Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Destinos | Sicilia

Recorriendo Sicilia en Ferrari

En Italia hay algunas empresas especializadas en ofrecer recorridos utilizando sus marcas de vehículos de mayor prestigio

Publicado el:
Recorrer Sicilia en Ferrari

Sicilia es muy atractiva por su abundante e intensa historia, cruce de civilizaciones (¡creo que todos han pasado por allí!), y un paisaje que combina explosivamente el mar, las montañas y los volcanes. Hay dos volcanes en dos islas: El Estrómboli y el Vulcano. El Etna se encuentra en la isla principal, en la costa Este, en territorio de Catania, hay que recordar que está en permanente erupción, no es considerado peligroso, pero se pueden ver y vivir experiencias muy singulares.

Llegamos a territorio de Francis Ford Coppola, Savoca y Forza d’Agro. En Savoca, el bar Vitelli (donde el hijo de Don vito, al Pacino, solicita casarse con Apollonia Vitelli, la hija del dueño del bar) y la Iglesia de San Nicolo quedan perfectamente inmortalizadas en la película “El Padrino”, reflejan perfectamente la Sicilia rural.

El siguiente pueblo aparece en varias escenas de El Padrino II y III, pero lo especial de este pueblo es andarlo tranquilamente, por sus calles empedradas y disfrutar de las maravillosas vistas por su altitud. No olvidemos que Don Vito era de “Corleone” un pueblo siciliano, y aunque Savoca está lejos de Corleone, refleja muy bien la Sicilia de principios del siglo XX.

Formamos un grupo con seis vehículos, al frente un vehículo de la organización que marcaba el ritmo y la ruta. Eran seis Ferraris, flamantes, con su característico color rojo, viajando en caravana. La sensación era sorprendente, al atravesar los pueblos había expectación, la gente se detenía. Las carreteras de la costa, bordeando el mar, son cautivadoras, supongo que todo lo conformaba el estilo de viaje y, seguramente, las sensaciones serán diferentes viajando de otra manera.

Cefalú es una ciudad que me cautivó, a orillas del Mediterráneo, con aguas transparentes, pasear por sus calles, disfrutar de sus plazas, casas empedradas, y formando una bahía con una playa de arena casi con las casas pegadas al agua… un verdadero encanto.

Tenía expectación por llegar a Taormina, aunque su aglomeración turística ha alterado la ciudad. Fue un pueblo tranquilo y apacible, hasta que la llegada de algunos escritores y artistas famosos la pusieron en el mapa para todos. Su centro es peatonal, así que la opción de subir en funicular desde la playa hasta el final de la Via Luigi Pirandello es una opción fabulosa.


Sicilia posee un paisaje que combina explosivamente el mar, las montañas y los volcanes


La “Porta Messina” marca la entrada principal, y sus calles, lo florido de sus balcones, calles decoradas, sus tiendas, antigüedades… todo te absorbe. Aunque su monumento mas visitado es el fabuloso teatro, hay otros muchos más, de diferentes épocas, incluso los escudos aragoneses de algunos edificios nos pueden hacer pensar que estamos en España.

Al otro lado de la Isla, Erice, un pueblo medieval ubicado sobre una montaña, desde el que tener unas vistas privilegiadas, es posiblemente uno de los pueblos mas extraordinarios de Sicilia, que ha sabido conservar todo el sabor de su historia en sus calles. Me encantan sus historias, por que ha sido un lugar de culto desde los griegos, donde las diferentes diosas del amor y la fertilidad, en cada etapa, han tenido una presencia relevante. Es un pueblo donde sacar verdaderas postales con tus fotografías.

Gli Archi di San Carlo es un restaurante ideal en Erice para comer comida típica siciliana, casi en familia, es pequeño, agradable y está ubicado en las antiguas lavanderías del convento de clausura, un patio pavimentado en piedra, todo envuelto en un sabor medieval, pero con una cocina local estupenda. Además, en las antiguas celdas del convento ellos mismos dejan para sazonar embutidos y quesos. Toda una delicia que consigue transmitir perfectamente el sabor de la gastronomía del sur de Italia.

Tengo un recuerdo muy bonito de Sicilia, tal vez esa combinación de tecnología actual, conduciendo un Ferrari de 600 caballos suavemente por sus sinuosas carreteras, la preciosidad de sus paisajes mediterráneos, la historia que atesora esta isla, sus pueblos, la gastronomía, sus playas y calas transparentes…


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.