Inversores

Las preferentes de la CAM pueden llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

ADICAE estudia presentar recursos en Estrasburgo y el Tribunal Constitucional porque el perjuicio no solo afectó a los ahorradores, sino al conjunto del mercado

Sede central de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo. /E3

ADICAE estudia recurrir el archivo por el Tribunal Supremo de la causa judicial por las preferentes de la CAM al Tribunal Europeo de Derechos Humanos por el perjuicio causado no solo a los ahorradores afectados, sino también a todo el mercado financiero durante la crisis económica de aquel momento, que ocasionó el rescate bancario en España.

Querer dar carpetazo como si el asunto se redujera a las pensiones desproporcionadas de algunos directivos, pero no al principal problema, la gestión en muchos casos corrupta, con grave afectación para los consumidores y también a la economía en su conjunto, ya que alteró enormemente el mercado, no nos parece justo“, ha resaltado Fernando Herrero, de la directiva de la Asociación de Usuarios de Bancos Cajas y Seguros (ADICAE).

Sus servicios jurídicos exploran la posibilidad de recurrir pensando en Europa y también al Tribunal Constitucional, después de valorar que “la sentencia viene a abordar una cuestión importante, la capacidad de acción colectiva, para defender a un conjunto de personas y además con impacto en el mercado”, según Herrero. “Entendemos que hay algunas contradicciones, con intereses difusos y generales, además de conceptos jurídicos creemos que no venían al caso, ya que considera que si algunos perjudicados se retiraban, nosotros como ADICAE no podemos ejercer esa acusación, pero existe la obligación de denunciar un delito cuando se conoce“, razona.

“Se puede repetir”

Además, más allá de las cuestiones técnicas desde el punto de vista jurídico, la gestión de las preferentes de la CAM tuvo consecuencias, se ha “esquilmado” al erario público por “la liquidación de cajas de ahorro a precio de saldo, con impunidad de algunos directivos, solo algunos condenados de forma simbólica, y se pueden repetir cosas en el futuro“, a juicio del representante de ADICAE, para quien “no se puede considerar que ha desaparecido el perjuicio, ya que ha afectado al mercado con grandes costes por parte del Estado“.

Acerca de aquellos ahorradores que optaron por acogerse a cambiar sus preferentes por acciones del Banc Sabadell, Herrero opina que “el canje no les compensaba el tiempo y el trastorno sufrido, privados de sus ahorros en la crisis de 2008 y con todos sus efectos“.

Suscríbete a nuestra newsletter