Efectos de la pandemia en el sector

El aeropuerto de Castellón pierde este verano vuelos a Katowice, Viena y Budapest

La aerolínea de bajo coste Wizz Air se ve obligada a aplazar a 2021 la operatividad de las 3 rutas debido a la debilidad de la demanda de plazas, por debajo del 20%

El aeropuerto de Castellón pierde hasta 2021 tres rutas a centroeuropa operadas por Wizz Air

La caída de la demanda, con apenas usuarios de estos vuelos que comenzaron este mes, ha llevado a  Wizz Air a replantearse el futuro y reprogramar su campaña. Lo que conlleva el aplazamiento de las rutas a Viena, Katowice y Budapest desde el aeropuerto de Castellón. La ocupación media de los vuelos a estas ciudades centroeuropeos era baja, menos del 20 por ciento, lo que denota la debilidad de la demanda de estas conexiones. Ello hace imposible que se cumplan los objetivos que dieron lugar a estas rutas, tras la licitación pertinente.

Sin embargo, la medida adoptada por Wizz Air, similar a la de Volotea y sus vuelos a Marsella, no supone un abandono sino un aplazamiento de un año, hasta 2021. Entonces se reanudarán las rutas que la COVID 19 ha obligado a “confinar”. La firma húngara abrió apenas hace dos semanas la línea con Budapest, estrenando también las medidas de seguridad sanitaria, que supervisó el conseller Arcadi España, presidente del consejo de administración de Aerocas,

Este aplazamiento de unas rutas aéreas que abarcaban, por contrato, desde esta campaña hasta el 2022 se verán prolongadas hasta 2023. Según fuentes de Aerocas, la empresa pública propietaria del aeropuerto castellonense, estas líneas áereas no son las únicas afectadas por la reprogramación de Wizz Air, ya que esta compañía ha hecho lo propio con otras dentro de su “estrategia global”.

La decisión de la aerolínea frena los planes de crecimiento del aeropuerto, aunque con la vuelta de la campaña de verano en 2021, que para las aerolíneas comienza en abril, se espera recuperar el buen ritmo de llegada de viajeros.

Mientras la base aérea castellonense mantendrá su actividad con las conexiones que la citada Wizz Air mantiene operativas con los aeropuertos de Londres Luton y de Bucarest. Ambas se suman a la operada por Ryanair con el aeropuerto de Londres Stanted y la que gestiona Volotea con el de Bilbao, que comenzó la actividad el pasado fin de semana.

Lo cierto es que este verano la provincia de Castellón recibirá menos turistas centroeuropeos de los previstos, al menos por vía aérea. Por contra, al tenor de los datos que manejan los empresarios del sector, serán más los visitantes nacionales que lleguen a la Costa de Azahar.

Suscríbete a nuestra newsletter