Se valoran más otros aspectos

En el mercado laboral de la era digital el salario importa pero menos

Según un estudio realizado por Hays Response, la Generación Z es la primera que no lo sitúa entre los objetivos principales para aceptar un puesto

Silvia Piqueras, durante su intervención sobre el mercado laboral en la jornada Retos 2020 celebrada recientemente en Alicante | Foto: Joaquín P. Reina

El mercado laboral es uno de los elementos sujetos a cambio en la era de la digitalización pero no solo en lo que respecta al eclipse de muchas profesiones y el surgimiento de otras nuevas. También en cuanto a los factores que valoran los candidatos a la hora de aceptar una oferta de empleo. Según Silvia Piqueras, gerente de Hays Response, “el mercado laboral está cambiando y la empresa debe estar preparada para afrontar ese cambio y poder atraer y retener el talento”.

Según un estudio realizado por Hays, la Generación Z -nativos digitales nacidos a partir del año 1996- es, sin duda, la que más evidencia los signos de la transformación.  Se trata por ejemplo de la primera generación que no sitúa el salario entre los tres primeros objetivos profesionales que esperan conseguir en un nuevo empleo.

El 67% de los encuestados por Hays valora poder formarse mejor, el 32% tener facilidades para llegar al trabajo y el 31% que el puesto conlleve oportunidades a largo plazo. “La Generación Z nos va a cambiar completamente”, afirma.

La generación anterior – los llamados Millenials– sí tienen como primer objetivo obtener más salario – el 66% de los encuestados-, seguido de la posibilidad de tener oportunidades a largo plazo – el 49%- y de lograr una mejor conciliación personal y laboral -el 34%-. La Generación X -personas nacidas en los años 60 y hasta principios de los 80- coincide en poner como primer objetivo un mejor sueldo – el 59%-, seguido de las oportunidades a largo plazo que les puede abrir el nuevo puesto – el 39%- y, como tercer objetivo, sitúan la mejora en materia de conciliación.

El análisis de Hays incluye también a la generación del Baby Boom -nacidos entre 1958 y 1977-.  La trayectoria asociada a un mayor edad hace que los objetivos varíen en gran medida con respecto a las generaciones más jóvenes. El objetivo principal mayoritario que esperan conseguir en un nuevo empleo es aumentar su seguridad laboral – en un 67% de los casos-, un mejor encaje con sus superiores – en el 44%- y un mayor salario -33%-.

Nuevas motivaciones

Respecto a la pregunta sobre qué pueden hacer las empresas para motivar a sus profesionales, el estudio de Hays refleja que las cuatro generaciones coinciden de manera unánime en el aumento salarial como el aspecto principal, aunque con distinto porcentaje. En el caso de los encuestados de la Generación Z fue del 100%, el 71% de los Millenials , el 51% de la Generación X y el 67% de los Baby Boomers.

La mejora del horario fue otro de los aspectos mayoritarios a tener en cuenta por parte de la Generación Z – así lo consideraron el 67%- seguido de la mejora de las instalaciones -un 33%-.

Los Millenials valoraron también como segundo aspecto la mejora el horario -un 36% de los encuestados-, seguido de un mayor reconocimiento -35%-.  Éste último aspecto también fue valorado en un porcentaje similar por los encuestados de la Generación X y el 26% apuntó la mejora del horario en tercer lugar.

Por último, los baby boomers  valoraron como importante en sus respuestas un cambio de proyecto y un mayor reconocimiento, en ambos casos con porcentajes del 33%.

Suscríbete a nuestra newsletter