Estadística de Procedimiento Concursal

Los concursos de acreedores aumentan un 12 % en la Comunitat Valenciana

El número de empresas que se declararon en concurso de acreedores en el tercer trimestre del año fue de 142, la mayoría del sector comercio y de la construcción

Archivado en: 

Se ha conocido los datos sobre los concursos de acreedores. | Fuente: INE

El número de empresas que se declararon en concurso de acreedores en la Comunitat Valenciana durante el tercer trimestre del año fue de 142, un 11,81 % más que en el mismo periodo de 2018. En España el incremento ha sido del 14 %, siendo 963 las compañías concursadas, según los datos recogidos por la Estadística de Procedimiento Concursal del INE. De este modo, la Comunitat es la tercera región con mayor número de empresas concursadas por detrás de Cataluña (207) y Madrid (172).

Por provincias, Valencia es la que más empresas en concurso de acreedores tiene con 94. La sigue Alicante con 40 y por último Castellón con 8 compañías concursadas. Por otra parte, el número total de deudores concursados, que incluye a personas físicas sin actividad empresarial y a empresas, fue en la Comunitat de 185, un 4,5 % más que un año antes. A nivel nacional se registraron 1.384, un 9,1 % superior.

Por tipo de concurso, 172 fueron voluntarios (un 3 % más que en el tercer trimestre de 2018), y 13, necesarios (un 30 % más). Por clase de procedimiento, los ordinarios fueron 7 procesos y los abreviados, 178. De los 185 deudores concursados registrados en el tercer trimestre, 142 eran empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas), y 43 eran personas físicas sin actividad empresarial, lo que representa 77 % y el 23 %, respectivamente, del total de deudores.

“Se ha producido un incremento en la tasa anual pero si miramos el cómputo anual acumulado el número de concursos presentados en los tres trimestres de este año es bastante parecido a los primeros tres trimestres de 2018. No parece que haya muchos cambios”, señala Francisco Menargues, Decano-Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Economistas de Alicante. En lo que va de año, los deudores concursados en la Comunitat ascienden a 643, mientras que durante los tres primeros trimestres del año pasado la cifra fue de 609.

mapa-acreedores-3T

Número de empresas que se declararon en concurso de acreedores por provincias durante el tercer trimestre de 2019. Fuente: INE.

Apunta Menargues que existen dos tendencias que se perciben del análisis de los datos de la Estadística de Procedimiento Concursal. Por un lado, apunta al “estancamiento” de las personas físicas que se declaran en concurso de acreedores. En la Comunitat Valenciana las personas físicas tanto sin actividad empresarial como con actividad que accedieron a concurso de acreedores fue un 13 % inferior el tercer trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior.

Expone que se debe, sobre todo, a la Ley de Segunda Oportunidad. “En su momento se crearon grandes expectativas pero en la práctica se está viendo que la tramitación es muy complicada, farragosa y lo que hace es que haya menos gente que acuda a ese sistema”, asevera el presidente del Colegio de Economistas.

Por otro lado, la segunda tendencia que señala es que “las empresas que más se presentan a concurso son las del sector comercio seguidas de las del sector de la construcción”. Son 33 las compañías del sector comercio las que se presentaron a concurso de acreedores en le tercer trimestre de 2019, y 24 las del sector de la construcción; en conjunto representan el 40 % del total de empresas.

Esta misma percepción comparte Gonzalo Boronat, socio director de GB Consultores, quien añade que se trata de “empresas muy pequeñas las que se están presentando a concurso con menos de 20 trabajadores y cifras de negocio inferiores a los 2 millones de euros”.

Alerta, además, que el problema se focaliza en las empresas de más de 10 años. “Lamentablemente estamos observando que las empresas más antiguas son las que están concursando y cerrando”, expresa Boronat quien señala que en su mayoría se trata de negocios familiares y pequeñas empresas comerciales. Se debe, en su opinión, a tres problemas. El primero es la posibilidad de que la generación que llevaba la compañía “se ha hecho mayor y no hay continuidad de negocio”.

Fuente: INE.

Después apunta que un segundo problema puede ser que “la empresa tiene que acometer inversiones” y no tiene la capacidad para ello. Y una última posibilidad que explica la alta edad de las empresas que acceden a concurso de acreedores es la falta de un modelo de gestión capaz de prever este tipo de situaciones. “No estamos planificando el negocio, no estamos sabiendo traspasarlo o venderlo a tiempo y no estamos teniendo continuidad en las empresas familiares”, resume Boronat y concluye que “las cifras que tenemos no son preocupantes” pero que hay que investigar el por qué de ellas.

Por último, apunta Menargues dos constantes que se repiten año tras año en los concursos de acreedores. Por una parte, empresas que deberían acudir por su situación de insolvencia pero que no lo hacen. “Se presentan menos concursos que en Portugal, cuando nuestro PIB es cuatro veces mayor”, destaca el presidente del Colegio de Economistas. Y en segundo termino, señala que las empresas que se presentan a los concursos lo hacen cuando es difícil revertir la situación. “Lo hacen cuando están en una situación de insolvencia grave y por eso la mayoría de las empresas que acuden a concurso terminan en liquidación”, concluye Menargues.

Suscríbete a nuestra newsletter