

Actualmente el equipo está formado por tres personas, las cuales cubrimos la parte de tecnología, producto, marketing y negocio. Como siguientes pasos, se va a ampliar el equipo para impulsar nuestra startup, mejorar el producto, seguir innovando y salir a mercado.

Nuestra visión a largo plazo es añadir valor en nuestros clientes y ayudar a las empresas en su transformación medioambiental y digital. Queremos convertir a las personas en centrales eléctricas individuales.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.