Crisis coronavirus

Florida Universitària fabrica pantallas de protección para luchar contra el Covid-19

Su área de Ingeniería ha dado un uso social a las tres impresoras 3D con las que cuenta fabricando cerca de 30 pantallas diarias

Sanitarios con las pantallas fabricadas por Florida. | Imagen: Florida

Florida Universitària quiere aportar su granito de arena en la lucha contra la pandemia del coronavirus y sus recursos materiales y humanos se han movilizado para afrontar un nuevo reto: ayudar a frenar los contagios del COVID-19 fabricando pantallas de protección con sus impresoras 3D.

Para ello, su área de Ingeniería ha dado un uso social a las tres impresoras 3D con las que cuenta. Ahora están a pleno rendimiento fabricando cerca de 30 pantallas diarias de protección que sirven de complemento a los EPI del personal sanitario que está más expuesto a un posible contagio. El técnico responsable de talleres y laboratorios del área de Ingeniería, Santiago Muñoz, coordina la fabricación, los pedidos, recursos, distribución y logística de las pantallas que se producen con las tres impresoras 3D.

Compañeros de trabajo, amigos familiares y distintos contactos están corriendo la voz para hacerlas llegar al máximo de profesionales sanitarios posibles que necesitan protección para atender a enfermos, reduciendo así los riesgos al contagio. “Acabábamos de hacer un pedido de plástico para estas impresoras en Florida Universitària, se decretó el confinamiento y no vimos un mejor uso que ayudar a quienes ahora están en primera línea de fuego combatiendo esta enfermedad y necesitan equipos que les protejan”, explica Santiago Muñoz.

Residencias, equipos de SAMU, hospitales y ambulatorios, principalmente, son los destinatarios de las pantallas de plástico que elaboran las impresoras 3D de Ingeniería de Florida Universitària.

Desde Picanya, desde el confinamiento en su casa, el profesor de Florida Universitària fabrica poniendo a pleno rendimiento las dos impresoras 3D para darles una rápida salida a las pantallas que imprime. Le ayuda uno de los alumnos en prácticas de Ingeniería, Carlos Picazo, quien también con la otra impresora, desde su casa, se ha coordinado para producir este producto de protección. Ya han entregado cerca de un centenar de pantallas repartidas entre el Hospital Psiquiátrico de Bétera, el Alfa 10 del SAMU de Torrent, la Residencia Los Viñedos de Utiel, el PAS de Campanar, el IVO, la Guardia Civil de Paiporta y la Policía de Picanya. Y cada día que pasa, los pedidos aumentan: Gandia, Valencia, Paiporta…

Por este motivo y viendo la creciente demanda de este tipo de protectores, Santi Muñoz se ha ofrecido a coordinar a todas las personas que posean una impresora 3D tanto alumnado, como profesorado y personal de Florida Universitària, así como cualquier usuario de este tipo de impresoras para llegar al mayor número de profesionales.

Suscríbete a nuestra newsletter