Baldoví y Ribó (Compromís) piden a Sánchez volver a negociar los remanentes

Archivado en: 

El diputado de Compromìs Joan Baldoví y el alcalde de València, Joan Ribó, han afirmado este viernes que el próximo martes “podemos tener un nuevo decreto con todo en lo que estamos de acuerdo”, en referencia al decreto de remanentes municipales, que ayer fue derogado por el Congreso. En una rueda de prensa, Baldoví y Ribó han pedido al presidente Sánchez y a la ministra Montero que no busquen culpables de su derrota, sino soluciones, y que vuelvan a la negociación.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró este jueves que la derogación del decreto ley que permite a los ayuntamientos cierto acceso a sus remanentes y que crea un fondo de 5.000 millones implica que los consistorios sufran “un grave contratiempo” en sus finanzas ante el que no habrá una “segunda oportunidad”. “No cabe decir que es esto o no habrá otra oportunidad”, ha respondido Baldoví en una rueda de prensa para explicar por qué votó en contra de validar el decreto con el que el Gobierno quería dar una vía de financiación a los ayuntamientos.

Los dos dirigentes de Compromís han lamentado la mala gestión de las negociaciones llevadas desde el Ministerio de Hacienda y que parten de un acuerdo en la Federación de Municipios y Provincias aprobado con el voto de calidad del presidente de la misma, lo que es “legítimo, pero no aconsejable”, en palabras de Baldoví.

El diputado de Compromìs ha hecho “una llamada formal al presidente Sánchez y a la ministra Montero para que la semana que viene empiecen una ronda de conversaciones y que sea aprobado el decreto por una gran mayoría. Más que buscar culpables, que busquen soluciones”, y ha recordado que “nos van a necesitar para los presupuestos”.

“El martes puede haber un nuevo decreto con todo lo que estamos de acuerdo, como por ejemplo un fondo para las ciudades afectadas en los servicios de transporte”, ha añadido Baldoví, antes de aludir a otra de sus reclamaciones con acuerdo mayoritario: que el fondo de 5.000 millones se reparta con criterios poblacionales, al margen de que tengan más o menos remanentes esos ayuntamientos.

“Esto supondría 85 millones para València”, ha señalado Ribó, que ha pedido “serenidad y reflexión, porque no es tiempo de mayorías absolutas”, y “voluntad de diálogo” al Gobierno y al PSOE. El alcalde ha contestado así a las afirmaciones de la vicealcaldesa de València y por tanto aliada suya, Sandra Gómez, calificando de “nefasto” el voto contrario de Compromís al decreto.

“Entiendo que es un fracaso político, pero pido calma” y una vuelta a la negociación, ha señalado Ribó, que ha resaltado que la derrota del decreto es “una mala noticia”, pero ha insistido en que “las ciudades somos estado y merecemos un trato digno”. Ribó ha recordado que la aportación inmediata, en este año, a las EMT, está en el decreto y no debería suponer un problema, antes de explicar que los autobuses municipales han perdido la casi totalidad de sus ingresos durante el confinamiento en muchas ciudades.

Tampoco el acceso en función de criterios poblacionales al fondo de 5.000 millones de euros debería suponer un problema, ha recordado Baldoví: “no puede haber ciudadanos de primera y de segunda. Por estar en un ayuntamiento sin remanentes no puedes quedarte sin ayudas del Estado”. En cuanto a la Ley Montoro, que no permite a los ayuntamientos gastar sus remanentes (que vienen a ser la suma de los superávits de varios años), en palabras de Ribó, “no tiene sentido en estas circunstancias. Es posible suprimir ese límite, al menos temporalmente”.

Suscríbete a nuestra newsletter