La inversión prevista para la mayor obra de infrasetructura de los próximos años es de 1.200 millones de euros

La UPV estudiará el impacto sobre la ciudad de la ampliación del Puerto de València

Cámara de Comercio, CEV y Propeller València encargan el estudio de impacto y necesidades al Instituto de Transporte y Territorio

De izquierda a derecha: Pedro Coca, José Vicente Morata, Francisco Mora, Salvador Navarro y Vicent Esteban Chapapría

El Instituto de Transporte y Territorio de la UPV llevará a cabo un exhaustivo proyecto de investigación sobre el impacto que supondrá para la ciudad la ampliación del Puerto de València con la nueva terminal de contenedores y que cambios habrá que acometer.

Como se recordará, en octubre de 2018, la Autoridad Portuaria de Valencia anunció el proyecto de ampliación del puerto, que incluirá una futura terminal de contenedores con un muelle de atraque de cerca de 2 km de longitud con calado de 20 metros, una superficie de explanada adyacente de unas 137 hectáreas, un canal de acceso marítimo, viales de conexión viaria y ferroviaria…

La obra, que supone una inversión estimada de 1.200 millones de euros, permitirá duplicar la capacidad actual del puerto. Por todos estos motivos, la construcción de esta mega infraestructura se ha convertido ya en el proyecto más importante de Valencia de cara a los próximos años, y se presume que su ejecución afectará a toda el área metropolitana de la ciudad.


Es la primera vez que cuatro instituciones colaboran en la realización de un estudio de esta envergadura


Para cuantificar con exactitud en qué medida la ampliación del puerto modificará la economía valenciana, la Cámara de Comercio, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana y Propeller Valencia (la asociación de Directivos y Empresarios Logísticos) han recurrido a la Universitat Politècnica de València.

El ITRAT está especializado en la planificación y gestión portuaria, las relaciones puerto-ciudad, obras de dragado, seguimiento de playas y procesos litorales, protección y regeneración de costas, impactos medioambientales de obras marítimas, gestión litoral, evaluación de riesgos, inundación litoral y adaptación de obras marítimas al cambio climático, entre otras áreas.

El convenio ha sido firmado por los presidentes de las tres instituciones, José Vicente Morata, Salvador Navarro y Pedro Coca, y por el rector Francisco Mora, quien destacó que “es la primera vez que las cuatro instituciones valencianas colaboramos juntas y eso también es un hito”.


Además de las repercusiones ambientales y socioeconómicas, la investigación determinará las necesidades en infraestructuras que supondrá la puesta en funcionamiento de la nueva terminal


Al frente del estudio, estará el profesor Vicent Esteban Chapapría, catedrático en Puertos y Costas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, e investigador del ITRAT.

Los objetivos de la investigación son “por un lado, las repercusiones medioambientales y socioeconómicas de una construcción de esta envergadura. Y, por otro, determinaremos qué tipo de infraestructuras viarias serán necesarias para ordenar el tráfico terrestre, tanto ferrocarril como por carretera”, ha detallado Chapapría.

Para Salvador Navarro, este estudio va a sacar a la luz “la competitividad del proyecto, la productividad, el ahorro de costes. Al final, esto supone para la Comunitat Valenciana desarrollo, cohesión social, progreso económico. No hay que olvidar que hablamos de un operador, el puerto de Valencia, que es número uno de España y del Mediterráneo y quinto de Europa. Esta infraestructura para los empresarios es muy importante”.


El presidente de la Cámara de Comercio reclama que el siguiente paso sea conectar el Puerto de València con el de Sagunto


José Vicente Morata añadió que ahora el reto pasa por “conectar el puerto de Valencia, que es clave, con el de Sagunto. Hoy en día, no se puede entender un sistema logístico que no esté perfectamente conectado”.

Morata ha insistido en la importancia del estudio. “Necesitamos que la sociedad entienda que hay una valoración económica. Y que eso facilite que el proyecto salga delante de manera rápida. Para nosotros, la Universitat Politècnica de València es la garantía de que será un estudio pormenorizado, que nos ayudará a tener más fuerza a la hora de solicitar inversiones en este ámbito”.

Finalmente, Pedro Coca ha destacado el efecto que todo ello va a tener en el empleo y en la generación de riqueza. “Estamos hablando de empleo de mucha calidad, porque el trabajo en el sector logístico es estable y está por encima de la media. Y va a afectar a toda el área de Valencia. Suponemos que eso es lo que va a ocurrir, pero queremos que la UPV lo cuantifique”.

Suscríbete a nuestra newsletter