El PDI asociado de la UV acusan a Mestre de incumplir los compromisos salariales

Cuando se cumple un año de los acuerdos alcanzados en la mesa negociadora

La Plataforma de Personal Docente e Investigador (PDI) Asociado de la Universitat de València ha criticado a la rectora, Mavi Mestre, a la que acusan de incumplir los compromisos firmados en la mesa negociadora para mejorar las condiciones laborales y salariales de este colectivo.

En una carta presentada por registro al Rectorado, los profesores asociados recuerdan a Mestre que este martes se cumple un año del acuerdo firmado en la mesa negociadora entre la UV y los sindicatos representados por el cual se incrementaban sus retribuciones hasta igualarla con los de la Universidad de Alicante, que son los que más cobran.

Este aumento retributivo era un paso intermedio hasta equipararlos a los de los Titulares de la Escuela Universitaria a tiempo parcial, han explicado en un comunicado, en el que han añadido que un par de meses después, la UV puso como condición para hacerlo efectivo el fin de la huelga indefinida que el profesorado había iniciado enero.

A finales de mayo se declaró una suspensión técnica de la huelga y al día siguiente la UV aprobó en el consejo de gobierno el citado acuerdo de aumento de retribución salarial.

“Pero un año después, continúa sin hacerse efectivo el incremento retributivo ni las mejoras reclamadas por el PDI Asociado, de la misma manera que sigue paralizado el convenio colectivo del personal laboral de las universidades públicas sin que nadie, ni Conselleria, ni universidades ni sindicatos, muevan ficha”, han criticado.

Por otro lado, el colectivo del PDI Asociado ha iniciado una campaña en las redes sociales para denunciar la precariedad de sus contratos, con anuncios simulados de ofertas de plazas de trabajo en la universidad como profesor asociado y las condiciones que han de cumplir.

Los anuncios, que se han publicado en valenciano, castellano, inglés, francés y alemán, dicen que entre los requisitos está una “disponibilidad máxima horaria”, ya que pueden cambiar el horario de clases cada año, lo que, según el PDI Asociado, “hace imposible la contratación de personal con un trabajo principal estable”.

También piden como requisito “una formación elevada, con total disparidad y la misma retribución que se recibe”.

El objetivo de esta campaña de anuncios simulados es “sensibilizar a la comunidad universitaria y a la sociedad en general de la situación de marginalidad laboral y salarial en que es encuentra el colectivo”. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter