La industria del mueble en España Edición 2018

El sector del mueble crece un 3,2% y da empleo a más de 60.000 profesionales

Según Aidimme, en 2017 el nivel de producción fue mayor que el de exportación y cerca de la mitad de las empresas realizó nuevas inversiones

Archivado en: 

El sector español del mueble ha consolidado su crecimiento en los cuatro últimos ejercicios, registrando en 2017 una facturación que alcanzó los 4.364 millones de euros. Este resultado supone un incremento del 3,2% de sobre el volumen de negocio de 2016, según destaca el estudio “La Industria del Mueble en España, Edición 2018”, que anualmente edita el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme).

Este incremento de la producción en el sector del mueble se sitúa una décima por encima del PIB interanual español registrado durante el último ejercicio, establecido provisionalmente en el 3,1% y ha repercutido positivamente en la cifra de empleo. Tras casi una década de ajustes, el empleo creció un 2,5% en 2017, aunque por debajo del 3,6 y el 3,1 de 2016 y 2015, respectivamente, año este último en el que se superaron por primera vez las cifras negativas desde 2006.

La progresión ascendente de este segmento de la economía, que aporta el 0,38 por ciento del PIB nacional, da empleo a 60.767 profesionales en las 6.775 empresas que componen el sector de fabricación de mobiliario, que se completan con las 5.486 empresas más sin asalariados hasta alcanzar las 12.261 empresas registradas, un 1,6% menos que en 2016, según el estudio.

Todos los subsectores de fabricación incrementaron su facturación en 2017, siendo baño y cocina las que más crecieron respecto al periodo anterior, con subidas cercanas al 6% y una facturación conjunta de 1.264 millones de euros. Les sigue el mueble oficina con un incremento del 2,7%, tapizado con un 0,3%, y el resto de mobiliario de hogar con una facturación de 1.562 millones de euros, un 3,65% más que en 2016.

La producción crece más que la exportación
El informe atiende también a la exportación como un dato relevante que ha tirado de la producción desde 2010 con una tendencia creciente y ha consolidado la competitividad y la posición española en los mercados internacionales. “Esto es lo que nos ha sacado de la crisis”, aseveraba el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pablo de Olavide, José María O’Kean, en el Congreso Hábitat 2017.

No obstante, durante 2017 se han ralentizado las ventas en el exterior, con un incremento del 1,2% hasta alcanzar los 1.885 millones de euros, lejos de la cifra de exportaciones de 2015 y 2016 que acumularon crecimientos en torno al 10%. Como resultado, la tasa de cobertura a cierre de ejercicio 2017 fue del 71%. Las importaciones han seguido una senda similar y han retrocedido de un crecimiento del 8,2% en 2016 a uno del 2,4% en 2017, con un volumen de 2.661 millones de euros.

El estudio revela también que el 55 por ciento de las empresas fabricantes de mobiliario exporta, bien muebles acabados o componentes, y que aproximadamente una de cada cuatro empresas vendió a mercados exteriores siempre por debajo del 25% del total de su producción.

Inversión y distribución
Otros índices que aportan valor a “La industria del mueble en España. Edición 2018” reflejan que el 42,7% de las empresas realizó inversiones en sus negocios en 2017, principalmente en maquinaria, TIC e instalaciones.

En cuanto a las inversiones en I+D+i, el estudio señala que un 60% de las empresas que invirtieron en I+D+i han innovado en productos y servicios nuevos o mejorados y un 20% en mejoras de procesos, mientras que la mejoras organizativas y comerciales supusieron el porcentaje restante.

Suscríbete a nuestra newsletter