Revista Economía 3

Senderismo sin riesgos

Desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, se dan una serie de consejos para una práctica del senderismo.

Imagen cedida por el C.P. Bomberos de Alicante

El Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante cuenta con un grupo especializado de rescate que atiende en el 112 y que está integrado por doce bomberos y tres pilotos, un helicóptero, más la unidad canina.

Aunque la actividad de senderismo se práctica durante todo el año, con la llegada del buen tiempo, que además en la provincia de Alicante comienza ya en marzo, se multiplican las ocasiones en que se solicitan rescates. Por ello, recordamos algunos de los consejos antes de ponerse en ruta.

Lo primero que recomienda el Consorcio es llamar al 112 y contar con un dispositivo que te permita mandar ubicación de dónde te encuentres, por ejemplo, el propio Whatsapp, aunque no es la única app que lo permite.

Igualmente, recomiendan analizar el entorno en cualquier web, plano o revista especializada y relacionarlo con nuestra propia preparación física y con el examen de la dificultad de la ruta.

Es necesario tener en cuenta la meteorología, que puede ser cambiante, por lo que se recomienda siempre llevar ropa de abrigo, aunque no esté previsto especialmente si vamos a lugares despejados o en altura donde estaremos más expuestos al aire y al viento.

El Consorcio aconseja repasar el equipamiento que llevamos con el fin de que se ajuste a las necesidades de la actividad a realizar.
Ademas, hay que tener especial cuidado con aquella persona del grupo que sea más inexperta para no dejar a nadie atrás con la esperanza de que se una más adelante.

Es fundamental llevar el teléfono móvil hoy en día. El Consorcio recomienda ponerlo en modo avión durante la ruta para preservar la batería, ya que si luego se necesita para una emergencia es importante que pueda durar lo máximo posible para poder ir contactando con las emergencias.

En esta línea, los bomberos de Alicante aconsejan también que si nos encontramos en situación de emergencia, no retrasar la llamada pues el tiempo de reacción juega siempre en favor del rescate; no atender a otras llamadas entrantes y no usar el teléfono excepto para atender al grupo de rescate.

También previenen sobre la importancia de llevar mapa y brújula, en caso de que sepamos usarlas, un silbato e iluminación para señalar la posición y llamar la atención. Además, es conveniente usar ropa de colores llamativos para ser fácilmente localizable y con rapidez.

No olvidar en ningún caso agua abundante y comida con alto valor nutritivo ya que será de gran ayuda si hay que resistir varias horas antes de poder ser rescatado. ¡Ah! No olvidar nunca un pequeño botiquín de primeros auxilios.

Si en el grupo no hay personal sanitario, hay que seguir las recomendaciones de “proteger, alertar y socorrer”, ya que si no sabemos se puede agravar la situación.

Es muy importante trasladar fielmente al equipo de rescate la actividad que se estaba realizando como el accidente que se ha sufrido o la situación de necesidad en la que estemos envueltos. Una premisa esencial es que cuanta más información proporcionemos al equipo de rescate mejor para evaluar la gravedad del suceso y que los sanitarios puedan prever mejor qué hacer. A partir de ese momento, hay que estar a la espera de los profesionales pues tomar una decisión incorrecta puede agravar la situación y dificultar el rescate.Además, el grupo de rescate tiene a su disposición un grupo canino especializado en rescates.

Para mejorar el funcionamiento de los medios aéreos, se recomienda a los senderistas que están disfrutando de la montaña que no saluden para no despistar al grupo de rescate en su operativo. Además, si se conoce el punto donde esta el grupo que necesita ser rescatado se debe señalar la posición con un brazo extendido, y si somos del grupo que necesita ser rescatado recibimos al helicóptero con ambos brazos extendidos abiertos, no cruzados, y nos colocamos en un lugar visible para facilitar la localización. Por último, evitaremos dejar objetos sueltos que puedan volarse y afectar a las hélices del helicóptero.

Cabe destacar que se puede avisar al 112 para rescate de animales que hayan quedado atrapados en pozos, en terrazas o heridos en travesías de montaña.

Suscríbete a nuestra newsletter