Infraestructuras para las áreas industriales

Asivalco reclama una lanzadera que una València con Quart, Manises y Paterna

Desde Fuente del Jarro también proponen otra línea de autobús que dé servicio a los barrios del sur de València que vaya a Fuente de Jarro directamente por la V-30

Imagen aérea de Fuente del Jarro. FIRMA: Zeppeline Valencia

Fuentes de Asivalco piden a la Administración, en concreto al Ivace y a la Dirección General de Transportes, “autobuses lanzadera, como mínimo para las horas punta y que presten servicios a los barrios del sur de la ciudad de València”, subraya el gerente de la entidad, Joaquín Ballester, quien propone dos alternativas y que podrían tener como punto de salida la estación del Norte. En la primera de ellas, el autobús podría ir directo a Fuente del Jarro por la V-30; y en la segunda, salir por la avda. del Cid en dirección a la A-3 y enlazar con las áreas industriales de Quart de Poblet, Manises-Aeropuerto y Fuente del Jarro-Táctica. Se trata de una serie de propuestas que ya recogía el Plan de Movilidad de Fuente del Jarro desarrollado por la entidad hace unos años.

Para Asivalco, crear una línea de bus que enlace áreas industriales de tres municipios distintos podría ser una buena inversión pública para reducir el número de vehículos en circulación, lo que aliviaría en parte los problemas de accesos y salida en horas punta, mejoraría las opciones de aparcamiento y reduciría costes de consumo de combustible y medioambientales. Desde la entidad recalcan que “si era una buena propuesta hace unos años, en un contexto en el que había menos trabajadores, aún tiene mayor sentido en este momento”.

Esta demanda ha venido generada por los problemas de movilidad que experimenta actualmente Fuente del Jarro, con más de 9.500 trabajadores que acceden diariamente al área empresarial en vehículo privado con una tasa de ocupación inferior a 1,1 personas por coche.

Movilidad

Según recuerda Joaquín Ballester, en 2010-2012 hicieron un estudio de movilidad y dos años después se hizo un segundo proyecto que también patrocinó la Agencia Valenciana de la Energía  sobre las posibilidades de dos líneas lanzadera  para las horas de entrada y salida de Fuente del Jarro.

Dicho Plan de Movilidad reflejaba que “en torno al 42% de los trabajadores de Fuente del Jarro provenían de la ciudad de València y se intentó estudiar la posibilidad de que pudieran venir en transporte público para evitar el vehículo privado”, subraya Ballester.

“En 2010-2012, como estábamos en plena crisis, ese trabajo que fue subvencionado por la Generalitat a través de AVEN no tuvo continuidad y en aquella época no teníamos confianza en que invirtieran en una nueva línea de autobuses”, incide.

Sin embargo, continúa el gerente de Asivalco, “la situación económica ha cambiado y vuelve a haber grandes retenciones en las horas punta. Además, Fuente del Jarro que ya tenía problemas antes, conforme ha ido creciendo el área empresarial Táctica han aumentado el número de empresas, vehículos y trabajadores y seguimos contando con los mismos accesos. Este es un problema cada vez más complicado de resolver”, destaca. Por ello, “pedimos que la Administración mejore la oferta de transporte público”.

Joaquín Ballester recalca también que los barrios de la zona norte de Valencia podrían llegar con transporte público gracias a FGV, “aunque las frecuencias son insuficientes” y la línea de autobús Valencia-El Plantio pero no ocurre lo mismo con los barrios del sur de València.

El gerente de Asivalco subraya también que “seguimos esperando actuaciones comprometidas, como la ampliación de la carretera de Manises que incluye nuevos accesos a nuestra área industrial, pero ante los retrasos y de manera complementaria, creemos que es necesario una apuesta de ámbito metropolitano por el transporte público, especialmente para conectar con los barrios del sur de Valencia”.

Suscríbete a nuestra newsletter