Reacciones al Dana

El Consell aprobará ayudas de emergencia y empezará las inspecciones este lunes

El vicepresidente Dalmau anuncia que pone en marcha a un equipo de 130 técnicos para las evaluaciones en las zonas afectadas

Archivado en: 

Puig durante su visita a Orihuela. | Foto: Gva

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este domingo que el Consell celebrará su próximo pleno, el viernes día 20, en Orihuela, y aprobará un decreto de ayudas de carácter urgente para la reparación de los daños provocados por el temporal en la Vega Baja del Segura.

Puig ha hecho este anuncio en Orihuela, donde ha visitado el Centro de Mando de la UME junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y ha asegurado que los ayuntamientos contarán con el apoyo del Gobierno valenciano para cubrir los gastos de sus primeras necesidades, según ha informado la Generalitat.

“Necesitamos reconstruir la comarca con ayudas estatales y europeas, un plan Marshall porque no solo hay un desastre en infraestructuras, equipamiento y vivienda sino también económicas“, ha asegurado. Puig ha recordado además que La Vega Baja es una comarca agraria, y “hay muchas personas que se van a quedar sin trabajo” ya que el sector agroalimentario ha quedado “absolutamente arruinado”.

Del mismo modo, ha reivindicado la necesidad de trabajar desde “una mirada muy clara, de solidaridad, de compromiso real de todas las instituciones”, y de forma coordinada con otras comunidades afectadas como la Región de Murcia. “Hay ayudas de carácter regional y europeo que deben ser compartidas por todas las zonas afectadas, más allá de cualquier frontera”, ha resaltado el president, que, sin embargo, ha recordado que “la comarca de la Vega Baja tiene una especificidad y todo lo que es la ribera del Segura al paso por esta comarca ha dejado consecuencias muy graves“.

gota-fria-orihuela

Coches amontonados tras la gota fría. | Foto: Efe/ Morell

Según Puig, es además “prioritario” atender a las situaciones de emergencia que aún se dan en esta comarca y otras consecuencias del temporal, como la situación de las personas que continúan aisladas, y las poblaciones en las que no se ha restablecido la luz, el agua o la telefonía. “El elemento fundamental es garantizar la seguridad y restablecer una mínima normalidad, y es a partir de ese momento cuando empezaremos a hablar de la reconstrucción, reparación y renacimiento de esta comarca“, ha concluido.

130 técnicas para evaluar

Por otra parte, la Generalitat desplazará 130 técnicos a la comarca alicantina de la Vega Baja y la valenciana de la Vall d’Albaida para evaluar los daños ocasionados en las viviendas por la gota fría registrada en los últimos días. El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha ultimado la puesta a punto de la unidad de inspección y evaluación de daños que depende de la Secretaría Autonómica de Arquitectura Bioclimática y Sostenibilidad Energética, según un comunicado de Generalitat.

Martínez Dalmau ha explicado que esta unidad “tiene como función valorar la seguridad de las casas para que las familias que se han visto obligadas a abandonar sus hogares por las inundaciones y para que puedan volver lo antes posible. Para ello hemos de valorar primero los daños ocasionados”.

“Tenemos 130 técnicos preparados y coordinados por el director general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Jaume Monfort, que en los próximos días se distribuirán en función de las necesidades que nos planteen los responsables municipales, una vez efectuemos las primera sesiones de trabajo“, ha explicado Dalmau.

El Plan Territorial de Emergencia de la Comunitat Valenciana, en caso de catástrofes, prevé la movilización de diversas Unidades Básicas de Intervención, y en el caso de la unidad que evalúa los daños en las edificaciones, es competencia del departamento de Vivienda. Se trata de la entidad coordinadora de las actuaciones que se desarrollan en el área afectada y que también puede integrarse en el Centro de Coordinación Operativa Municipal (CECOPAL/PMR), con objeto de asegurar la actuación coordinada.

El grupo de edificaciones tiene encomendadas, entre otras, las funciones de evaluar las condiciones de habitabilidad de las edificaciones; establecer los equipos técnicos de inspección de edificios, las prioridades de su trabajo y los códigos de señales a colocar en las viviendas.

También se ocupan de redactar y distribuir las normas específicas y los protocolos a cumplimentar por los equipos de inspección de edificios; controlar y llevar a cabo las demoliciones; y realizar el apuntalamiento y actuaciones de urgencia en edificaciones.
Para facilitar las tareas de inspección, la Generalitat tiene desarrollados una serie de procedimientos de inspección y evaluación de daños en edificios ocasionados por catástrofes como son las inundaciones.
EFE

Suscríbete a nuestra newsletter