La información económica de los líderes

El Ayuntamiento de Valencia mantiene congelados impuestos y tasas municipales

El Pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado hoy, de manera provisional las Ordenanzas Fiscales para 2018 que, de nuevo, mantienen congelados los impuestos y las tasas municipales. Además, el Plenario ha aprobado la Cuenta General de la Corporación correspondiente al ejercicio de 2016.

Si bien la Cuenta General ha contado con el respaldo unánime de la Corporación, las Ordenanzas Fiscales sólo han sido respaldadas por el Equipo de Gobierno, dado que los grupos municipales Popular y Ciudadanos se han abstenido en la votación. La sesión plenaria ha acogido un debate sobre la política fiscal municipal y las necesidades y prioridades en la gestión política.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha criticado al Gobierno Local por el “bajo nivel en la ejecución de las inversiones previstas” y ha lamentado la “falta de información” para que la ciudadanía cumpla con sus obligaciones tributarias. Giner ha insistido en los “problemas de movilidad que tienen los vehículos a motor en la ciudad”, y por ello ha propuesto que se bonifique a los conductores en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Por su parte, el portavoz popular, Eusebio Monzó, ha criticado la política fiscal del Gobierno Municipal que, ha asegurado, ha conllevado un aumento de los impuestos locales, y no una congelación, según ha defendido. De hecho, Monzó se ha manifestado favorable a una rebaja general del 3% para toda la ciudadanía, tal como ha planteado más adelante durante el turno de mociones, al final de la sesión. El concejal ha asegurado que el problema de este Ayuntamiento “es que tienen recursos económicos pero no saben qué hacer con ellos”.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha reiterado la convicción del Equipo de Gobierno en la necesidad de mantener los impuestos congelados, pero no rebajarlos, desde el convencimiento del papel redistributivo de los tributos, incluso los locales en su menor escala. Vilar ha recordado que el IBI se ha modificado para gravar más únicamente los inmuebles de alto valor patrimonial, una situación que afecta a apenas 1.000 recibos del total de 600.000 que se tramitan en la ciudad.

Y en cuanto a la Tasa por Ocupación de la Vía Pública con mesas y sillas, Vilar también ha señalado que se han remodelado las zonas, de manera que 400 locales con terrazas de la ciudad pagan más IBI, los situados en zonas de mayor valor catastral, pero otros 2.000 pagan menos.

Respecto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el IBI, el Gobierno Local realizará de nuevo, como cada año, una bajada del tipo municipal, con el objetivo de que esta rebaja absorba el incremento en el impuesto que establece el Ministerio de Hacienda. El valor catastral incrementado por el Ministerio es del 4% y, para compensar la subida, el Ayuntamiento rebaja el tipo del impuesto en un 0,75%, “con lo que logramos que quede congelado”, explica Vilar. De hecho, si el Ayuntamiento no aplicase esta rebaja y aceptara el aumento de valores catastrales que propone el Ministerio, la subida lineal del IBI en València sería del 4%.

Suscríbete a nuestra newsletter