Andrés Pedreño, presidente de Alicantec

“España, si no apuesta por un sector digital potente, es una bomba de relojería”

El economista y exrector de la UA alerta sobre el problema del desempleo juvenil en un país cuya pirámide de población es la segunda más envejecida tras Japón.

Andrés Pedreño en la antigua bodega de Torre Juan, sede de su empresa IT@IS y de Alicantec |Foto: Joaquín P. Reina

El presidente de la Asociación para la Promoción y el Impulso de la Tecnología y la Sociedad del Conocimiento ( AlicanTec), Andrés Pedreño, ha afirmado que la apuesta política de la Generalitat, el consistorio alicantino y la Diputación por un nuevo modelo económico de corte tecnológico – a través de Distrito Digital, Alicante Futura y Smart province respectivamente- supone “un motivo para la felicitación” teniendo en cuenta que, a pesar de su importancia, la necesidad de coger el tren de la digitalización no se encuentra entre las principales temas del debate nacional.

Las grandes empresas del mundo ya no son ni los bancos ni las petroleras. Son las grandes compañías digitales. Sin embargo, no tenemos ningún gigante tecnológico en Europa. Todas están en China y en EEUU, ¿Eso no es objeto suficiente de debate?”, se pregunta. Andrés Pedreño cree preocupante que en los últimos debates televisados con motivo de las pasadas elecciones generales los candidatos no mencionaran “ni una sola vez” la palabra digital.

Por ese motivo, el hecho de que aquí, en nuestra pequeña aldea gala de la Comunidad Valenciana, el gobierno regional y el Ayuntamiento de Alicante apuesten por este nuevo modelo es un adelanto enorme”, asegura.

Los datos sobre las condiciones actuales de la economía española, según el presidente de Alicantec, son, cuanto menos, inquietantes. “Después de algunos años de crecimiento tras la crisis, hoy tenemos la tasa de desempleo juvenil más elevada después de Grecia. Perdimos entonces un millón de jóvenes, y nunca debimos hacerlo, porque tenemos la pirámide de población más envejecida del mundo, después de Japón, y las previsiones apuntan a que en el año 2050 les superaremos”, asegura. “Una población envejecida, con una base de empleo juvenil precario, y sin tener un sector de futuro potente, es una bomba de relojería”, alerta.

No ayuda, además, que España también se sitúe entre los primeros puestos del ranking de los países más endeudados del mundo.” Si no fuera por Europa, que nos avala en nuestra deuda, estaríamos en bancarrota”, afirma el presidente de AlicanTec.

Para Andrés Pedreño, España debería emprender sin demora todas las acciones que sean necesarias para materializar la apuesta por una economía digital. En su opinión “necesitamos que la administración sea moderna, eficiente, digital, que la industria se transforme en 4.0. necesitamos, en definitiva, tener una economía digital potente y que las empresas sean disruptivas. Y no tenemos que esperar a que vengan desde fuera. Somos nosotros los que tenemos que desarrollar la tecnología del futuro”.

Para el presidente de AlicanTec, el mundo digital es un campo idóneo para la empleabilidad de los jóvenes. No obstante, advierte, es necesario un cambio a muchos niveles para que la apuesta por la nueva economía digital pueda dar sus frutos.

“Necesitamos en los próximos cuatro años 1.250.000 personas que estén especializadas en Stem – acrónimo en inglés que alude a las ramas del conocimiento relacionadas con las Ciencias, la Tecnología, las Matemáticas y las Ingenierías-. Pero nuestro sistema educativo, tal y como está concebido, solamente podrá generar unos 250.000. Estamos hablando de la necesidad de mejorar la empleabilidad y no estamos aprovechando la oportunidad de crear un millón de puestos de trabajo en el ámbito de lo que serán los empleos del futuro”, lamenta.

Frente a este panorama, en su opinión, “hay que empezar a movilizar a los chavales en estos temas. Y hay que reconocer que cuando una comunidad autónoma o un ayuntamiento da muestras de creérselo, ya empezamos a avanzar en la buena dirección. Lo que nos corresponde a quienes hace tiempo que trabajamos en esa línea es aplaudirles, ayudar en lo que se nos pida, y felicitarnos todos por emprender un camino que, esperamos, vaya a más”, concluye el presidente e impulsor de Alicantec.

Suscríbete a nuestra newsletter