Inmigrantes antes que empresarios

Presidenta
Jovesólides
Archivado en: 

Una oportunidad de vida, para prosperar, negocios, una aventura, por amor, por idiomas… los motivos de la migración son varios, aunque la mayoría ofrece un denominador común: los inmigrantes son el eslabón más débil, sujetos siempre a las cambiantes condiciones del contexto social –nacional e internacional-, y en el que la solidaridad es fundamental. Lo saben bien España, país tradicionalmente emigrante: a Europa, a Sudamérica, o a Estados Unidos.

Un informe de IE Business School y Ria Money Transfer España concluye que España es el mejor país para los inmigrantes, tanto por el número de proyectos como por su rendimiento. Quizá esta variable se explica porque el perfil de los inmigrantes es de elevada formación y porque dedican sus ahorros al emprendimiento.

Los inmigrantes emprenden más que los españoles en tiempos de crisis y permiten revitalizar el comercio tradicional y de proximidad. Ese informe anuncia también que las mujeres inmigrantes emprendedoras son menos en cantidad, pero sus proyectos tienen más éxito.

Martín Habiague es un sociólogo argentino, nieto de asturianos y vascos emigrantes, padres argentinos y esposo de belga afincado en España. En Barcelona abrió el Espai Mescladís, restaurante en el que trabajan y aprenden inmigrantes y se cocina para personas en riesgo de exclusión social.

El creador de Destinia.com, Amouda Goueli, nació en Nubia y antes de afincarse en España con el cambio de siglo y fundar la plataforma de viajes, recorrió diversos países. Miembro de la ONG Plan International España, es un experto analista de la Organización Mundial de Turismo.

Ana Escandell, constituye otro ejemplo de emprendimiento solidario. En 2011 fundó la empresa social ‘A puntadas’, para mujeres en riesgo de exclusión social. Después de recorrer el mundo durante dos décadas, convivió con los Masai en África para facilitar su propia integración y conocer su cultura antes de colaborar con la tribu en proyectos solidarios y empresariales.

La tribu Maasai protagoniza también la colección solidaria de Pikolinos, en la que las mujeres africanas bordan a mano la decoración de las sandalias y complementos. Esta colaboración es el resultado de las vivencias de Juan Perán, murciano emigrado a Elche y fundador de la firma, con la tribu.

Algunos de estos inmigrantes y empresarios serán los protagonistas del IV Foro Internacional de Innovación Social, bajo el lema ‘Migraciones: en sintonía reiniciamos el sistema’, que se celebrará los días 12 y 13 de diciembre organizado por la Asociación Jovesólides, en colaboración con la Red Creactiva, y que, además de los testimonios sobre vivencias y proyectos, reunirá a más de 300 personas para tratar cuestiones sobre uno de los principales retos del siglo XXI: la inmigración, las tendencias y los retos sociales de este fenómeno global.

Suscríbete a nuestra newsletter