Almuerzo de trabajo con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE)

Garamendi (CEOE) confía en que tras el 10 N haya “estabilidad y moderación”

El presidente de la patronal ha manifestado en relación a la situación actual en Cataluña que "por encima de todo está el Estado de derecho"

Archivado en: 

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, atiende a los medios de comunicación antes del almuerzo de trabajo que celebra con la Asociación Valenciana de Empresarios. EFE/Manuel Bruque

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, espera que después de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre haya una situación de “estabilidad y moderación” y que los partidos políticos “se sienten en la mesa y lleguen a acuerdos”.

Garamendi ha hecho estas declaraciones este lunes a los periodistas antes de asistir a un almuerzo de trabajo con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), y ha dicho que espera que después de la próxima cita electoral “no haya más en cuatro años”.

“Nosotros trabajaremos con lo que toque y siempre estaremos con la lealtad institucional”, ha añadido para declarar a continuación: “Lo que no tiene mucho sentido es que se nos esté lanzando a la ciudadanía lo que nos separa permanentemente y no lo que nos une”.

Para el presidente de la CEOE la actitud de los políticos choca con la realidad de la calle, en la que “nos encontramos a personas con diferentes opciones, que pensamos diferente pero que nos entendemos y hablamos”.

Al respecto, ha puesto como ejemplo el diálogo social, “con 5.000 mesas abiertas en España que crean la paz social, que es la mejor infraestructura que se puede crear en este país”.

Garamendi espera por ello que, tras el 10 de noviembre, los partidos políticos “se sienten con sus responsabilidades y realmente hablen de las cosas importantes que nos afectan a todos”, como son las pensiones, las infraestructuras, la innovación, la formación y “tantas cosas que realmente son las que van a ayudar a que nuestro país crezca”.

Conflicto catalán

Por otro lado, el presidente de la patronal ha manifestado en relación a la situación actual en Cataluña que “por encima de todo está el Estado de derecho” pero que la clase política “tiene la obligación de sentarse a hablar y llegar a acuerdos”. Ha asegurado que la CEOE no tiene que entrar a analizar la sentencia del “procés” dictada por el Tribunal Supremo y que hay que “respetar la Ley”.

Según Garamendi, estamos viviendo una situación “anómala” y tanto los empresarios catalanes como la confederación empresarial están pidiendo “estabilidad” y “moderación”, y que “por encima de todo está el Estado de derecho”.

Se ha referido a la huelga convocada el pasado viernes en Cataluña, que a su juicio “no era una huelga” porque no atendía a un conflicto entre empresa y trabajadores, y ha lamentado que la gente tuviera que parar por el corte de carreteras o por temor a la violencia que se ha generado.

“Nosotros lo que queremos y hemos pedido es el orden, porque el orden es el que realmente puede llevar a que las empresas puedan funcionar”, ha insistido.

Respecto al papel de la clase política en el conflicto, Garamendi ha señalado que tienen la “obligación de sentarse a hablar y llegar a acuerdos, que es lo que debían hacer”, aunque ha insistido en que “por encima de todo está el Estado de derecho que es el que nos da la tranquilidad y la estabilidad” que necesitan las empresas y la ciudadanía.

Ha recordado además que Cataluña es un gran motor en la economía española, ya que supone el 19 % del PIB, y las empresas catalanas “pueden sacar un buen músculo” porque “son y están dentro de las mejores empresas de nuestro país”.

Para el presidente de la CEOE es una noticia “muy negativa” que más de 5.000 empresas se hayan tenido que ir de Cataluña desde el inicio del conflicto por el “procés” y espera que “no salgan muchas más”.

Suscríbete a nuestra newsletter