Posbrexit

Las aduanas del Reino Unido se complicarán las próximas semanas según prevé Bruselas

Para suavizar el impacto en los países y sectores comunitarios previsto por esta situación, la UE ha previsto una reserva estratégica de 5.000 millones

 contenedores

La Comisión Europea (CE) ha advertido de que en las próximas semanas o meses podrían darse dificultades en las aduanas fronterizas con el Reino Unido debido al Brexit, pese a que en los primeros días tras la reinstauración de los controles no se han registrado grandes problemas.

“Hasta ahora no hemos tenido aparentemente problemas enormes en las fronteras, pero los desafíos están todavía ahí”, ha dicho el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en un debate sobre política aduanera con la comisión de Mercado Interior de la Eurocámara.

El comisario italiano precisó que los primeros días del año “no dan una repuesta completa sobre las dificultades que podrían venir en las próximas semanas y meses”, por lo que Bruselas seguirá trabajando para hacer cumplir el acuerdo de retirada del Reino Unido y el nuevo acuerdo comercial con este.

Gentiloni destacó que la preparación de las autoridades portuarias “fue bastante buena” y que la Comisión Europea puso en marcha una línea de asistencia desde finales de diciembre para resolver las dudas relativas a los nuevos procedimientos aduaneros, pero todavía hay problemas pendientes.

“Estaba incluso más preocupado por las consecuencias en el corto plazo, pero todavía considero que las próximas semanas y meses serán difíciles”, insistió.

El comisario recordó que, pese al acuerdo de asociación y comercial cerrado entre la UE y el Reino Unido -que aún debe ser aprobado formalmente por la Eurocámara- habrá “consecuencias negativas” fruto del Brexit.

“Tendremos un impacto y consecuencias más fuertes para el Reino Unido porque la UE es su primer socio comercial, mientras que no ocurre lo mismo al contrario”, dijo, enfatizando que los problemas en las aduanas no son fruto de la burocracia, sino de la “decisión política” británica de abandonar la UE.

Para suavizar el impacto en los países y sectores comunitarios más afectados, la UE ha previsto una reserva estratégica dotada con 5.000 millones de euros.

La UE y el Reino Unido lograron el 24 de diciembre de 2020 un Acuerdo Comercial y de Asociación al filo de que expirase a final del año el periodo transitorio del Brexit, tras el cual dejó de aplicarse la legislación comunitaria en el Reino Unido y este pasó a ser oficialmente un país tercero desde el 1 de enero.

Aunque el acuerdo comercial permite seguir exportando e importando sin aranceles ni cuotas, no se evita el restablecimiento de las aduanas y controles fronterizos para garantizar, por ejemplo, que los productos británicos que entran en el mercado comunitario cumplen la normativa europea, lo que se ha traducido en un ingente aumento de los trámites administrativos.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter