La información económica de los líderes

Con 16 votos a favor y 15 en contra

Mazón entra a la Diputación de Alicante con un ‘imaginario’ propositivo de cooperación

El nuevo Gobierno provincial no buscará la "discrepancia y el frentismo" pero sí colocará un "dique de contención" a las injusticias contra la provincia de Alicante

Archivado en: 

Mazón, investido por mayoría absoluta |E3

Carlos Mazón es ya nuevo presidente de la Diputación de Alicante. El popular ha sido investido hoy en el Palacio Provincial con los 14 votos favorables de su partido y los dos necesarios de Ciudadanos, que entra en el Gobierno y gestionará tres áreas. Así, y con la consumación del ‘Pacto de Elche’, se confirma que los conservadores mantienen -lo hacen desde 1995- un importante foco de poder en la provincia y uno de los pocos que le quedan en España. Tras ser elegido por mayoría absoluta, Mazón ha hablado de un imaginario propositivo de cooperación en el que su intención es “no buscar la confrontación y el frentismo y sí  puntos de encuentro y grandes consensos”. Pero avisa: “Si se siguen produciendo injusticias contra la provincia de Alicante la palabra dique de contención se va a quedar corta”.

En un tono conciliador, el nuevo presidente ha expresado el deseo de “priorizar lo que une, defenderlo y proyectarlo hacia el futuro”. Para ello, ha propuesto una “ronda de consultas con todos para hablar de todo”. También con el presidente de la Generalitat Valenciana, a quien ha emplazado a mantener “una entrevista seria para hablar de puntos concretos”. Carlos Mazón entablará conversaciones con las diferentes partes, en las que se va a poner el foco, según ha dicho, en “la mejora de la gestión de los municipios y el fomento de los valores medioambientales”.

Presente hoy en el Palacio Provincial de la Diputación, el president Ximo Puig ha recogido el guante y se ha abierto a “colaborar y avanzar juntos para solucionar los problemas de la gente”. Ha indicado además que las instituciones “no están para confrontar” y ha ofrecido un “diálogo en el que cada cual defienda sus competencias y su voluntad de gobierno”.

Menos distendido se ha mostrado el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea. Nada más llegar a la cita, el número dos de los populares a nivel nacional ha calificado las políticas del Gobierno autonómico de “nefastas” y ha señalado que PSPV y Compromís están impidendo que “la Comunidad Valenciana tenga el peso que debería tener”.

A la sesión de investidura han acudido asimismo el alcalde de Alicante, Luis Barcala; la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig; y el ya ex-presidente de la Diputación, César Sánchez. Este último ha expresado tener plena confianza en la futura -ya presente- labor de Mazón. “Lo va a hacer bien porque viene de la sociedad civil”, ha aseverado.

Una oposición firme

Toni Francés, del PSOE, y Gerard Fullana, de Compromís, también se han propuesto a sí mismos como candidatos a la investidura. El socialista ha recordado que su formación fue la más votada en siete de las nueve comarcas de la provincia y ha afirmado que el partido del que es portavoz quiere ser “motor de cambio en los municipios”. A lo que ha añadido: “Si tenemos que hacerlo desde la oposición, lo haremos”. 

Por su parte, Fullana, único representante de Compromís en el órgano provincial y por tanto receptor de un solo voto -el suyo propio- para ser presidente, ha mostrado su compromiso de no hacer “política de crispación ni de banderas” al tiempo que ha declarado que hará “una oposición firme”. El de Compromís ha aprovechado asimismo para dejar un par de recados a Ciudadanos. “Lleva en su programa de forma explícita el cierre de las diputaciones” ha sido el primero; “esta no es la vía para regenerar la política valenciana”, el segundo.

Suscríbete a nuestra newsletter