La información económica de los líderes

Clos de Lôm sigue su fulgurante carrera de éxitos con tres nuevas medallas

El blanco de malvasía, la apuesta más arriesgada, está centrando la atención de la crítica

Archivado en: 

Pocos lanzamientos vinícolas han tenido un éxito tan fulgurante como Clos de Lôm. Los vinos de la bodega de Terres dels Alforins continúan cosechando éxitos en el mercado internacional en forma de medallas, la mejor manera de dar a conocer sus nuevos vinos para el mundo de los sumilleres, hostelería y gran público en plazas tan exigentes como el Reino Unido, Francia o Alemania.

Esta semana han sido tres nuevas medallas, en este caso en los premios que organiza cada año la principal revista británica de vinos, Decanter. Son tres bronces para el blanco de Malvasía, el rosado elaborado exclusivamente con monastrell de cepas viejas, y el tinto del tempranillo más viejo de la subzona Clariano de la DOP Valencia.

Junto a estos premios habría que añadir la recomendación lograda por el cuarto vino de la bodega, el tinto de garnacha, que quedó a un paso de alcanzar en puntuación a sus “hermanos” de añada.

Los cuatro vinos de Clos de Lôm son caldos jóvenes de 2018, la primera cosecha que sale al mercado con el nombre de la bodega, tras una larga trayectoria de trabajo en los viñedos de la propiedad y en la elaboración de vinos experimentales.

La joven bodega se presentó en sociedad el pasado mes de abril, y hasta hoy suma 8 premios internacionales, uno de ellos en España y el resto en Francia, Reino Unido y el concurso Mundial de Bruselas. Los cuatro vinos que están en el mercado tienen al menos un galardón, siendo el Clos de Lôm Malvasía 2018, quizá el vino más arriesgado en cuanto que no es habitual encontrar un joven de malvasía monovarietal, el que más está concitando la atención de la crítica con un Bacchus de Oro en España, un Oro en el Challenge de Francia y este bronce en el Decanter.

Suscríbete a nuestra newsletter