La información económica de los líderes

Pensiones, paro de larga duración y temporalidad, retos de la economía española

El director general de Economía y Estadística del Banco de España reclama reformas urgentes en el ámbito laboral y de la Seguridad Social

Óscar Arce en la Universidad CEU Cardenal Herrera

“La economía española resiste mejor que la de nuestros principales socios del euro, de momento, pero si estos continúan desacelerándose, no seremos inmunes”. Así lo ha advertido el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, en la conferencia que ha impartido en la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Arce se ha centrado en las perspectivas y retos de la economía española y ha insistido en la necesidad perentoria de reducir la deuda pública y la deuda externa, así como “acometer aquellas reformas necesarias para elevar la capacidad de crecimiento y creación de empleo”.

Entre los aspectos a corregir señaló la alta tasa de paro de larga duración y el recurso excesivo a la contratación temporal que, junto a la reducida inversión en I+D+i, “limitan el crecimiento de la productividad”, ha añadido el conferenciante.

Ha abogado por “más avances en el proceso de consolidación fiscal, que sean compatibles con una mejora de la calidad de las finanzas públicas y no obstaculicen el crecimiento económico”.


Para Óscar Arce, el envejecimiento de la población limita el crecimiento potencial y compromete las finanzas públicas


El envejecimiento de la población española y la sostenibilidad del sistema público de pensiones también fueron objeto del análisis del director general de Economía del Banco de España. Aseguró que es “un reto de primer orden para el crecimiento potencial y las finanzas públicas al limitar el número de personas activas”.

Óscar Arce ha afirmado que la reforma del sistema de pensiones debe sustentarse “sobre la sostenibilidad financiera y social, así como sobre la contributividad, predictibilidad y transparencia”.

Además, ha proseguido, “es importante el diseño de un mecanismo automático que garantice el equilibrio financiero del sistema, una vez incorporadas las preferencias sociales sobre el grado de suficiencia del sistema”.

Por último, Arce se ha mostrado partidario de acometer “reformas de calado, tanto por el lado de los ingresos como de los gastos”.

Suscríbete a nuestra newsletter