Desde el CSIF esperan que durante esta semana estén resueltos todos los pagos de prestaciones por ERTE

¿Qué problemas han causado el retraso en el pago de los ERTE?

La falta de personal, el poco tiempo de adaptación o el nuevo sistema... problemas tras el retraso en el pago de las prestaciones a más de 380.000 españoles

Archivado en: 

Interior de una oficina del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE).

La crisis del coronavirus ha obligado al Estado español a adoptar medidas extraordinarias con las que paliar los efectos adversos de la pandemia. Entre las medidas tomadas por el Ejecutivo están los ERTE por fuerza mayor, los cuales han servido para proteger el empleo de los trabajadores y sus ingresos, así como aligerar la carga a las empresas en este periodo de parón económico al que ha obligado el confinamiento.

Sin embargo, según las estimaciones del sindicato CSIF, son más de 380.000 los empleados que aún no han recibido las prestaciones que les corresponden por los ERTE a fecha del 24 de mayo. Aquí en la Comunitat Valenciana, como expuso el propio presidente, Ximo Puig, son alrededor de 25.000 los trabajadores a la espera de cobrar sus subsidios.

¿Qué estaría detrás del retraso en el pago de los ERTE? Según expone a Economía 3 el delegado de CSIF en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Santiago Álvarez, un primer motivo sería la rapidez con la que se han implementado la nuevas prestaciones, lo que ha dado poco tiempo a adaptarse. Indica que la urgencia de la crisis ha implicado que “todas estas prestaciones se aprueben en un tiempo récord” cuando lo normal sería que pasarán un par de meses para que los servicios del SEPE estuvieran listos.

En esta línea, expone que se ha instalado un nuevo sistema basado en Excel con una “interfaz sencilla”, el sistema HOPE, con el que se ha buscado agilizar los trámites de los ERTE por parte de las empresas, pero que, como expone Álvarez, ha provocado errores que se han detectado en la gestión de los procedimientos de suspensión y/o reducción de jornada, lo que habría dejado a un 11 % de los empleados adheridos a un ERTE por fuerza mayor con retrasos en el cobro de su prestación. El motivo del fallo de este sistema se encuentra en los datos que deben incluir las empresas en la base de excel como son los datos del trabajador o la cuenta bancaria, por ejemplo.

“Cualquier error que tenga esa base de datos, el sistema no lo va a reconocer y no lo admite”, señala el delegado del CSIF. De este modo, por ejemplo, un error en el número de la cuenta bancaria o no ser el titular de esta, hace que el sistema no lo reconozca y paraliza la orden, lo que obliga a los trabajadores del SEPE a revisar uno por uno los expedientes, algo que no pueden hacer hasta que se ha producido el error. Esto aumenta la carga de trabajo de una plantilla que lleva reduciéndose desde el año 2010, lamenta Álvarez.

“La plantilla del SEPE está bastante mermada”, alerta el delegado sindical quien indica que en la actualidad son alrededor de 6.700 trabajadores en toda España, cuando hace 10 años eran casi 10.000 empleados. Lo que ha supuesto que aumente la carga de trabajo a lo largo de los años, una situación que se ha visto agravado en los últimos meses por la crisis del coronavirus. Según los datos manejados por el CSIF, durante el mes de abril el incremento de la carga de trabajo en España ha sido del 531 %, y en la Comunitat Valenciana ha sido del 523 %. La provincia de Alicante es donde más ha aumentado la carga (602 %), seguida de Valencia (534 %) y Castellón (435 %).

Por otro lado, como informa Efe, el sindicato CSIF ha reclamado este jueves que se refuerce la seguridad de las oficinas del SEPE antes de su apertura para proteger a los empleados públicos, según detalla en un comunicado. CSIF pide que pide que las oficinas cuenten con personal de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y que se dé prioridad a las gestiones telemáticas, al tiempo que ve necesario un refuerzo de la plantilla para atender al aumento de la carga de trabajo ante la crisis del coronavirus.

Añade Álvarez que piden “no abrir, hasta que se normalice el pago de las prestaciones y se cumplan los parámetros de distancia social, suministro de mascarillas y reformas de las instalaciones para preservar la salud de los trabajadores y publico en general, para evitar contagios”.

Según el sindicato, el SEPE ultima la apertura al público a principios de junio cuando aún hay “miles” de expedientes por resolver y los trabajadores tendrán que gestionar la nueva prestación para empleadas del hogar. Esperan desde el sindicato que se resuelva durante esta semana los retrasos en el pago de las prestaciones de los ERTE.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter