Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Vivienda

La OCDE reclama una mayor inversión en vivienda social a sus países miembros

La inversión pública en vivienda se ha reducido de media a la mitad desde 2001 y el peso del parque de viviendas sociales ha disminuido en todos los Estados

Publicado el:
Puerta de entrada a una de las sedes de la OCDE

La OCDE aconsejó este lunes a sus países miembros que, entre otras cosas, aumenten la inversión en vivienda social y asequible ante el problema de acceso para una parte significativa de la población, y que se ha hecho más evidente con la crisis del coronavirus. “La pandemia ha hecho que la inversión pública en vivienda sea todavía más crucial a medida que los países marcan un camino hacia la recuperación económica”, señala en un documento publicado hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Algo particularmente necesario, según la organización, porque la inversión pública en vivienda se ha reducido de media a la mitad desde 2001 y el peso del parque de viviendas sociales ha disminuido en todos los Estados de la organización, salvo en seis. Los autores del documento también consideran que las ayudas públicas para el sector deben ser más selectivas para dirigir unos recursos públicos, que son escasos, a los más necesitados.

Por eso, proponen una eliminación gradual de las ventajas fiscales que favorecen el acceso a la propiedad para personas con niveles de ingresos altos y suprimir o limitar la posibilidad de deducir fiscalmente los intereses hipotecarios. Un tercer frente de actuación, para la OCDE, tiene que ser el mercado de alquiler privado para que sea más asequible, y eso pasa por “estimular inversiones muy necesarias” para favorecer la oferta.

Se trata de “lograr un mejor equilibrio” en las relaciones entre inquilinos y propietarios para estabilizar los precios y al mismo tiempo evitar que eso pueda conducir a una disminución a largo plazo de la oferta de viviendas en ese mercado. La OCDE hace notar que mientras una parte de la población ha podido pasar los confinamientos en unas condiciones de vivienda confortables, otra ha padecido por tener alojamientos exiguos o que no estaban equipados con ordenadores o internet.

Estudios preliminares han permitido constatar que en países como Francia o Reino Unido había una relación entre viviendas exiguas para el número de personas que las habitaban y mayores contagios de la covid. Según los datos de la OCDE, menos de la mitad de la población en los Estados miembros está satisfecha con los precios de la vivienda en el lugar donde vive y no los considera asequibles.

De hecho, ya antes de la pandemia más del 10 % reconocían que en el último año habían pasado por algún momento en que no tuvieron dinero suficiente para afrontar los gastos de vivienda.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.