Alicante

Empiezan a instalar 156 cámaras de tráfico y reconocimiento de matrículas

El proyecto 'Alicante Se Mueve: Being Smart' ya ha acondicionado 40 puntos de observación en la ciudad a falta de la fibra para la recepción de datos.

Cámaras instaladas en la avenida de Dénia. | Foto: Ayto. Alicante

Este mes de agosto se han iniciado las obras del proyecto ‘Alicante Se Mueve: Being Smart’ para instalar una malla de 156 cámaras de reconocimiento de matrículas y regulación de tráfico. Según ha explicado el edil de Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Alicante, José Ramón González, el Ayuntamiento ha acondicionado cuarenta ubicaciones diferentes de la ciudad, a través de las cuales se van a conectar en tiempo real la circulación. El objetivo es innovar en el sistema de gestión del tráfico.

González ha destacado que “las cámaras son la parte visible de un proyecto mucho mas complejo técnicamente que hará que la ciudad disponga de un sistema de gestión de la movilidad y el transporte público al más alto nivel tecnológico y único en España”, y ha querido aclarar ante las dudas y llamadas de ciudadanos preguntando a la Policía por su instalación que “no son cámaras de control de la velocidad, ni radares como mucha gente cree”.

Durante el próximo año se llevará a cabo toda la infraestructura técnica y las instalación de las cámaras que van a darles soporte para canalizar la fibra adicional a los anillos existentes del Ayuntamiento, estimada en unos 2.200 metros de zanja en acera.

El edil de Movilidad ha explicado la importancia de poder tener en nuestra ciudad este proyecto que “permitirá con un sistema lector de matrículas analizar los movimientos de los vehículos, y una videovigilancia no sólo para el bienestar de los habitantes y para la calidad del medioambiente, sino para vertientes tan diversas como el apoyo a personas con movilidad reducida”.


La previsión es que en octubre está finalizada la puesta en marcha de este sistema de gestión y videovigilancia de tráfico.

Además se van a utilizar para “ la gestión de las zonas de carga y descarga, el transporte de mercancías seguro por la ciudad, aparcamiento inteligente, monitorización de emisiones, establecimiento de prioridades ante emergencias, apoyo a circulación y recarga de vehículos eléctricos, gestión inteligente de semafórica según congestión, previsión de incidentes y reacción inmediata”.

El proyecto Alicante Se Mueve: Being Smart cuenta con un presupuesto de 2.942.110,59 euros, financiado en un 60% por Red.es, entidad dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, y en un 40% por el Ayuntamiento de Alicante, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), bajo el lema ‘Una manera de hacer Europa’.

La previsión es que, en octubre, está finalizada la puesta en marcha de este sistema de gestión y videovigilancia de tráfico.

El Ayuntamiento puso a pruebas en julio tres tipos de cámaras como paso previo para tener en la ciudad las 156 cámaras en puntos estratégicos de nuestra red viaria y sus accesos, que va a generar información útil a partir de la sensorización, adquisición y tratamiento de sus datos en tiempo real, y los técnicos han elegido la que mejor calidad y fiabilidad ha ofrecido, que es superior al 95%.

El edil de Tráfico ha subrayado que con este proyecto vamos a lograr también “disminuir la contaminación, reducir tiempos en la circulación diaria, atascos , la optimización de itinerarios tanto para conductores en tiempo real como para servicios municipales y, principalmente para los servicios de emergencias, y mejorar los servicios públicos, como podrían ser la gestión del alumbrado, de la recogida de residuos, del riego, o de cualquier otra área municipal ”.

El proyecto va a poder aportar datos de mucha utilidad en la gestión de la ciudad y en formato abierto y en plataforma interoperable para su utilización. Así se podrá utilizar en varios sectores económicos y académicos, aportando muchos beneficios para el municipio y sus ciudadanos y visitantes.

alicante

El concejal de Tráfico y Movilidad, José Ramón González.

Este sistema de cámaras de detección basadas en visión artificial con objeto de optimizar la capacidad de la vía pública, y despliegue de sensores fijos con capacidad de detección de dispositivos, teléfonos móviles con wfi, bluetooth, que completen la información en las vías de carácter local y uso de algoritmos sobre la información ya obtenida en tiempo real de los autobuses. De esta manera, se generan matrices OD -origen – destino-, aforos estimados, detector de tendencias de tráfico, incidentes.

Asimismo contarán con subsistema de análisis de tráfico, para conocer los distintos parámetros del tráfico y poder explotar esos datos para actuar de la forma más eficiente, con los que poder hacer estudios en base a información en tiempo real e histórica y predicciones del tráfico, así como operar sobre diversos elementos para realizar una mejor planificación de la movilidad en la ciudad.

Para el responsable de Tráfico, la ejecución de ‘Alicante Se Mueve‘ nos sitúa en la vanguardia de la innovación logrando conseguir información estratégica mediante la inteligencia artificial para “ crear un sistema global en la ciudad que permita que el uso de nuestras vías se lleve al límite y al mejor uso posible de su capacidad, y mejorar la movilidad y la sostenibilidad con una óptima planificación del tráfico y los desplazamientos en Alicante, tanto de los vehículos como peatonales y de las bicicletas”.

Suscríbete a nuestra newsletter