La información económica de los líderes

#mujerlider

S. Deltell (PwC): “La flexibilidad laboral no puede ser sólo para las mujeres”

Archivado en: 

Sandra Deltell, de PwC, durante su ponencia en la jornada organizada por Economía 3. Foto: Vicente A. Jiménez

Sandra Deltell, socia directora de PwC en la Comunitat Valenciana ha inaugurado la jornada “El liderazgo de la mujer en empresas y organizaciones” con una ponencia titulada “Diversidad y talento. ¿Te atreves?”Deltell ha anunciado que, en lo que respecta a la igualdad de género “vivimos un momento muy distinto de lo vivido hasta ahora” y ha concluido con una interesante advertencia: “Las medidas sobre flexibilidad laboral no pueden ser sólo para las mujeres. Eso también supondría discriminación”. 

Deltell ha recordado la lucha por la igualdad viajando en su memoria cuarenta años atrás, “cuando acompañaba a mi madre a manifestaciones”. Sin embargo, “aunque la igualdad es algo lógico y natural, hasta ahora su eco caía en el vacío”.  Hoy, el impulso es lo suficientemente fuerte como para verse traducido en acciones que ya son una realidad gracias a la relevante presencia de la mujer en agentes económicos como la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEVo en las Cámaras de Comercio.

La socia directora de PwC ha descrito las principales razones por las que la igualdad ha empezado a cristalizar: la sociedad lo demanda -el 8M supuso el principal foco de la agenda mediática y social-; la diversidad tiene un impacto positivo en el negocio, según afirman un 85% de empresas europeas en sondeos recabados por PwC; el 60% del colectivo universitario está formado por mujeres; y a todo ello se le suma la creciente importancia de la reputación empresarial. Razones que simplemente evidencian que, en definitiva, la igualdad es lo correcto.

Ha propuesto trabajar en tres ámbitos para acercarnos más a la igualdad. El primero, el aumento de la transparencia y de la confianza: “Las mujeres aún no se creen lo que les cuentan los directivos sobre sus posibilidades de carrera. Los contratantes tienen que dejar claras las reglas del juego desde el principio”, a lo que se une la cultura de la “aversión a la transparencia en salarios” en nuestra sociedad. Ha señalado también la ayuda de los hombres “no como síntoma de debilidad, sino como puras matemáticas: hay muchos más hombres que mujeres en puestos directivos, y nos deben sponsorizar”. Y respecto a la mencionada flexibilidad, “cabe recordar que son muchos los perfiles que así lo requieren, no sólo las mujeres que desean ser madres”.

Sin diversidad en el trabajo, “todos pierden”, ha recordado Deltell. Hay que potenciarla con estrategias de implantación y seguimiento de resultados. Porque poner en valor la diversidad equivale a poner en valor el talento.

Suscríbete a nuestra newsletter