Ivan Lütolf, presidente de AgroTech España

AgroTech: “El agricultor debe producir más con menos y eso se lo da la tecnología”

Nuestro entrevistado pone de manifiesto que hay empresas en la Comunitat Valenciana que facturan cientos de millones de euros pero no aprovechan las nuevas tecnologías para reducir sus costes de producción

Archivado en: 

Ivan Lütolf, presidente de AgroTech España

Crear sinergias entre empresas del mundo agro -principalmente de los eslabones de producción y de industria manufacturera- con empresas tecnológicas es el principal objetivo que se ha propuesto el presidente de AgroTech, Ivan Lütolf. ¿Pero cómo lo hará? A través de una plataforma que verá la luz a lo largo del mes que viene.

– ¿Qué es AgroTech y qué te llevó a poner en marcha esta iniciativa?

Desarrollando mi trabajo en Locatec, una compañía proveedora  de tecnología de las cooperativas y almacenes hortofrutícolas de la Comunitat Valenciana, me ha llevado a poner en marcha esta asociación que aglutinara los intereses y las necesidades de empresas tecnológicas como la nuestra con el mundo del agro.

Por su suerte o por desgracia, hemos nacido al mismo tiempo que el coronavirus. En concreto, nacimos en marzo y poco antes del confinamiento, constituimos la Asociación. Estamos contentos con la evolución que estamos teniendo. Creemos que lo estamos haciendo en el momento justo dado el interés que suscita la implantación de nuevas tecnologías y la digitalización en el mundo agro.

Nos dedicamos a aglutinar a las empresas tecnológicas que ofrecen servicios de digitalización para las empresas del mundo agro. Es decir, empresas de los sectores de agricultura, ganadería y pesca y más concretamente, de los cuatro eslabones que integran la cadena agroalimentaria -producción, industria de transformación, comercialización y distribución- trabajamos con los dos primeros, ya que cuentan con un menor nivel de digitalización.

– ¿Cómo habéis comenzado a funcionar?

Hemos identificado más de una treintena de verticales. Es decir, por una parte están las tecnologías que generan el dato y que lo captan. En esta línea estamos hablando de aplicaciones, sensores, drones, los mapas, el blockchain… que ayudan a captar el dato. Y luego hay otra serie de tecnologías que son las que interpretan o analizan esos datos que estamos captando y entre ellas se encuentran el big data, la inteligencia artificial, el machine learning… todo aquello que está relacionado con la visualización de esos datos, la analítica…


“El coronavirus ha despertado la conciencia de que hay que apostar por la tecnología”

Nosotros lo que hacemos es aglutinar a todas las empresas que ofrecen todo este tipo de servicios y le hacemos llegar a cualquier empresa del mundo agro la empresa que mejor se adecua a sus necesidades de digitalización.

– ¿Y cómo se va a articular este proyecto?

Queremos facilitarles a las empresas del mundo agro encontrar  al proveedor que necesitan. Generalmente, estamos hablando de tecnologías que generalmente desconocen y no saben dónde buscar, además de en Google o de preguntarle a alguien que haya desarrollado o haya contratado estos servicios en concreto.

Queremos ser un aglutinador de todas las necesidades que tiene el mundo agro y, por otra parte, hacer llegar a estas empresas tecnológicas las necesidades que tiene el mundo agro.

– ¿Está ya en marcha la plataforma?

Estamos acabando de desarrollarla y pensamos que a lo largo del mes que viene ya estará implantada. Ya nos estamos poniendo contacto con asociaciones y empresas del mundo agro para que cuando tengan una necesidad acudan a nuestra plataforma e indiquen qué es lo que necesitan, en qué tipo de servicios están interesados, cuál es la problemática que quieren resolver y si la tecnología que quieren contratar se debe conectar con otras tecnologías, que normalmente suele ser un ERP u otros sensores. Deben indicarnos también para cuándo lo necesitan y cuál es el presupuesto con el que cuentan.

En definitiva, actuamos como un marketplace, ponemos en contacto una empresa que solicita el servicio con otra que la ofrece.

– ¿Contáis ya con empresas asociadas?

Sí, contamos ya con una quincena de empresas asociadas. Tenemos identificados tres perfiles: las tech, que son las empresas tecnológicas; las del mundo agro, y que dentro de la cadena agroalimentaria, pertenecen a los eslabones de producción e industria manufacturera; y el perfil que denominamos entidades y que pueden prestar servicios tanto a las tecnológicas como a las del agro, incluimos las colegios oficiales, las universidades, los centros tecnológicos, entidades financieras, agencias, especializadas en marketing agroalimentario, empresas de inversión…


“El agricultor puede “pelear” por un precio más alto ofreciendo un valor añadido que le puede aportar las nuevas tecnologías”

– ¿Vuestra idea es convertiros en una plataforma de ámbito nacional aunque os encontréis en la Comunitat Valenciana?

Exactamente, estamos enfocados al ámbito nacional. Contamos con 15 empresas asociadas y más de 35 que se incorporarán en breve.

También nos ayuda mucho el hecho de que, de los cuatro ejes que recoge el Fondo de Recuperación Europea, uno de ellos contempla la digitalización del mundo agrícola. Con lo cual, es el momento perfecto para que surja una entidad como la nuestra que ponga en contacto las necesidades que tiene el mundo agro con los servicios que ofrece el mundo tecnológico.

– El coronavirus ha puesto de manifiesto el bajo nivel de digitalización de las empresas…

Exacatemente, el coronavirus ha despertado la conciencia de que hay que apostar por la tecnología.

– En tu opinión, ¿qué nivel de digitalización tienen las empresas del mundo agro de la Comunitat Valenciana?

Hay empresas en la Comunitat Valenciana que facturan cientos de millones de euros pero luego llevan a cabo ciertas tareas habituales de manera manual. Esto nos demuestra que aunque sean empresas de gran tamaño tienen necesidades de digitalización de lo más básico. Muchas de ellas quieren llegar a la Digitalización 4.0 pero sin pasar por los pasos previos. Es decir, con una inversión económica mínima, muchos de los procesos que llevan a cabo de manera manual porque siempre se ha hecho así, ya se han percatado de que se trata de una pérdida de tiempo y que además se generan errores e incorrecciones que pueden influir en inspecciones que puedan sufrir sus empresas o en sus relaciones con la Administración.

– Una de las luchas que están llevando a cabo desde el mundo del agro actualmente son los bajos precios que reciben por sus productos. ¿Vosotros podéis jugar algún papel en este sentido?

Los agricultores buscan el precio justo para sus productos. Pero, desde mi punto de vista humilde, se están obsesionando demasiado con el precio que le pagan pero no están pensando tanto en ahorrar costes. Por ejemplo, hay productores que no tienen una aplicación que les indique dónde tienen que regar o aplicar producto fitosanitario o dónde tienen que llevar a cabo un tratamiento. Lo hacen de manera homogénea en todo el campo y en este sentido están perdiendo una gran cantidad de dinero.

El agricultor puede “pelear” por un precio más alto de dos formas: ofreciendo un valor añadido que le puede aportar las nuevas tecnologías; y además de centrarse en que el producto tengan un precio justo,  debería pensar en reducir los costes internos, es decir, producir más con menos y eso solo se lo puede dar la tecnología porque esta le permite contar con datos para llevar a cabo un cultivo más sostenible.

Suscríbete a nuestra newsletter