El Congreso de AECOC centra sus dos jornadas en las necesidades del consumidor actual y del futuro

 

En torno a los 1.100 empresarios y altos directivos se reúnen entre  hoy y mañana en el Palacio de Congresos de Valencia en el 32 Congreso AECOC de Gran Consumo, la cumbre anual de las principales compañías nacionales e internacionales de la industria y la distribución donde se abordarán cuestiones como la relación con el consumidor, tal y como explica José María Bonmatí, director general de AECOC.

La temática que se va a tratar en el congreso va a estar muy ligada al plan estratégico de AECOC y que se centra en tres ejes: el primero de ellos es la competitividad, es decir, “hay que ser eficiente y sacar todo aquello que no aporta valor al consumidor pero también hay que tratar que, como país, los costes de residencia permitan a las empresas ser competitivas. Es decir, la única manera de ganar bienestar es a través de la competitividad, donde una de las palancas es precisamente la productividad”, argumenta Bonmatí.  El segundo eje, que va ligado al anterior,  es la sostenibilidad. “En nuestra opinión, este eje afectará a las decisiones de compra del consumidor en el futuro al igual que cuestiones ligadas con la salud o bienestar, más allá de la parte económica”, describe. Por último, el  tercer  eje sería la omnicanalidad y estaría relacionado en cómo abordar la transformación digital. “Este es el gran reto para este sector -incide Bonmatí porque el que ha cambiado es el consumidor. Tenemos un consumidor que habitualmente está todo el día conectado, accede a cualquier tipo de información sobre el producto, compra desde el móvil, compara precios… Todo ello nos obliga a ofrecerle una experiencia que ha de ser redonda, sin costuras y que no encuentre inconsistencias entre lo que se le ofrece en la tienda y en el canal online”. “Con lo cual, -matiza- hay que entender que esa transformación digital ha cambiado el corazón de nuestros negocios. Para nosotros ser omnicanal significa poner al consumidor en el centro de nuestras decisiones y esto obliga a muchísimos cambios a las empresas de consumo tanto de fabricación como de distribución”.

 El consumidor, en el centro de las decisiones empresariales

De hecho, afirma Bonmatí, “el consumidor está buscando, cada vez más,  productos más cercanos y que crean riqueza en la zona y  más diferenciales. Este hecho da sentido a que muchas empresas que se pensaban que la globalización iba contra ellas, está siendo todo lo contrario. Es compatible entender la globalidad con poner en valor el producto cercano o el producto diferencial o artesano”, incide.

Por otra parte, el Congreso va dirigido no solo a los 1.100 empresarios y directores generales de las compaña que asisten, “también  queremos que las conclusiones lleguen, además de a los 27.000 socios de AECOC, a la opinión pública y a las administraciones”. Bonmatí destaca también que además de las conferencias, “tienen muchísimo valor los contactos directos que se producen en lo que llamamos ‘pasillos’. También agradecemos a los medios de comunicación que recojan parte de esos mensajes para que lleguen a todos los sectores y al consumidor. El sector del gran consumo está muy cerca del consumidor, una autenticidad que tienes que trasladar cada día porque sino el consumidor se cambia a la competencia y si tu marca no responde coge la de al lado, una situación muy estresante pero da muchas oportunidades a la empresa“.

Ponentes de alto nivel

La sesión inaugural corre a cargo del presidente de la Comunitat, Ximo Puig. Después tomará la palabra el presidente de AECOC, Javier Campo, quien expondrá la  visión de la asociación sobre la situación económica y del sector en estos momentos.

Entre los ponentes de relevancia se encuentran Juan Roig, presidente de Honor de AECOC y de Mercadona; Fuencisla Clemares, directora general para España y Portugal de Google “una gran conocedora de nuestro sector”; Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA; Juan Martín, presidente tanto para Europa de Mars Multisales; David McInerney, fundador y Chief Food Adventurer de Freshdirect; y Parag Khanaexperto en estrategia global; y Ken Segal, experto en marketing de Apple, entre otros.

Mañana habrá una sesión  donde empresas pequeñas que han sabido internacionalizarse o han sido capaces de encontrar un producto diferencial como  Cherubino Valsangiacomo y Panadería Jesús explicarán sus proyectos empresariales.

El Palacio de Congresos, una organización orientada a dar un servicio de calidad

Una de las razones por las que Bonmatí se decanta por celebrar el Congreso AECOC en el Palacio de Congresos es porque “la Comunidad Valenciana es nuestra segunda comunidad autónoma en términos de socios después de Cataluña y tiene mucho peso en algunas industrias como la agroalimentaria”. Bonmatí define València  como una ciudad en términos de comunicación “mejorable pero accesible”. En cuanto a las instalaciones del Palacio de Congresos, además de lo que ocurre en sus salas, “para nosotros es muy relevante también lo que ocurre fuera de ellas. Con lo cual, la comodidad y la luminosidad de los espacios de los cafés es muy importante. Además, es una organización orientada a dar servicio a quien organiza los eventos y nosotros valoramos la capacidad que tiene el equipo del Palacio a la hora de dar respuesta a nuestras necesidades que van cambiando. De hecho, el equipo humano del Palacio está orientado a que el evento salga bien”, puntualiza.

Bonmatí  también valora positivamente la facilidad hotelera que ofrece el Palacio a metros andando, “lo que  refuerza todavía más esa idea de punto de encuentro del Congreso”. En total, la organización  habrá reservado cerca de 800 plazas hoteleras.

Igualmente, añade Bonmatí, “llevamos más de 20 años celebrando en junio uno de nuestros eventos más importantes que es el de frutas y hortalizas, un evento que ha crecido tanto que nos ha permitido trasladarnos al auditorio grande”.

La situación de Cataluña

En cuanto a la situación de Cataluña, Bonmatí apunta que “nuestra organización es apolítica y creemos en que la unidad de mercado es fundamental y la seguridad jurídica también. Pensamos que en los corrillos estará presente esa inseguridad jurídica que acarrea la situación catalana. No entramos en la valoración política. El empresariado requiere de una estabilidad tanto del marco jurídico como la mayor certidumbre posible a la hora de tomar decisiones de inversión. Por lo tanto, es una situación que introduce incertidumbre y no es buena para los negocios”, aclara

Bonmatí matiza también que forman parte de una organización internacional gracias a la cual tienen presencia en 104 países. “Nuestra actividad está ligada a desarrollar estándares no es algo que se haga en un país. Aspectos como códigos de barras, trazabilidad, etc., siempre son globales y este es uno de los grandes poderes que tiene nuestra organización, esta red internacional que garantiza que un producto se puede mover libremente”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter