Medidas para la reactivación

Alicante proyecta un corredor verde “Ciudad Empresarial” Aguamarga-Parque Científico

El alcalde Barcala reclama autonomía financiera al Gobierno central tras inyectar fondos a más de 11.000 autónomos y pymes con ayudas por la crisis Covid-19

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, con el rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, en la firma de un convenio / Imagen archivo E3

Tras cancelar su deuda de forma anticipada destinando 18,9 millones de euros de remanentes y reclamar al Gobierno central que no “confisque los ahorros de los alicantinos” y deje más autonomía para invertir  en ayudas a autónomos y pymes para que salgan de la crisis, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, prepara un ambicioso plan de dotación de suelo industrial. No quiere “polígonos al uso”, sino que proyecta un corredor verde con un nuevo concepto de “Ciudad Empresarial“, más habitable y con espacios que hagan atractivo implantarse a las empresas, que se extenderá desde Aguamarga y las Atalayas hasta el Parque Científico de la Universidad de Alicante.

-¿Cuántas pymes y autónomos han solicitado algún tipo de ayuda al Ayuntamiento durante esta pandemia?

-Solo en el programa de ayudas a personas trabajadoras autónomas y pequeñas empresas de hasta 10 trabajadores de la ciudad de Alicante, se han presentado 5.949 solicitudes. De las que finalmente se van a conceder más de 4.800 por un valor aproximado de 5 millones de euros. Es la cantidad más elevada destinada desde un ayuntamiento a este tipo de ayudas de toda la Comunidad Valenciana. De las mismas, más de 4.500 son solicitudes de personas trabajadoras autónomas, otras 1.700 son ayudas a empresas de entre 1 a 5 trabajadores, unas 350 se encuentran en el rango de empresas entre 6 a 10 trabajadores.

Pero además, la Agencia Local, a través de sus líneas de emergencia habilitadas durante el Estado de alarma, ha atendido más de 4.800 solicitudes de personas desempleadas, trabajadores autónomos y pymes de la ciudad de Alicante, solucionando consultas relacionadas con ayudas, ertes, obligaciones fruto del estado de alarma, asesoramiento empresarial, etc.

-¿Qué repercusión se detecta en la industria y la construcción, en teoría menos vinculados a la llegada de turistas?

-Los sectores productivos industriales y de la construcción han mantenido su actividad por encima del 80% en nuestra ciudad durante el Estado de alarma, este dato ha sido constatado por las propias áreas industriales de Alicante, 11 áreas que son de vital importancia desde un punto logístico y de servicios no sólo para el área metropolitana, sino para la cuarta provincia en PIB del Estado español. Estos datos corroboran la apuesta decidida de este equipo de gobierno por la mejora y consolidación de las áreas industriales de la ciudad y el impulso a la ejecución de nuevo suelo industrial a la mayor brevedad posible.

Tener nuevo suelo industrial que cumpla las mayores exigencias de dotación de servicios e infraestructuras es una prioridad, acompañado de un potente cinturón industrial que abarque desde el Área de Aguamarga y Las Atalayas hasta el Parque Científico de nuestra Universidad, que vamos a impulsar con un concepto moderno de Ciudad Empresarial, un corredor verde que albergue empresas sostenibles e innovadoras, con espacios abiertos y servicios para los empleados y trabajadores, interconectado y bien comunicado, una visión que se enmarca dentro de la estrategia ‘Alicante Futura’ para el desarrollo de la Industria Digital y convertir a Alicante en punta de lanza de este sector estratégico.

poligono-atalayas-alicante

Una empresa en el polígono industrial de Las Atalayas de Alicante.

En relación a la construcción, si bien se vio frenada durante las restricciones más duras del estado de alarma, ha recuperado rápidamente su nivel de actividad, pero es cierto que necesitará de nuevos estímulos y dinamismo de la economía para que a medio plazo siga siendo un motor y generador de empleo estable.

Indiscutiblemente, el sector industrial y de la construcción van a contribuir a la diversificación de nuestros sectores económicos y a la creación de nuevos nichos de empleo de calidad basados en el conocimiento, todo ello en sectores tan atractivos como la transformación digital, el big data, la economía verde o naranja, smart cyties o la robótica.

-¿Van a adoptar nuevas medidas para paliar las consecuencias económicas de esta crisis?

-Por supuesto, el Ayuntamiento ya trabaja en otras líneas de ayudas directas al sector del comercio a través de una línea de subvenciones de más de 400.000 euros que aporta la Diputación de Alicante, además de nuevas ayudas directas a las empresas innovadoras y emprendedoras implantadas en nuestros viveros de empresas gestionados por la Agencia Local de Desarrollo. Pero la apuesta por nuestros sectores productivos se intensificará en los próximos meses a través de líneas indirectas de promoción y apoyo a los sectores turístico, comercial o industrial, también con el estudio y mejora de los trámites administrativos de la administración o programas de formación para el empleo y el empredimiento y para directivos gestores adaptados a las nuevas circunstancias ocasionadas por la Covid-19.


“El Pleno aprobó 105 medidas para la Recuperación de Alicante, dirigidas a impulsar el desarrollo socio-económico”

El 16 de julio el Pleno municipal aprobó un dictamen por unanimidad con 105 medidas para la Recuperación de Alicante, muchas de las cuales están dirigidas a impulsar el desarrollo socio económico de Alicante, que vamos a llevar a cabo desde ya mismo y que tendrán su desarrollo a corto, medio y largo plazo.

-¿Qué solicitarían a otras administraciones (Diputación, Generalitat, Gobierno central)?

-En primer lugar y prioritariamente, al Gobierno central la petición de que no se nos confisque el remanente de tesorería, esos ahorros que con tanta disciplina económica y fiscal deben revertir en estos momentos en acciones rápidas y eficientes sobre la ciudadanía de Alicante. Por tanto, libertad para utilizar los remanentes de cada Ayuntamiento en aquellos programas sociales y económicos que la propia ciudadanía demande para paliar los efectos de la crisis provocada por la Covid-19.

En relación a la Generalitat, y desde el prisma del desarrollo económico, solicitamos máxima lealtad institucional y cooperación interadministrativa para que proyectos estratégicos competencia de ambas administraciones puedan ver la luz en los próximos meses y años. Igualmente, solicitamos mayor autonomía de gestión en materias sociales, de empleo y formación, u otras en las que la segunda ciudad de la Comunidad Valenciana no tiene que jugar un papel de mero ejecutor, sino que es necesario que comparta con la Generalitat el diseño de estas políticas dado que es la administración más próxima al ciudadano y que mejor conoce desde el territorio las necesidades reales a cubrir.

Es de imperiosa necesidad que agilicen los mecanismos para la tramitación de planes especiales y de planificación urbanística con el objetivo de dotar de nuevo suelo para ampliación de industria ya implantada y desarrollo de nuevos proyectos empresariales.

No queremos polígonos industriales al uso, sino aplicar el concepto de ‘Ciudad Empresarial’ con amplios espacios verdes y de servicios con un paisajismo amable e integrador, donde se implanten empresas punteras aprovechando las especiales condiciones que ofrece Alicante. Es una apuesta decidida que permitirá crear miles de empleos de calidad en la ciudad a corto y medio plazo, como ya estamos viendo, y que permitirá diversificar la economía de la ciudad más allá de sectores tradiconales como el turismo o la construcción.

Suscríbete a nuestra newsletter