Arxiu Valenciá del Disseny o cómo hacer historia desde el contenedor de basura

El diseño ha vivido una semana intensa. Apenas recuperados de la satisfacción de haber conseguido ser Capital Mundial del Diseño 2022, con la celebración de Feria Hábitat se ha proseguido con la difusión de la cultura del diseño. Así, la Facultat de Geografía e Historia acogió una animadísima tertulia sobre el origen, objeto y evolución de una de las iniciativas más interesantes surgidas en el último año: el Arxiu Valenciá del Disseny. Una tertulia que contó con la participación de las autoridades académicas de la UV, los donantes fundadores del Arxiu, diseñadores y representantes de las administraciones local y autonómica.

El Arxiu debe recuperar todo proyecto o producto de interés que haya salido de las fábricas o la creatividad de los valencianos. “Hacemos patrimonio de los contenedores de basura”, afirmó Vicent Martínez –diseñador de la generación de oro y donante- recordando cómo se ha ido construyendo el fondo documental. Fábricas que cierran, herederos que no saben qué hacer con los documentos profesionales o empresariales … Ficheros tirados por el suelo o arrojados a la basura.

Como manifestó el catedrático Manuel Lecuona, pionero en la recopilación de documentos sobre diseño durante su etapa docente en la UPV, fundador del Grupo de Investigación y Gestión del Diseño y donante de buena parte del material, “no es para consagrar a nadie: es para dar a conocer, para investigar, para inspirar a los diseñadores del futuro. Hoy el diseño –agregó- se hace en las empresas”.


Las aportaciones de valor y la continuidad son dos de los objetivos que se marca el Arxiu


Xavier Giner, por parte de otra de las entidades fundadoras, la EASD de València, enfatizó la necesidad de que el Arxiu tenga durabilidad, que se enriquezca continuamente con nuevas aportaciones de valor. Tras agradecer las donaciones ya realizadas por la sociedad civil “sin las cuales no hubiera sido posible” crear el Arxiu, repasó la actividad desarrollada de catalogación y digitalización.

Uno de los hechos destacables es la colaboración de la UJI, la primera universidad pública española que implantó estudios de diseño, quien se ha comprometido a facilitar sus fondos.

El representante de la Fundación General de la UV señaló que el Arxiu nos debe hacer comprender mejor el diseño valenciano, por qué es importante y a qué responde, mientras el vicerrector Antonio Ariño ponía énfasis en la necesidad de recursos para un proyecto “que tiene menos visibilidad que la capitalidad”, pero que recoge toda la actividad creativa que ha generado esta visibilización del diseño valenciano. Por eso recomendó “aprovechar este momento” para obtener esos recursos que garanticen la continuidad y consolidación del trabajo.

También se insistió en que se trata de un archivo que implica la actividad industrial de las tres provincias. Durante el debate se puso énfasis en la continuidad del proyecto “gobierne quien gobierne”. Esa vocación integradora se trasmite también a los propios contenidos.

Durante el encuentro se puso de manifiesto que esta “moda valenciana” en diseño no es casual, que es una evolución natural de lo que ha venido sucediendo durante décadas. Así se comentó el papel del Impiva en la promoción del diseño en el tejido industrial como un valor diferencial y competitivo, las diferentes exposiciones que se realizaron, como la mítica Suma y Sigue, o la creación del Centro de Documentación del Diseño y que ahora ha entrado a formar parte del Arxiu.


El Arxiu digitaliza los documento que podrán consultarse vía web con acceso libre y proyecta una revista digital cientifica


La evolución del proyecto pasa por cargar los contenidos en la web, cuya estructura ya está terminada. Se trata de un portal de acceso libre y de manejo sencillo para facilitar la consulta de documentos. Una web concebida para difundir el diseño valenciano y que se confía que dentro de seis meses esté operativa con material de consulta suficiente.

La web se completará con una revista digital donde se publicarán artículos de investigación debidamente indexados.

Por que el diseño valenciano ya tuvo un momento de gloria en los primeros años del siglo pasado, cuando la incipiente industria ya producía muebles modernistas y racionalistas. Como recordó Vicent Martínez, “la primera licencia que la célebre casa alemana Tonet concede es a una fábrica de aquí, Curvadora Valenciana”.

Suscríbete a nuestra newsletter