La información económica de los líderes

Las corporaciones locales comienzan a reducir la deuda heredada

aytos-PORTADA

Comienza a verse la luz al final del túnel. Después de años de grandes fastos, impagos y despilfarros, los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana, en el ecuador de su legislatura, han tenido que implantar drásticas medidas, a lo largo de estos dos años de gobierno, para reducir sus respectivas deudas, renegociar préstamos, paralizar inversiones poco necesarias, reducir a cero los gastos superfluos, etc. Y todo ello teniendo, incluso, que aplicar medidas impopulares, como la subida de impuestos o la puesta en marcha de restrictivos planes económicos-financieros. Como contrapartida, estas medidas han hecho posible incrementar el presupuesto destinado a políticas sociales y, además, están impulsando la transparencia en la gestión pública. Igualmente, todas estas iniciativas han propiciado, tanto la reducción de la deuda con los proveedores, como acortar el plazo de pago, que en los ayuntamientos consultados es inferior a los 30 días fijados por Hacienda.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Durante los próximos dos años, los ayuntamientos continuarán con sus políticas de moderación fiscal, pondrán en marcha iniciativas para atraer inversión privada, seguirán reduciendo la deuda, favorecerán la diversificación sectorial y la internacionalización empresarial, mejorarán las condiciones de sus zonas industriales y de la propia ciudad -con el fin de atraer nuevas empresas a sus municipios-, impulsarán medidas para fomentar el emprendimiento pero, sobre todo, continuarán llevando a cabo una gestión lo más racional y responsable posible, para no caer de nuevo en el endeudamiento descontrolado. Para todo ello, cuentan con el apoyo de las Diputaciones, que se han marcado como objetivo mejorar la calidad de vida de los vecinos de los ayuntamientos.

En el ecuador de la legislatura de las administraciones locales, Economía 3 ha querido indagar y conocer cómo ayuntamientos significativos de la Comunidad Valenciana –Elche, Gandia, Ibi, Llíria, Onda, Torrent y Paiporta– están trabajando para reducir su deuda municipal y qué medidas han puesto en marcha para conseguir este objetivo. También hemos recogido su opinión sobre cómo están gestionando el pago a proveedores.

2017-julio-aytos-ELX-datos Desde el Ayuntamiento de Elche, su alcalde, Carlos González, explica que en el ámbito de la gestión presupuestaria se han marcado dos prioridades: por un lado, la contención fiscal. “Hemos tratado de atender las necesidades de la ciudad y de los ciudadanos sin aumentar impuestos, tasas ni precios públicos” y, por otro lado, atender las necesidades sociales, tal y como ha quedado reflejado en los dos presupuestos que han elaborado. “En 2016 hicimos un presupuesto social y solidario, pusimos en marcha el sistema de ayudas al pago del IBI e incrementamos la partida destinada a ayudas de emergencia social”, especifica.

Este año han puesto en marcha “el presupuesto más social de la última década, aumentando en un millón de euros la dotación presupuestaria para políticas sociales y destinando más de 17 millones a inversiones con el fin de sentar las bases de lo que queremos que Elche sea en el futuro”, especifica González.

En cuanto a la deuda municipal, González recuerda que accedieron al gobierno con un endeudamiento del 70 % y cerraron 2016 con una ratio de endeudamiento del 50 %. “En dos años hemos reducido la deuda bancaria en 43 millones de euros”.

A lo largo de este tiempo, también han conseguido reducir la carga financiera que soporta el Ayuntamiento gracias a la política de renegociación de préstamos que tiene concertados el Ayuntamiento aprovechando la rebaja de los tipos de interés. “En definitiva, tenemos menos deuda y pagamos menos intereses”, aclara el alcalde de Elche.

En cuanto al pago a proveedores, González informa que cumplen sobradamente los plazos que les marca en Ministerio de Hacienda, que establece un límite de 30 días desde que la factura se registra en el Ayuntamiento. “En nuestro caso, se hace frente a las facturas en una media de 8,91 días, lo que repercute directa y positivamente en la confianza de las empresas y autónomos en el Ayuntamiento aportando seguridad al sector económico y productivo de nuestra ciudad”.

Por otra parte, la gestión de los tributos locales en Elche –IBI, IAE e impuesto de vehículos– la lleva a cabo Suma Gestión Tributaria (Diputación de Alicante) desde 2010.

Un futuro lleno de inversiones
Y, ¿de cara al futuro? “Favoreceremos las inversiones municipales y facilitaremos las condiciones para atraer la inversión privada. Asimismo, seguiremos con la moderación fiscal para no pedir más esfuerzo impositivo a los ciudadanos y continuaremos reduciendo la deuda”, sintetiza González.

2017-julio-aytos-Torrent-datos Por su parte, Andrés Campos, concejal de Gestón de Recursos y Modernización del Ayuntamiento de Torrent adelanta que se encontraron un ayuntamiento, tal y como recogía el último Informe de Intervención, con un nivel de deuda del 109,86 % cuando el máximo permitido era del 110 %, por lo que una de las primeras medidas que adoptaron fue un nuevo Plan Económico Financiero. “Fruto de este plan, junto con otras medidas adoptadas, la contención del gasto y el esfuerzo de todos los departamentos, hoy en día podemos decir que cerraremos 2017 con menos del 75 % y con capacidad de endeudamiento propio sin necesidad de que el Ministerio de Hacienda lo autorice”.

Además, han conseguido estar por debajo de los 20 días en el período medio de pago a proveedores. “Seremos uno de los ayuntamientos con unos plazos más bajos de pago con una media aproximada de 14 días, una garantía en el nivel de endeudamiento para los proveedores y para la gente que trabaja con Torrent”, indica.

En Torrent, la forma de pago y la gestión de los tributos municipales se lleva a cabo a través de la empresa pública Retosa, “con un nivel de éxito de cobro cercano al 85-90 %”, clarifica Campos.
Para los dos próximos años de gobierno, pretenden ser “muy ambiciosos en las políticas relacionadas con el cambio de modelo productivo, la formación, la especialización de los sectores productivos que tenemos en marcha y con la introducción de elementos relacionados con el componente tecnológico y la innovación”.

De hecho, desde el Ayuntamiento de Torrent, ya están trabajando para conocer qué sectores potenciales podrían ser importantes, como es el caso del deporte, que “debe tener una gran presencia en nuestra actividad industrial y económica”.

 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter