Las nuevas generaciones lideran la creatividad, el emprendimiento y el dinamismo en la empresa familiar

Las nuevas generaciones lideran la creatividad, el emprendimiento y el dinamismo en la empresa familiar

«La empresa familiar se ha profesionalizado, aunque esto no quiere decir que no pueda haber miembros de la familia liderando equipos y proyectos, sino que los condicionantes que la mueven se basan en la eficiencia, la rentabilidad y la meritocracia», así se han expresado tres mujeres empresarias Yolanda Tomás, Mireia Torres y Gloria Fluxà que han protagonizado la mesa redonda «Emprender desde la empresa familiar«, en el marco del XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar celebrado en el Palacio de Congresos de València. En su opinión, el talante de las empresas familiares es conservador y prudente, pero no va reñido con «ser creativo, emprendedor y dinámico».

Tal y como ha comentado la directora de Innovación y Conocimiento de Miguel Torres, Mireia Torres cada generación se encuentra con nuevos retos, y ha recordado que si su abuelo se centró en poner de nuevo en marcha la bodega tras los bombardeos de la guerra civil, a su padre le tocó acometer la gran expansión internacional de la compañía, mientras su generación está muy centrada en el cambio climático, que ha reconocido que «está afectando a la calidad y producción de los viñedos».

En este sentido, la cuarta y quinta generación está centrada en impulsar planes de mitigación del cambio climático como disminuir la huella de carbono, con el compromiso de reducir en 2020 un 30% los gases de efecto invernadero que se emiten por botella con respecto al 2008. «Estamos en el 26%, por tanto creemos que lo conseguiremos». A ellos se unen otras medidas de sostenibilidad como el ahorro del consumo de agua, el uso de fertilizantes con huella de carbono nula o el uso de energías renovables como la biomasa, entre otras.

Además el grupo vitivinícola apuesta por utilizar las NNTT para obtener más información del consumidor y por tanto ser más eficientes en la propuesta de valor al cliente y en la manera de trabajar.

La vicepresidenta de Grupo Iberostar, Gloria Fluxà, ha insistido en que las nuevas generaciones «mantienen el legado, modernizando las empresas» y ha agradecido a su padre –con el que lleva estrechamente trabajando 14 años– «la ilusión y ganas con las que hace las cosas, capaz de contagiar a toda la organización». Ha reconocido la labor de liderazgo de su hermana Sabina (CEO de la compañía), mientras que ella se ha orientado más «a ámbitos de creatividad».

De hecho, Fluxà, ha explicado cómo su inquietud por la sostenibilidad, le ha llevado a liderar este área dentro de la compañía, poniendo en marcha el programa “Ola de Cambio” para la conservación de los océanos. Además de fomentar la investigación en el campo de la ecología marina, la cadena hotelera apuesta por redefinir las pautas de consumo de pescado y en apoyar la economía circular (reducirreutilizar y reciclar). Uno de los grandes pasos que ha llevado a cabo la cadena es la eliminación de los plásticos de un solo uso, un proyecto que concluirá en 2019. De esta manera, Iberostar está dejando de generar 300 toneladas de desperdicios plásticos cada año en España.

Desde Istobal, su consejera delegada, Yolanda Tomás, ha calificado de error «ser clones de las anteriores generaciones» y vivir «ajenos a las tendencias que imperan en la sociedad como la hiperconectividad». Su compañía está desarrollando proyectos tecnológicos muy novedosos basados en la monitorización, interconexión y sensorización inteligente del negocio de lavado. «A través de esta línea, podemos sacar el máximo rendimiento a las instalaciones, además de garantizar a los usuarios de los servicios de lavado una experiencia mejor, más cómoda, fácil, rápida e intuitiva», ha resaltado.

Tomás ha expuesto que están trabajando en vender servicios paquetizados –servicios de pago por uso a los clientes– y están avanzando en nuevas tecnologías para realizar el lavado sin necesidad de bajar del coche, así como otros dispositivos que permiten al usuario utilizar los servicios de lavado de la forma más fácil y cómoda posible, lo que consigue fidelizar al cliente.

«En los próximos años, nuestras mayores inversiones tecnológicas van en la línea de digitalización y comunicaciones: métodos de pago, internet de las cosas, comunicación remota, big data… Las máquinas instaladas contienen mucha información sobre el comportamiento de las mismas y sobre los hábitos de consumo de los usuarios. Estos datos son fundamentales para mejorar la fiabilidad de los equipos, y para tener un mejor conocimiento de las preferencias de los usuarios», ha comentado.

Las tres dirigentes han coincidido en que la prudencia y la estabilidad de las empresas familiares, supone un polo de atracción para un talento que no busca «especular», sino que valora «el compromiso con la perdurabilidad» y el encontrar un ecosistema donde se valore y se reconozca la puesta en marcha de proyectos emprendedores a más largo plazo, en los que es necesario que se implique «a la alta dirección». Al respecto, Tomás ha valorado la agilidad, y la comunicación más directa que se produce en estas organizaciones, si bien ha dicho que hay que seguir «flexibilizando las estructuras y los modelos de negocio para acoger los nuevos proyectos, dando margen al equipo para la toma de decisiones, frente a la cultura de la resistencia al cambio». Para Torres es necesario integrar también en España «la cultura del fracaso» y «aportar recursos de personal y económicos para que las ideas no caigan en saco roto», ha añadido Tomás.

Fluxà ha ahondado en la necesidad de «comunicar mucho lo que hacemos, externa e internamente: favoreciendo que desde cualquier parte del mundo se puedan compartir los proyectos o retos que se asumen». Las tres empresarias son conscientes de que «si los empleados se sienten reconocidos e implicados con un proyecto, hablarán bien y atraerán nuevo talento». «Orgullo de pertenencia«, ha resumido la vicepresidenta de Iberostar.

Otra de las apuestas de la directora de Innovación y Conocimiento de Miguel Torres, es captar talento a través de start-up para incorporarlo a la empresa o diversificar y abrir nuevas líneas de negocio. De hecho, ha destacado su colaboración con una empresa emergente para circular con coches eléctricos por la «ruta del ví» del Penedés, en la que están implicadas 12 bodegas más. Por otro lado, Torres, como presidenta de la Plataforma Tecnológica del Vino apuesta por la innovación como la única vía para mejorar la competitividad de los vinos españoles, y anima al sector a compartir sus proyectos para dinamizar el mercado y encontrar sinergias.

Desde Istobal, su consejera delegada, Yolanda Tomás ha recordado su apoyo al equipo Hiperloo de la UPV a los que han ofrecido además asesoramiento tecnológico, convirtiéndose así en partner estratégico para la construcción de este prototipo.

Credito y Caucion banderas
implica corporate finances
Ribera Salud Ritmos de vida
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.