¿Es la “sabiduría colectiva” la respuesta a la “nueva normalidad”?

Coach Ontológico

Estamos en plena desescalada, entrando paulatinamente en lo que todos los medios de comunicación escrita y no escrita nos están machacando: la nueva normalidad. ¿Pero qué entendemos por “nueva normalidad”? ¿Es un hecho aislado y extraordinario la COVID-19? Yo no lo considero un hecho ni aislado, ni extraordinario, es una consecuencia de muchos factores que se han ido acumulando poco a poco en nuestro planeta y en nuestra sociedad.

Pero no me interesa profundizar en este artículo sobre los factores que han provocado la situación de la COVID-19. Me interesa mucho más y desde una mirada de aprendizaje y crecimiento qué respuestas necesitamos desarrollar para adecuarnos a esa “nueva normalidad”.
Soy de la opinión de que la vida sobre el planeta solo será posible mediante una sabiduría colectiva, tanto en el ámbito social como organizacional y empresarial. Una “sabiduría colectiva” que requiere de una nueva forma de colaboración en las relaciones humanas y sociales. Una forma de colaboración sustentada en la idea básica pero compleja a la vez de “ganar-ganar”, donde prevalezca la “Cultura del Ser” sobre la “Cultura del Tener”.


La herramienta que va a ser capaz de desarrollar, lo que he denominado “sabiduría colectiva” es sencillamente la Cooperación Inteligente

Y para que esta “nueva normalidad” suceda y suceda bien, debe producirse una total conversión de los valores humanos que rigen nuestra sociedad, tanto a nivel personal como laboral y empresarial. Unos valores donde el centro de la circunferencia, la esenciabilidad de ese proceso de conversión, se centra en la Persona, desde una mirada holística e introspectiva de la persona como ser humano, y no como un recurso meramente productivo.

Por ahí vamos mal y el planeta nos ha dado un aviso importante. La herramienta que va a ser capaz de desarrollar, lo que he denominado “sabiduría colectiva” es sencillamente la Cooperación Inteligente. Para ello necesitamos tener un nuevo paradigma tanto en el ámbito social como en el empresarial.

A modo de introducción mencionaré qué nuevas características y necesidades van a constituir el nuevo paradigma en el ámbito social y empresarial para que, en posteriores artículos, desarrollar con profundidad la merecida respuesta al titular del artículo ¿Es la “sabiduría colectiva” la respuesta a la “nueva normalidad”?

“Personas Medicina”, Colaboración Social, Equidad, Valores Emocionales y Ético-Sociales, Educación, Identidad Holística, Propósito Vital, “Nosotros” y + ECO y menos EGO, integran el nuevo paradigma social.


La Coopetencia constituye un nuevo modelo de organización empresarial, un concepto humanístico de la sociedad con un enfoque holístico de las personas que la integran

La Cooperación Inteligente en el ámbito empresarial requiere de una nueva mirada de entender las Organizaciones, es lo que denomino Coopetencia.

La Coopetencia constituye un nuevo modelo de organización empresarial, un concepto humanístico de la sociedad con un enfoque holístico de las personas que la integran. Se requieren nuevas capacidades, habilidades, comportamientos y actitudes que se tienen que dar para que realmente haya una “nueva normalidad” en el ámbito empresarial.

Una Cultura del Ser, integrada por las siguientes características: Cambios Organizativos, Cambios en el espacio relacional (ético-emocional), Nueva identidad de la empresa, Orientación al “bienestar” y atracción del Talento, Cultura de la Transformación, Actitud y “vocación” proactiva. Hemisferio derecho: Intuición, emoción, percepción.

Nuevas tendencias están emergiendo en el mundo empresarial con notable éxito, la Holocracia, se basa en un sistema de roles en el que los empleados son los responsables. Es decir, se trata de una organización empresarial horizontal, sin superiores y sin jerarquías.

Organizaciones Teal, estructuras sostenibles y resilientes, planas, valores compartidos como el de buscar un mundo mejor y procesos de toma de decisión distribuida por el que cualquier trabajador puede tomar cualquier decisión. Las personas pueden aportar todo lo que tienen intelectual y espiritualmente sin ser juzgadas por ello, autogestión (no hay jefes) y un propósito evolutivo.

¿Es la Holocracia, las organizaciones Teal, ejemplos de “sabiduría colectiva”? ¿Constituyen la respuesta a la “nueva normalidad” bajo la fórmula de Coopetencia? Las respuestas en próximos artículos.

Suscríbete a nuestra newsletter