Próximos pasos: crear una estructura profesional y atraer recursos

Valencia Capital Mundial del Diseño, lo imposible está hecho

Una recompensa a un trabajo titánico realizado en poco más de seis meses y que se ha resumido en un libro de más de 500 páginas

¿Y ahora qué? Ahora quedan dos años por delante para organizar un calendario de actividades| Imagen. Marcos Soria

Ya se ha conseguido. En 2022 València será Capital Mundial del Diseño, una recompensa a un trabajo titánico realizado en poco más de seis meses y que se ha resumido en un libro de más de 500 páginas donde se recoge la historia y la proyección del diseño valenciano y su infuencia en el tejido productivo y social de la Comunitat. Como bien apuntó Vicent Martínez, lo imposible ya está hecho. Ahora solo falta lo difícil.

La designación de València como Capital Mundial del Diseño 2022 por parte de la World Design Organization se recibió con euforia y no era para menos. El trabajo desarrollado por la asociación impulsora de la candidatura fue gigantesco.

Un quehacer que va desde la labor de sumar voluntades a la de plasmar en un documento atractivo el pasado, presente y futuro del estrecho vínculo que une diseño con la sociedad y el tejido productivo valenciano.

¿Y ahora qué? Ahora quedan dos años por delante para organizar un calendario de actividades que se desarrollará a lo largo de doce meses.

“A partir de la designación y con los recursos prometidos por las administraciones públicas, ya podemos empezar a crear una estructura profesional que organice todo el proceso”, afirma Marisa Gallén, presidenta de la Asociación promotora de la candidatura.


Conoce todo el contenido:

Suscríbete a nuestra newsletter