Para "proteger el empleo"

Garamendi cree que en septiembre habrá que valorar la nueva situación de ERTE

Sobre el teletrabajo, advierte que si a una empresa le ponen condiciones imposibles de cumplir puede contratar fuera de España

Archivado en: 

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha valorado la extensión de las condiciones de exoneración de cuotas de los ERTE hasta el 30 de septiembre, pero ha insistido en que en ese mes habrá que volver a sentarse para analizar nuevamente la situación de las empresas con el fin de proteger el empleo. En una entrevista en Onda Cero, Garamendi ha señalado que “proteger a las empresas es proteger el empleo” y “cuando llegue septiembre veremos”.

Ha insistido en que las negociaciones “nunca acaban”, y ha considerado que julio y agosto son meses muy importantes para valorar la reactivación del empleo. “Cuando llegue el último trimestre vamos a ver como funciona la economía. Veremos que pasa con Canarias, que son muy importantes los meses a partir de septiembre”, ha recalcado. El dirigente de la CEOE ha recordado que todavía hay empresas que no pueden abrir por órdenes administrativas que imposibilitan la actividad y que paralelamente hay un problema de demanda“Por ejemplo en el sector hotelero. Las fronteras estuvieron cerradas hasta ayer”, ha señalado.

Asimismo, ha criticado que el Gobierno quiera legislar “rápidamente” sobre el teletrabajo y ha pedido “mesura”, ya que ha avisado de que si a una empresa le ponen condiciones imposibles de cumplir puede contratar fuera de España, como en Portugal o Brasil. “Si tengo que contratar y se me ponen condiciones imposibles y que no pueda gestionar a mi plantilla, es que yo mañana puedo contratar en Portugal… El mundo es global y la digitalización es global. Cuidado cómo se plantea esto”, ha advertido Garamendi.

Según el anteproyecto de ley del Gobierno para regular el teletrabajo adelantado por El País y al que ha tenido acceso Efe, las empresas deberán sufragar “en su totalidad” el desarrollo del teletrabajo, que no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado “relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”.

El presidente de la patronal de empresarios ha señalado que el trabajo no presencial está bien como planteamiento de conciliación familiar y laboral y como elemento de flexibilidad pero ha señalado que tiene desventajas para la empresa, como la falta de trato personal y físico“Si gestionamos una empresa sin el trato personal, la unidad de empresa se pierde”, ha dicho al tiempo que ha reconocido que el teletrabajo ha sido imprescindible para poder enfrentar la crisis del coronavirus pero que “es una situación que no es la ideal”.

Garamendi ha insistido en que esta forma de trabajo tiene muchas ventajas si está bien gestionada pero ha advertido: “Cuidado con poner criterios que lo haga poco atractivo o lo plantee con rigidez”, en relación a la empresa. “No sería lógico que si luego se hace un huevo frito en casa y le salta el aceite sea un accidente laboral”, ha ironizado, al tiempo que también ha dicho que “el teletrabajo, igual que ha habido gente que ha trabajado muchísimo, también permite que se trabaje menos”. El dirigente de la CEOE ha pedido al Ejecutivo que no legisle con prisa y haga un planteamiento reposado y con tranquilidad.

Suscríbete a nuestra newsletter