La información económica de los líderes

Por dar voz a los catalanes contrarios a la secesión

Puig entrega a Sociedad Civil Catalana el Premio Convivencia de Fundación Manuel Broseta

Puig advierte contra una nueva recentralización

El president de la Generalitat ha abogado por evitar la “instrumentalización” del debate territorial y las “reacciones recentralizadoras”  en la entrega del Premio Convivencia y ha instado a reconocer la vigencia de la Constitución para superar la “simplificación del debate político” recuperando “el espíritu integrador frente a los maniqueísmos”.

Así se ha manifestado Puig en el acto de entrega a la entidad Societat Civil Catalana del XXVI Premio de Convivencia, galardón que otorga anualmente la Fundación Manuel Broseta y que ha recogido el presidente de SCC, José Rosiñol.

Durante su intervención en el acto, el president ha pedido que “nadie utilice el separatismo para recentralizar” ni para “menospreciar las diferentes lenguas, culturas y sentimientos que existen en España”.

“Acordar, pactar, ni ayer ni hoy es traicionar“, ha defendido el jefe del Consell, quien ha destacado el valor del diálogo como “la única vía para abordar los conflictos políticos en las sociedades democráticas avanzadas”, ya que, según ha explicado, “implica obligatoriamente reconocer a los otros como iguales”,así como “hablar de lo que nos une, pero también de lo que nos separa”.

Puig ha resaltado el trabajo de “los movimientos cívicos y ciudadanos“, que “son los que de le dan vitalidad a la democracia”.

Respeto sin indiferencia

El president ha reivindicado el legado de Manuel Broseta, que defendía “el respeto sin indiferencia“, y ha recordado a “otros grandes nombres valencianos y catalanes como Ernest Lluch o Francisco Tomás y Valiente“, que debatieron “sobre lo que nos singulariza y sobre aquello que nos une, pero siempre desde el respeto, el rigor, el diálogo y la tolerancia”.

“Los valencianos, desde el respeto, no somos indiferentes, y buscamos la superación de una situación que perjudica a Cataluña, al conjunto de España y a la Comunitat Valenciana”, ha concluído Puig.

El presidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, Rafael Ferrando, ha subrayado el “juicio y acierto” del jurado que resolvió conceder el galardón a SCC. Ferrando ha agradecido su labor de movilización ciudadana, así como su trabajo para promover, difundir y fomentar la convivencia entre los ciudadanos de Cataluña y con el resto de los españoles.

Ferrando ha añadido que el independentismo catalán “amenaza con fracturar el legado recibido“, aludiendo a los 40 años de Constitución y el legado democrático que ha supuesto. Se trata, añadió,  de “un ataque a la legalidad” que sólo desde el imperio de la ley será posible la vuelta a la armonía.

El presidente de la Fundación Manuel Broseta ha concluído destacando el trabajo de SCC en defensa de una población a la que se ha ido marginando y por su compromiso con una ”Cataluña abierta, plural y genuinamente democrática, plenamente integrada en España y en la Unión Europea”.

Por su parte, José Rosiñol ha agradecido el premio y ha asegurado que el secesionismo catalán ha creado una fractura sin precedentes. Para el presidente de SCC, las instituciones catalanas deben recuperar el seny, volver al respeto constitucional y al marco del Estatut.

Rosiñol agregó por último que SCC seguirá con el proyecto de defender la Cataluña silenciada y que no van a permitir que haya catalanes que se sientan extranjeros en su propia tierra.

Suscríbete a nuestra newsletter