La nueva bajada del paro deja 389.000 desempleados en la Comunidad Valenciana

El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) ha bajado en julio en 26.887 personas en relación al mes anterior. En el caso de la Comunidad Valenciana, el descenso es de 3.371 personas. El mayor descenso se produjo en Alicante, con un reducción del paro de 1.551; seguida de Valencia, -1.180 y, para terminar, Castellón con  640 desempleados menos.

Así, la cifra total de parados registrados en España en el mes de julio se sitúa en 3.335.924. Alcanza así su nivel más bajo de los últimos 8 años. El número total de desempleados en la Comunidad Valenciana asciende a 389.237, lo que supone un 11,6% del total nacional.

par julio

Sobre estos resultados, la CEV ha señalado que “valora de forma positiva la evolución del paro, si bien, los datos de julio están muy sesgados por los factores estacionales propios del verano”.  La organización patronal destaca que el paro ha descendido en las tres provincias y resalta la bajada de Castellón que casi duplica la media nacional.

A nivel sectorial, la CEV subraya que el paro subió ligeramente en el sector agrícola alicantino, así como en el sector de la construcción tanto de Alicante como de Castellón. Sin embargo, se observa “un excelente dato en la disminución del paro en el sector industrial de las tres provincias”. 

Por su parte, UGT-PV señala que “los datos de mes de Julio confirman la fragilidad del mercado de trabajo y la fugacidad del empleo creado”. El sindicato añade que el Gobierno central debería tomar “medidas que fomenten la demanda agregada, a través de salarios y empleos dignos, así como el establecimiento de servicios permanentes públicos de orientación, intermediación y formación.” Otro aspecto que destaca el sindicato es el desigual incremento de la afiliación en la Seguridad Social, concentrándose en Alicante y Castellón, mientras cae en Valencia.

Galicia, Andalucía y Cataluña lideran la caída del paro

En términos desestacionalizados el paro sube en el conjunto nacional en 11.771 personas.

En los 12 últimos meses, el paro se ha reducido en 347.137 personas, manteniendo un mes más un alto ritmo anual de reducción, que se sitúa en 9,4%. Durante los 7 primeros meses del año el desempleo ha disminuido en 367.050 personas.

Respecto a las comunidades autónomas el paro registrado baja en 12, principalmente en Galicia (7.794), Andalucía (4.245) y Cataluña (4.075).

Por sectores económicos de procedencia de los trabajadores, el paro registrado disminuye en Servicios, en 17.656 personas; en Industria, en 5.257; en Construcción, en 4.143, y en el colectivo de personas sin empleo anterior en 539. Sube, sin embargo en Agricultura y Pesca, en 708 personas.

El desempleo entre los hombres se sitúa en 1.407.638, que supone un descenso del 12,93% (209.083) respecto a julio de 2016. En cuanto al desempleo entre las mujeres, alcanza la cifra de 1.928.286, que representa una bajada del 6,68% (138.054), en relación con el mismo mes del año anterior.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años disminuye en términos interanuales en 34.317, un 11,9%, sensiblemente por encima de la media general del 9,4%. Desde los máximos registrados en marzo de 2012, el paro registrado entre los menores de 25 años se ha reducido un 50,7%.

El número de contratos indefinidos crece un 10,6%. El número de contratos registrados durante el mes de julio ha sido de 1.928.639. Representa una subida de 112.368 (6,19%) sobre el mismo mes del año pasado. En cuanto a la contratación indefinida en el mes de julio se han registrado 151.998 contratos de esta modalidad. Supone un aumento de 14.608 (10,63%) sobre igual mes del ejercicio anterior. Se encadenan así 42 meses de incremento de la contratación indefinida.

En este sentido, el secretario de Estado de Empleo y Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo, ha recordado que el 73,2% de los asalariados en España tiene un contrato indefinido, 7,5 puntos más que en 2006, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre.

Recuperación del 70% de las afiliaciones

En cuanto a cotizaciones a la Seguridad Social, la afiliación media alcanzó 18.489.329 ocupados en julio, la mayor cifra global desde diciembre de 2008 (18.531.312). En julio, el sistema sumó 56.222 personas (el 0,31%). El dato desestacionalizado (que avanza en 12.283) acumula ya 44 meses en positivo.

En términos interanuales, julio cerró con una media de 644.337 afiliados más, el 3,61%; se trata del mejor registro en un mes de julio de los últimos 11 años. Se han recuperado casi 2,4 millones de empleos afiliados– concretamente 2.338.582- de los que se destruyeron durante la crisis, es decir, el 70% de los perdidos.

Otro dato significativo es el número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social, que alcanza 8.484.137, representa la mayor cifra de mujeres trabajando en un mes de julio de la serie histórica. La Seguridad Social ha sumado 640.274 afiliados, el mayor nivel de la serie histórica exceptuando el ejercicio extraordinario de 2005 (920.033), en el que tuvo lugar la regularización masiva de inmigrantes.

Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, “tenemos ya al alcance superar los 18,5 millones de afiliados (de hecho se superaron en 10 días de este mes pasado)”.

“El crecimiento económico de España se sigue trasladando con gran intensidad al incremento de afiliación, que supera en más de 0,5 puntos ese dato de crecimiento. Y además los ingresos siguen evolucionando muy por encima ya del propio crecimiento de la afiliación”.

El Régimen General registró un incremento de 62.364 personas (0,41%), hasta alcanzar los 15.188.083 ocupados. En julio, creció la afiliación en casi todos los sectores económicos, especialmente en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales con 50.584 (3,53%); Comercio y Reparación de Vehículos de Motor y Motocicletas con 44.388 (1,87%); Hostelería, 39.253 (2,92%); Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares, 21.839 (1,74%); e Industria Manufacturera, 13.896 (0,79%).

En cuanto al Sistema Especial Agrario, finalizó con 45.378 afiliados medios menos (-5,75%), condicionado por los efectos de la sequía en el campo. Se sitúa en 744.293 personas. Por su parte, el Sistema Especial del Empleados del Hogar descendió en 3.178 (-0,74%) y ahora alcanza los 425.355 ocupados.

El Régimen de Autónomos cuenta con 3.229.905 personas, tras descender en 8.506 (-0,26%) en el último mes.

Respecto al Régimen Especial del Mar, suma 2.360 ocupados (3,56%) hasta situarse en 68.684 ocupados. Finalmente, el Carbón está constituido por 2.658 afiliados medios tras sumar cuatro personas. Por territorios, el número de afiliados creció en julio en 10 de las Comunidades Autónomas. Los cinco mayores incrementos en términos absolutos corresponden a Cataluña (23.953), Galicia (16.721), Valencia (12.849), Baleares (12.215) y Castilla y León (8.493). En el lado contrario, los mayores descensos los encabezan la Comunidad de Madrid (-13.576) y Andalucía (-10.939).

En relación al año pasado, el Sistema ha ganado 644.337 ocupados, el 3,61%. En concreto, destaca el buen comportamiento del Régimen General, que incorpora 619.135 trabajadores (4,25%). Un crecimiento que alcanza el 4,60% si hablamos del Régimen General propiamente dicho (sin Agrario ni Hogar).

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos hay que señalar que la tasa aumentó un 0,78%, lo que se traduce en un crecimiento de 24.877 personas. El Régimen del Mar creció ln 1,13% (769) y el Carbón registró descenso de 444 (-14,32%).

En términos anuales la ocupación avanza en todas las provincias y Comunidades Autónomas, a excepción de Palencia (-851) y la Ciudad Autónoma de Melilla (-136). Destacan porcentualmente los incrementos de Baleares (5,40%), Canarias (5,14%), Región de Murcia (4,49%), la Comunidad Valenciana (4,42%), Cataluña (4,07%) y Andalucía (4,05%)

La CEV también  valora positivamente la evolución de la afiliación a la Seguridad Social, sobre todo en Castellón y Alicante, mientras que Valencia presenta un leve descenso de seis centésimas. 

La organización patronal concluye su valoración de la evolución del desempleo señalando que “es necesario dotar a las empresas de un marco laboral flexible que refuerce su capacidad de adaptación a los cambios exigidos por los mercados y a adecuar los costes laborales a la realidad de cada sector o empresa”.

Suscríbete a nuestra newsletter