Más brillo para el Palacio de Congresos de Valencia

2017-junio-Pal-congres-Sylvia-Andrés

A las puertas de su decimonoveno aniversario, el Palacio de Congresos de Valencia ha decidido renovar el sistema audiovisual de todo el complejo, un conjunto de innovaciones tecnológicas que suponen una revolución para todos los sentidos y que están sorprendiendo tanto a congresistas como a visitantes, posicionando la infraestructura diseñada por Norman Foster a la altura de los centros congresuales más avanzados de España y de Europa.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Pero dichos cambios no solo se han centrado en el equipamiento de nuevos sistemas auidiovisuales de última generación. De hecho, y tal y como confirma la directora gerente del Palacio de Congresos, Sylvia Andrés, “de 2016 a 2017 hemos hecho cambios sustanciales en el edificio que no son perceptibles a simple vista por clientes y visitantes”.

En el último cuatrimestre de 2016, se llevaron a cabo una serie de inversiones destinadas a garantizar la seguridad, la legalidad y la continuidad de la actividad del Palacio ya que no se había acometido ninguna desde 2012. Por ello, “planteamos al propietario, el Ayuntamiento de Valencia, la necesidad de invertir nuevamente en el edificio y este nos dio su apoyo”, explica Andrés. “Hasta ese momento, –aclara–, siempre había sido el propio Palacio, en nombre del propietario el que había llevado a cabo dichas inversiones, pero la crisis provocó que no pudiésemos seguir afrontándolas”.

En concreto, en esta primera fase, se han renovado todos los cuadros eléctricos y dos máquinas de climatización; la iluminación de los escenarios se ha cambiado a led lo que permite ahorrar energía y evitar incendios; y en las dos cocinas se han cambiado todos los electrodomésticos y el suelo, se han instalado paelleros “que nos permiten hacer degustaciones para 2.000 personas en una hora” y que no estaban contemplados y la fuente de alimentación se ha cambiado a gas.

Además, se han renovado tanto los sistemas contraincendios como el informático; el cableado del edificio se ha sustituido por fibra óptica que permite trabajar con alta definición y con la última tecnología instalada; y se ha actualizado parte del mobiliario por otros más funcionales.

“A todos estos cambios, –especifica Sylvia Andrésque eran necesarios para el Palacio pero no son inicialmente palpables por parte del cliente, el Ayuntamiento ha destinado una partida de 1.100.000 euros. Mientras que la inversión que se ha hecho en abril para renovar todo el equipamiento audiovisual –pantallas, sonido, megafonía, atriles…– de todas las salas del edificio ha supuesto un coste de 450.000 euros, sufragado también por el Ayuntamiento”.

2017-junio-Pal-congres-graf-1Equipamiento de última generación

En estos momentos, el Auditorio 1 del Palacio de Congresos está equipado con un sistema de proyección con 30.000 lúmenes de potencia de la mejor marca que hay en el mercado (Barco), con tecnología láser y DLP. Además, permite agregar varias composiciones simultáneas, distribuidas hasta en cinco capas de imagen independientes que, proyectadas en una pantalla de once metros, inundan el escenario combinando vídeos, imágenes fijas, directos, presentaciones dinámicas… El resto de los auditorios y salas del edificio también se han renovado con proyectores adecuados a su tamaño, que no bajan de los 5.000 lúmenes.

Más brillo para el Palacio

Pero, ¿qué objetivos se perseguían con todos estos cambios? “En primer lugar, –subraya Sylvia Andrésqueríamos volver a sacarle brillo al edificio. No podía ser que el Palacio de Congresos de la tercera ciudad de España no reluciera. Es verdad que está muy bien mantenido y que cubre las necesidades de un usuario de palacio de congresos que busca un determinado nivel de calidad y de profesionalidad, muy ligadas ambas cualidades a nuestro equipo humano, una plantilla integrada por 21 personas que saben, en un momento de crisis, reaccionar y buscar una solución inmediata”.

En segundo lugar, “vamos a conseguir grandes ahorros ya que como contamos con la mejor tecnología del mercado, los montajes son más fáciles, se precisa menos personal y los consumos también se han reducido gracias a que hemos incorporado luces led en todos los escenarios, que no calientan y no provocan incendios; y las cocinas también se han cambiado a gas”.

De hecho, “hemos conseguido reducir en 250.000 euros nuestros gastos fijos en 2016 y la previsión es disminuir esta cantidad 50.000 euros más pero es necesario ir analizando, mes a mes, los ajustes que hay que hacer y los ahorros alcanzables”.

Por último, el tercer objetivo que se ha querido conseguir con estar inversiones es “no ser únicamente un edificio tecnológicamente puntero, que a la vista está que lo hemos logrado, sino convertirnos, dentro nuestro sector, en el líder”.

En alusión a lo anterior, cuando comenzó el Palacio de Congresos su actividad en 1998 habían 33 palacios en España, en estos momentos hay 86. A todo ello habría que sumar todos aquellos recintos que acogen eventos singulares. “Con lo que la oferta se ha triplicado pero la demanda no ha crecido, sino que se contrajo y, aunque remonta, sigue lejos de las pasadas alegrías”, razona.

2017-junio-Pal-congres-graf-2A su juicio, “tener un palacio de congresos no garantiza que vaya haber actividad y riqueza para la ciudad ya que también hace falta una ‘ciudad’ que lo respalde. De hecho, cuando hacemos labor comercial primero vendemos ciudad porque es lo primero que atrae y después el Palacio”.

En definitiva, “las inversiones que se han hecho en tecnología nos permitirán ser más exquisitos, acoger eventos de mayor categoría porque contamos con la tecnología y adelantarnos a las necesidades del cliente para anticiparnos y resolver sus problemas”, incide Andrés.

Nuevas necesidades

¿Qué fortalezas reúne Valencia con respecto a otras ciudades que también tienen un palacio de congresos? Climatología, gastronomía, infraestructuras como 1.000 habitaciones de hotel a pie, AVE a Madrid en 90 minutos, conexión internacional con 60 destinos europeos y, por supuesto, una comunidad médico-científica y académica, “nuestros ‘embajadores’, que son quienes presentan, defienden y apoyan nuestras candidaturas”, afirma.

Sin embargo, en cuanto a infraestructuras -argumenta Sylvia Andrés“me gustaría que hubieran más conexiones aéreas en el ámbito internacional; un enlace de AVE en Barajas; y la puesta en marcha, de una vez por todas, del corredor mediterráneo. Con respecto a los servicios que ofrece Valencia no tengo ninguna objeción que hacer. Es más, se trata de una ciudad de la que podemos estar muy orgullosos”.

En cuanto a las necesidades de inversión en el propio edificio, Sylvia Andrés comenta que tienen asignada una partida anual por parte del Ayuntamiento de 450.000 euros. “¿Por qué esta cifra? Porque desde que se inauguró se han hecho inversiones, a cargo del Palacio, por valor de 450.000 euros salvo en 2008, año en el que se destinaron 3.500.000 euros para construir la cubierta fotovoltaica”.

“Aunque a nivel tecnológico, –detalla Andrésdisponemos ya de la última tecnología, estamos viendo cómo optimizar aún más si cabe el edificio. ¿Cómo consequirlo? Para ganar más espacio y conseguir que las salas paralelas sean polivalentes deberían unirse todas y panelarlas y así obtendríamos un mayor rendimiento. Otras inversiones que quedarían pendientes serían cambiar toda la iluminación a led, como ya se ha hecho en los auditorios, y seguir renovando el mobiliario, entre otros gastos que habría que acometer”.

Por supuesto, la prioridad de Sylvia Andrés para el Palacio de Congresos consiste en recuperar el volumen de actividad que tenía antes de la crisis y generar riqueza para la ciudad de Valencia, un aspecto que va ligado al volumen de pernoctaciones que ya están generando. De ahí la idoneidad de volver a tener un palacio tecnológicamente puntero, gracias a estas inversiones.

2017-junio-Pal-congresos-02

Decimonoveno aniversario y más

Este año el Palacio de Congresos celebra su decimonoveno aniversario y lo que más satisface a Sylvia Andrés “es la reputación que ha conseguido el Palacio en estos casi veinte años de historia en un sector como este, que es tan exigente y que está en continua evolución”. Por sus salas han pasado cerca de dos millones de personas, ha acogido más de 800 congresos y convenciones y se han organizado más 2.600 eventos (jornadas, espectáculos, presentaciones de productos…). Además, ha generado más de 35 veces el coste del edificio, “un dato que no debemos perder nunca de vista”, especifica.

Reservas hasta 2020

“Hasta 2008, –recuerda– desarrollamos mucha actividad y por ello, el Palacio hacía frente a sus inversiones con sus propios fondos. De 2008 a 2014 fueron años muy duros debido al exceso de oferta. Las empresas dejaron de hacer reuniones, las jornadas desaparecieron y, además, surgieron lugares alternativos donde celebrar congresos que, como no tenían nada de actividad, cedían los espacios gratuitamente, una competencia desleal que sigue existiendo”.

Con todos estos datos, Sylvia Andrés no echa las campanas al vuelo. “Soy cauta, a pesar de que hemos comenzado a notar un poco más de alegría en enero de este año”.

En cuanto a actividad e ingresos, 2017 será muy similar a 2016. El Ebitda del año pasado fue de un millón de euros y el resultado del ejercicio ascendió a 650.000 euros. Además, –acentúa– “generamos alrededor de 70.000 pernoctaciones anuales”.

Las previsiones para 2018 también son muy halagüeñas. “Desde ahora y hasta 2022 tenemos 47 eventos confirmados, lo que representa un 13 % más de lo que contábamos hace un año por estas mismas fechas. Por lo tanto, de aquí a 2022 las perspectivas serán un 13 % mejores”, precisa.

En 2018 tienen previsto acoger un mayor número de congresos internacionales que nacionales por ahora. “También es verdad que los internacionales se confirman con mayor antelación que los nacionales”, puntualiza Andrés. “También intuimos que 2018 será un buen año para desarrollar convenciones de empresa que sirven para motivar al empleado y que son un buen termómetro de la economía”.     

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter