La información económica de los líderes

Supone la excepción ante caídas medias del 17% en la Comunidad Valenciana

Alicante mantiene su nivel de ventas a Argelia a pesar de las restricciones

El dinamismo de sectores como el plástico compensaron el retroceso de los capítulos moda y calzado afectados desde 2017 por las trabas del país magrebí

Archivado en: 

Tráfico de contenedores en el Puerto de Alicante |E3

La provincia de Alicante está logrando mantener mejor los niveles de exportación Argelia a pesar de la política de restricciones a la importación que comenzó a imponer con dureza en 2017 el Gobierno del país magrebí.  Los cambios normativos han consistido en subidas arancelarias o, en el peor de los casos, la suspensión de la compra de determinados productos como el azulejo que tanto ha afectado a Castellón por el peso de su industria cerámica.

Estas limitaciones puestas en marcha por el ejecutivo argelino con el argumento de intentar equilibrar su balanza comercial se han traducido desde 2017 en una reducción de las exportaciones por parte de las empresas españolas y, entre ellas, las de la Comunidad Valenciana, que concentran en torno al 20%  del total de ventas nacionales al exterior con destino a Argelia.

Según datos facilitados a Economía3 por la consultora internacional  Export Consortia, de las tres provincias, Castellón lidera con diferencia las exportaciones a Argelia. No obstante, 2017 arrojó su  peor dato de ventas con una caída del 27%  con respecto a 2016.  Si la comparación se establece en relación a su pico máximo de exportación alcanzado en 2013 – 320 millones de euros- la reducción es del 40´5%.

La mayor parte de esa caída – el 95 %- se  concentra en el sector de productos cerámicos y el resto de capítulos exportadores no lograron compensar la pérdida global de negocio. No obstante, en el primer semestre de 2018 el sector ha podido frenar esa línea tan acusada de descenso coincidiendo con una cierta flexibilización de las condiciones argelinas que se mantuvo durante unos meses.  Hasta  septiembre, y a falta de datos oficiales sobre el ejercicio completo, han pasado de los 190 millones de euros en todo 2017  a 214 millones. Este aumento se ha debido no solo a la recuperación de ventas de productos cerámicos (que crece un 15% ) sino también al crecimiento de otros sectores entre los que destacan, con subidas del 200%, el de combustible y aceites minerales, .

Para la provincia de Valencia 2017 también fue el peor de los últimos cinco años con un  27% de caída en relación a 2016 y un 30,1% de reducción con respecto al pico exportador de 2014 – que se situó en los 201 millones de euros-.  En lo que respecta a 2018, hasta el tercer trimestre del año la exportación  se mantuvo en niveles similares a 2017.

La provincia de Alicante, por el contrario, ha mostrado desde el inicio de las restricciones argelinas un comportamiento más estable, desmarcándose de la acusada tendencia negativa observada a nivel autonómico y en el conjunto de España. Alicante alcanzó su máximo pico exportador en 2016 con cerca de 174 millones de euros en ventas. En 2017 se produjo una reducción del 1,1% con respecto a esa cifra, lo que se interpreta como un descenso “muy modesto” en comparación con las caídas experimentadas tanto en Valencia y Castellón como a nivel nacional y a pesar de la importante pérdida de negocio en los capítulos relacionados con moda y complementos (con un 25 por ciento de caída) y calzado ( cerca del 14%).

Gráfico de las exportaciones de la Comunidad Valenciana a Argelia |Export Consortia

Según el CEO de Export Consortia, Juan Benito,  “el volumen global de las exportaciones alicantinas ha podido mantenerse mejor gracias a que otras partidas compensaron parcialmente esa caída de negocio con Argelia, en particular , el plástico  y sus manufacturas  -con subidas del  26,5 %-; vehículos y sus accesorio -que subieron un 58% ; artefactos mecánicos y sus partes ( con ascensos casi del 40 %); y el sector cárnico, que creció un 14%”.

Durante los primeros nueve meses de 2018, según los datos analizados por Export Consultia, a las empresas alicantinas les está costando más  frenar esa pérdida generalizada de negocio con Argelia debido, entre otras causas, a que prosigue la tendencia bajista en los sectores tradicionales de moda textil y calzado. Aún así el  buen comportamiento del plástico y la subida de las ventas en otros sectores  – por ejemplo el de aparatos eléctricos y audiovisuales- arrojan cifras positivas que contribuyen a compensar en parte la caída del volumen total de negocio.

Para Juan Benito, aunque es pronto para evaluar el comportamiento del ejercicio 2018  a falta de datos oficiales sobre el último trimestre, sí puede avanzarse que “las cifras agregadas de exportaciones a Argelia reflejan este año la misma volatilidad iniciada en 2017 y todo apunta a que hasta las elecciones previstas en el país magrebí en abril de 2019 es de esperar que continúe la misma tendencia negativa de nuestras exportaciones”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter