La información económica de los líderes

Englobados en la línea "Los Arráez", representan el proyecto más ambicioso de la bodega

Lagares, Verdil y Parcela 0 son los nuevos vinos canallas de Bodegas Arráez

 / 
Archivado en: 

Toni Arráez rodeado de su nueva línea de vinos

Bodegas Arráez ha incluido a su saga de vinos canallas una colección de alta calidad: “Los Arráez”, compuesta por tres vinos distintos para un público más exigente: Lagares, Verdil y Parcela 0, elaborados todos ellos, en gran parte, con uvas autóctonas.

El director de la bodega, Toni Arraéz ha señalado que esta nueva línea es el resultado de “un proyecto más personal y ambicioso: incorporar a la bodega la elaboración de vinos con uvas olvidadas o de parcelas muy bien seleccionadas por sus peculiaridades”. En este sentido, ha explicado que después de mucho trabajo y esfuerzo para reflotar la empresa y al reinvertir los beneficios durante años, “hoy podemos decir que hemos dado el salto y ofrecemos las tres gamas de precios en el mercado: económicos, medio y gama superior”.

“Cuando llegué a la empresa familiar –en el año 2010-, sentí la necesidad de darle un cambio y empezar a trabajar con la expresión de las variedades autóctonas y los viñedos más viejos. En definitiva, a utilizar las mismas herramientas con las que empezó mi abuelo y luego mi padre”, ha explicado “poniendo en valor la esencia con la que se ha trabajado toda la vida en Terres dels Alforins”.

Por el momento, se han embotellado un total de 21.000 botellas de “Los Arraéz”: 7.000 botellas de Verdil, 7.000 de Parcela 0 y otras 14.000 de Lagares, que se empezarán a comercializar a través de los distribuidores habituales en una venta enfocada a tiendas especializadas y alta restauración. La colección, que ya ha sido presentada en ferias internacionales, ha tenido muy buena acogida y ya han salido los primeros pedidos al mercado extranjero, por lo que habrá cupos de pedidos limitados.

En los últimos años, Bodegas Arráez ha visto incrementada su facturación y su producción de una manera exponencial. En el año 2010, el nivel de facturación de vinos de gama media representaba un 0%, en 2013 ascendió a un 15% y, actualmente, la cifra se sitúa en un 60%. Además, cada año la bodega amplia notablemente la superficie de uvas que controla.

Suscríbete a nuestra newsletter