La creación de empleo y la mejora salarial favorecen el consumo de las familias

La creación de empleo y la mejora salarial favorecen el consumo de las familias

La evolución de la situación financiera de las familias y de las empresas de la zona de euro en 2016 mostró un comportamiento favorable, en un contexto de afianzamiento de la recuperación económica y de revalorización de los activos. A pesar de ello, el endeudamiento del sector privado no financiero permaneció en registros elevados, situándose ligeramente por debajo del 140 % del PIB, en términos consolidados del sector, lo que supone una ligera disminución desde los registros máximos del 147 % del PIB alcanzados en 2009, según el análisis del Banco de España.

Banco de EspañaApoyada por una política monetaria extraordinariamente acomodaticia, la expansión económica mostró solidez ante la incertidumbre que emergió tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea y el cambio en las políticas económicas en Estados Unidos como resultado de las elecciones presidenciales de noviembre del año pasado.

El PIB del área del euro se incrementó un 1,7 % en el conjunto del año, respaldado por unas condiciones financieras laxas, por la mejora del mercado de trabajo y de la confianza y por un nivel relativamente reducido de los precios del petróleo, especialmente a principios del año. Estos factores impulsaron la demanda interna, al tiempo que la fragilidad del entorno exterior se atenuó en la segunda mitad del año.

En un entorno de debilidad de la inflación, el BCE mantuvo una política monetaria extraordinariamente expansiva durante 2016. Además de reducir los tipos de interés oficiales, el BCE extendió el Programa de Compra de Activos ampliando su vigencia temporal —actualmente, hasta, al menos, diciembre de 2017—, elevando el ritmo de las compras netas mensuales a 80.ooo millones de euros y expandiendo el tipo de activos elegibles, incluyendo los bonos corporativos, entre otros. Entre junio de 2016 y marzo de 2017, también se celebraron las cuatro operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico que proporcionaron recursos a las entidades de crédito en condiciones muy favorables, contribuyendo a reducir el coste de los préstamos al sector privado y a sostener la recuperación del crédito.

En este contexto, la situación económica del sector privado en el área del euro mejoró en 2016, permitiendo, en el caso de las familias, que continuara la recuperación del consumo. La mejoría de la renta —apoyada en gran medida en la creación de empleo— y de la riqueza impulsó una expansión del gasto, de manera que la tasa de ahorro de las familias se mantuvo relativamente estable en niveles reducidos, en el entorno del 12 % de la renta disponible. Por séptimo año consecutivo, el sector continuó avanzando en el proceso gradual de corrección de su endeudamiento, que fue compatible con una recuperación de los flujos de préstamos. No obstante, los países en los que los hogares presentan un nivel de endeudamiento relativamente superior tendieron a presentar flujos netos de préstamos negativos, lo que indica que ese factor ha seguido condicionando la expansión del gasto en algunas economías.

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.