Entrevista a Álvaro Zamácola, country manager de BlaBlaCar en España y Portugal

“BlaBlaCar fue de los primeros modelos en cuestionar la forma en la que nos movemos”

La plataforma cuenta con más de 550 mil usuarios en la Comunitat Valenciana y ha experimentado un crecimiento del número de pasajeros del 84% desde el año 2016

Archivado en: 

Álvaro Zamácola, country manager de BlaBlaCar en España y Portugal.

La francesa BlaBlaCar cumple 10 años de su entrada en España, el segundo país en el que se instauró. Esta plataforma para compartir vehículo supo anticiparse a las nuevas formas de movilidad y hacerse con un nicho de mercado que ha demostrado ser rentable. Desde su nacimiento en 2006, la compañía fundada por Frederic Mazzella ya está presente en 22 países y cuenta con más de 80 millones de usuarios. “Hemos sido uno de los primeros modelos en cuestionar la forma en la que nos movemos”, señala Álvaro Zamácola, country manager de BlaBlaCar en España y Portugal.

Añade que la plataforma “pone en cuestión si estamos utilizando los coches de la manera más eficiente ya que el problema es que muchos de ellos van vacíos”. Según los datos que maneja la plataforma, la tasa media de ocupación de un turismo en Europa es de 1,9 personas (1,7 en España), mientras que con BlaBlaCar es de 3,9 usuarios por vehículo. Señalan que el uso del coche compartido reduce 1,6 millones de toneladas de CO2 al año. En España durante el último año se evitó la emisión de más de 139.000 toneladas de CO2 gracias al vehículo compartido.

“El fin de la aplicación es utilizar el coche de manera más eficiente y compartir los gastos derivados del viaje”, expone Zamácola. La idea de BlaBlaCar nació a raíz de una necesidad concreta: su fundador tenía que volver a casa y no quedaban billetes de tren libres. Finalmente, logró que su hermana le recogiera de camino en coche. Así pués, durante el trayecto, se dio cuenta de que los vehículos que veía en la carretera iban casi todos vacíos. De este modo surgió la idea de crear una red social que pusiese en contacto a conductores con asientos libres con pasajeros que necesitasen realizar el mismo trayecto.

Según exponen desde la multinacional, el carpooling, es decir, compartir vehículo, también supone un cambio en la conducta de los usuarios. El estudio elaborado por BlaBlaCar, Zero Empty Seats, muestra que un 28% de los usuarios que utilizan la plataforma como pasajeros retrasan la obtención de su carnet de conducir “al priorizar el acceso a la movilidad”. Además, existen nuevos hábitos relativos a la seguridad vial ya que el 22% de los encuestados afirmó que reduce su velocidad al compartir coche.

BlaBlaCar en la Comunitat Valenciana

En España, son más de 5 millones los usuarios con los que cuenta la plataforma, según datos del año 2018. De estos, 562.470 corresponden a la Comunitat Valenciana, siendo así la tercera región con mayor número de usuarios a nivel nacional, por detrás de Andalucía (1.671.338 personas) y Madrid (913.860 usuarios).

Además, entre el año 2016 y 2018, el número de personas que utilizó la plataforma en la Comunitat experimentó un crecimiento del 84%. Un aumento liderado por la provincia de Valencia que ha crecido por encima del 109% desde 2016. La sigue Alicante con un crecimiento del 71% y Castellón con el 3% de aumento.

Durante el pasado año se ofrecieron más de un millón y medio de asientos vacíos con destino la Comuntiat Valenciana. Y en lo que va de este año, ha habido un crecimiento de actividad superior al 8%. Los principales destinos a los que van los pasajeros de BlaBlaCar que salen desde la Comunitat son Madrid, Barcelona, Murcia y Zaragoza y la media de los viajes es de 283 kilómetros.

La Comunitat es la tercera región con más usuarios de BlaBlaCar. Fuente: BlaBlaCar.

Por su parte, el perfil de los usuarios “ha madurado con respecto al momento en el que lanzamos la plataforma”, apunta Zamácola. La media de edad del pasajero es de 32 años, mientras que cuando empezaron en 2006 era de 23 años. “Conforme hemos ido creciendo hemos dejado ser una aplicación solo para estudiantes”, explica.

El rango de edad que más pasajeros y conductores aglutina es el comprendido entre los 25 y los 35 años, seguido del de 18 a 25. Además, señala que el número de hombres y mujeres que utilizan la aplicación es similar. Destaca el contry manager de BlaBlaCar, que un dato significativo que muestra la satisfacción de los usuarios es que un 60% de los nuevos clientes de la plataforma “viene del boca a boca”.

Respecto a la competencia, señala Zamácola que en el sector del coche compartido, “BlaBlaCar es el único que tiene esta imprenta global” y que tan solo encuentran algunos competidores en mercados locales, pero ninguno a nivel internacional. En España, señala el country manager que se encuentra Amovens, pero que “ha mudado un poco el modelo”. “Es complicado que se cree una marca tan potente como BlaBlaCar”, asevera.

Viajes punto a punto

Por último, expone que el futuro de la compañía pasa por “incrementar el porcentaje de viajes entre ciudades y pueblos más desconectados”. Explica que actualmente, dos terceras partes de los viajes publicados en BlaBlaCar en España no tienen equivalente directo en medios de transporte como el autobús o el tren.

Con el objetivo de proporcionar a cada población la misma conectividad de la que disfrutan hoy en día los grandes centros urbanos, la compañía ha comenzado a utilizar en España algoritmos de inteligencia artificial como Smart Stopover para conectar mejor a las pequeñas poblaciones y acercarlas a una visión de la movilidad más de puerta a puerta en larga distancia.

“Cada vez apostamos más por los viajes punto a punto. Conseguir que BlaBlaCar te lleve a la puerta de tu casa”, concluye Zamácola.

Suscríbete a nuestra newsletter