Puig descarta adoptar «medidas extremas» como el confinamiento domiciliario

Puig descarta adoptar «medidas extremas» como el confinamiento domiciliario

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha descartado por el momento aplicar el confinamiento domiciliario en la Comunitat para hacer frente al avance del coronavirus. «La Comunitat Valenciana no está en situación de tomar esta medida extrema», ha indicado, y además, ha expuesto que «el paraguas legal» en el que se amparan, que es el estado de alarma, no permite la posibilidad de que las autonomías apliquen dichas restricciones. «La prioridad de la Generalitat es superar la pandemia y se tomarán las medidas necesarias según sean necesarias», ha apostillado Puig.

Ha realizado estas declaraciones en la comparecencia junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, donde han informado de la evolución de la pandemia en la región y de las nuevas medidas restrictivas que entran en vigor a partir de las 00.00 horas de hoy. En concreto, los municipios alicantinos de Elda y Petrer pasan a estar confinados desde este sábado y durante catorce días, mientras que también se limitan al 30% el aforo máximo en lugares de culto para reuniones y celebraciones, o al 50% en centros comerciales, en los comercios minoristas y en mercadillos.

Así lo recoge el decreto del president de la Generalitat, Ximo Puig, por el que también se prorroga, desde este mediodía, siete días más el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana. Las medidas tendrán vigor hasta las 23.59 horas del 9 de diciembre y afectan a comercios, hostelería, lugares de culto o espacios culturales, entre otros. «Se trata de un paquete de nuevas medidas con las que continuar enfrentando la emergencia sanitaria y proteger la salud de la población. Las adoptamos desde la serenidad, intentando evaluar el avance del coronavirus para ir en la dirección adecuada», ha explicado Puig.

Ha pedido, a su vez, «corresponsabilidad», tanto de las instituciones como de «cada uno de los ciudadanos» para cumplir las medidas y «no permitir más incidencias». «De lo que se trata es de salvar vidas, preservar trabajos y proteger a las familias», ha aseverado el president quien ha añadido que pese a que la situación de la Comunitat es «mejor que la de otras regiones del entorno, no podemos relajarnos», ya que el número de contagios sigue creciendo en el territorio.

En este sentido, la consellera, Ana Barceló, ha resaltado que «el escenario se está saldando con un notable incremento del número de casos» y que está creciendo la transmisión. Ha destacado algunas cifras como que el número número diario de casos con infección aguda alcanza los 1.532 frente a los 450 del 14 de octubre. así como que el índice básico de reproducción que marca la transmisibilidad del virus es del 1,07 y la tasa de positividad en la última semana del 15,2%.

Ha explicado Barceló que la proporción de pruebas positivas que se realizan en atención primaria es de 66 % y que el grupo de edad más afectado, con 313 casos por cada 100.000 habitantes, es el comprendido entre los 15 y 29 años. Además, el ámbito social sigue siendo «el mayor caldo de cultivo» para el virus, con el 69,8 % de los nuevos casos. Pese a estas cifras alarmantes, indica la consellera de Sanidad que la presión sobre el sistema sanitario valenciana «aún es asumible» pero que el avance del virus en la región obliga a tomar nuevas medidas. En esta línea, recalca que «sigue siendo imprescindible la responsabilidad de todos los ciudadanos ya que, si no, es muy complejo que las medidas sean efectivas».

Caixabanc-bancodelayn-300
Implica-300
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.