La Airef considera insostenibles las finanzas de la Generalitat

Considera improbable cumplir con la regla del gasto ni el objetivo de estabilidad para 2020

Presentación del informe de la Airef sobre las finanzas autonómicas

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Airef, considera muy improbable que la Comunitat Valenciana cumpla el objetivo de estabilidad de 2020 del 0,0% del PIB. Para el organismo independiente, para alcanzar el equilibrio se precisa un ajuste superior al 1,5 % del PIB regional. El organismo sitúan a nuestra autonomía en la situación financiera más delicada de todo el conjunto nacional.

Aunque considera que los ingresos en 2020 aumentarán por encima del 5 %, se prevé que los gastos crezcan en torno al 4 %. Este crecimiento se origina en un aumento del 6 % en los gastos de personal y un aumento en torno al 3 % derivado de las medidas relativas a servicios sociales.

La Airef aprecia un riesgo alto de incumplimiento de la regla de gasto en 2020, por el crecimiento de los empleos en torno al 3 %.

Según las previsiones de la entidad, la ratio de deuda se situaría en torno al 41,8 % del PIB, 4 décimas menos que en 2018. Esta previsión supera a la realizada por la propia comunidad por la mayor deuda para financiar el exceso de déficit y un crecimiento menor del esperado.


Los incrementos de deuda resultan incompatibles con los objetivos de estabilidad financiera


Añade el oganismo que los incrementos de deuda previstos en 2019 y 2020 resultarían compatibles con el actual sistema de fijación de objetivos, por lo que se prevé su cumplimiento.

El riesgo para la sostenibilidad de la Comunitat Valenciana es muy alto, teniendo en cuenta “el elevadísimo nivel de deuda y el escaso espacio tributario disponible”, según el informe de la entidad.

Añade que la dependencia de los mecanismos extraordinarios de financiación es muy elevada y sigue creciendo. “La deuda contraída con la administración central supone en el segundo trimestre de 2019 el 82,9% del total del endeudamiento de la comunidad”.

Las perspectivas para 2020 apuntan a que la evolución positiva de los recursos del sistema de financiación podría ayudar a una ligera mejora del déficit primario. No obstante, las medidas de incremento del gasto adoptadas moderan este proceso, perjudican la regla de gasto y pueden empeorar las perspectivas de futuro ante evoluciones menos positivas de los recursos del sistema.

La situación apreciada parece exigir, por un lado,la adopción de medidas o actuaciones que permitan corregir el crecimiento del gasto y el riesgo de incumplimiento de la regla; y, por otro, medidas de carácter estructural y permanente dirigidas a moderar el crecimiento del gasto y/o mejorar la tendencia de los ingresos.

Ello con el objetivo de conseguir una consolidación fiscal que permita el acercamiento a los objetivos de estabilidad y, fundamentalmente, la disminución del nivel de deuda y del riesgo de sostenibilidad.


El organismo independiente recomienda un estudio para identificar dónde se puede recortar el gasto o incrementar el ingreso


Ante esta situación, la Airef emite una serie de recomendaciones, que incluyen recortes temporales y aplazamiento del gasto a ejercicios futuros. “Sería deseable identificar las áreas/actividades de gasto en las que se producen ineficiencias o se concentran las mayores desviaciones respecto a las previsiones inicialescon el fin de diseñar y aplicaren un medio plazo actuaciones específicas encaminadas a sucorrección y mejora”, recoge el informe.

En concreto, y ya para el presupuesto en trámite de aprobación, la Airef recomienda actuaciones que favorezcan el cumplimiento de la regla del gasto; un estudio que identifique posibilidades de mejora en el gasto autonómico o en la estructura de ingresos; y planificación a medio plazo para continuar en la senda de reducción del déficit.

Con todo ello, la Airef reitera que la fijación de objetivos debe tener en cuenta la situación particular de cada comunidad autónoma, por lo que solicita al Ministerio de Hacienda que la fijación de los objetivos del próximo periodo tenga en cuenta una planificación a medio plazo, “en la que los objetivos anuales tengan en cuenta la situación fiscal de cada comunidad y se acompañe de una condicionalidad que garantice un compromiso firme de lasCC.AA.en el cumplimiento de las reglas fiscales”.

Suscríbete a nuestra newsletter