La información económica de los líderes

La Comisión augura que seguirá creándose empleo y que en 2020 el paro estará en torno al 12%

La Comisión Europea mantiene la previsión de crecimiento de España en el 2,1%

España presenta la mejor evolución del PIB de la zona Euro, muy por encima de Italia, Francia o Alemania

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea, informando de las previsiones de crecimiento

La Comisión mantuvo su previsión de crecimiento del PIB en el 2,1 % para este año y en el 1,9 % para el próximo, frente al avance del 2,6 % registrado en 2018, con lo que la economía española seguirá creciendo por encima de la media de la eurozona pese a la ralentización. Por otro lado, revisó al alza la previsión de déficit público hasta el 2,3% del PIB para este año y un 2% para 2020.

La Comisión prevé que el crecimiento de la economía española siga “robusto“, pero se reduzca ligeramente a lo largo de 2019, debido a la moderación de la demanda doméstica, y se estabilice después conforme aumenta la contribución de las exportaciones tras un débil 2018.

Así, proyecta que “gracias al fuerte crecimiento, el déficit público siga reduciéndose, aunque a menor ritmo”, después de haberse estrechado seis décimas en 2018. Advierte, sin embargo, de que el efecto de un ciclo “favorable” y de los menores costes por el servicio de la deuda se verá compensado en parte por medidas que engrosarán el déficit, algunas temporales.

La Comisión Europea revisó este martes dos décimas al alza su previsión de déficit público para España en 2019, hasta el 2,3 % del PIB, y una décima la de 2020, hasta el 2%, con respecto a sus estimaciones de noviembre.

El Ejecutivo comunitario espera que el desvío presupuestario siga reduciéndose desde el 2,5 % con que cerró 2018 apoyado sobre todo en el crecimiento de la economía, pero advierte de que esto se verá parcialmente compensado por algunas medidas que aumentarán el déficit.

Las previsiones del Gobierno, sin embargo, son rebajar el déficti al 2% este año y al 1,1% el próximo. Más cercanas están las posturas en cuanto a la evolución del PIB, que el ejecutivo español sitúa en el 2,2% para 2019 y el 1,9% para el año próximo.


Las previsiones de la UE se basan en una prórroga de los prespuesos del 2019


En su nueva previsión de crecimiento, al contrario de las anteriores, el Ejecutivo comunitario asume ya que no habrá un nuevo presupuesto de 2019 tras el rechazo parlamentario, y basa su análisis en una prórroga de las de 2018 y el efecto de las medidas adoptadas por decreto ley por el Gobierno, como el incremento de las bases de cotización a la seguridad social.

La CE recuerda que algunas medidas del presupuesto de 2018 tendrán efecto este año, como la reducción del IRPF para las rentas bajas, el aumento del sueldo de los funcionarios o la actualización de las pensiones.También la compensación por las autopistas de peaje quebradas (1.800 millones, según el Gobierno) sumará al déficit, según sus cálculos.

Con todo, estas cifras deberían permitir a la Comisión cerrar el procedimiento por déficit excesivo en que España lleva inmersa desde 2009, ya que en 2018 dejó atrás el umbral del 3 % y las proyecciones apuntan a que la corrección se mantendrá este año y el próximo, como exigen las normas.

Bruselas prevé, además, que la deuda pública se reduzca gradualmente, hasta el 96,3 % del PIB este año y al 95,7 % el próximo.


Bruselas considera que la tasa de paro se reducirá al 13,5% y que alcanzará el 12,2% el año próximo


Por otra parte, proyecta que la creación de empleo “siga siendo robusta, pero se ralentice conforme se modera la demanda final y como resultado del aumento del salario mínimo”. La tasa de paro se reduciría al 13,5 % en 2019 y al 12,2 % en 2020, la más baja desde 2008.

El Ministerio de Economía y Empresa ha destacado este martes que las previsiones económicas de la Comisión Europea “confirman que España continúa teniendo un crecimiento económico superior a la media de la Unión Europea”.

En un comunicado remitido después de la que la Comisión decidiera mantener su previsión de crecimiento del PIB en el 2,1 % este año y el 1,9 % el próximo, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha destacado que los últimos indicadores económicos avalan la evolución de la economía española.

En cuanto a la eurozona, la Comisión rebajó su previsión de crecimiento hasta el 1,2% del PIB y en el conjunto de la UE al 1,4%. Para el próximo año las proyecciones son más optimistas, con un aumento del PIB del 1,5% para la zona euro y del 1,6% para la UE.

“La economía europea está mostrando resistencia ante un entorno exterior menos favorable, incluidas las tensiones comerciales. Se espera que el crecimiento continúe en todos los Estados miembros de la UE y remonte el año próximo, sostenido por una demanda interna robusta, una progresión continuada del empleo y bajos costes de financiación”, declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

“En Europa, deberíamos permanecer alerta ante un posible ‘brexit’ sin acuerdo, la incertidumbre política y un posible regreso del círculo vicioso entre la deuda soberana y los bancos”, subrayó.

En cuanto a las previsiones por países, la mayor economía de la eurozona, Alemania tendrá un crecimiento del 0,5% este año, pero para el próximo se estima que subirá hasta el 1,5%. El crecimiento más débil se atribuye a Italia, con un 0,1% este año y el 0,7% el próximo.

Francia, según estas proyecciones, crecerá un 1,3% y hasta un 1,5% en 2020.

Suscríbete a nuestra newsletter